Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Arturo Escobar, el escapista

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Arturo Escobar, el escapista

Dic 12, 2015

Ocurrió lo que se esperaba, la averiguación previa que se seguía en contra del exdirigente del Partido Verde, Arturo Escobar y Vega, parece que quedó solo en un intento.

La orden de aprehensión que solicitó el titular de la FEPADE, Santiago Nieto, en la que pide se lleve a prisión a Escobar y Vega por la compra evidentemente ilegal de 10 mil tarjetas «platino» para ser usadas durante el pasado proceso electoral, parece quedará sin efecto.

El camino político de Escobar y Vega ha estado plagado de irregularidades y escándalos, como la más reciente declaración patrimonial que impidió se hiciera pública y en la que se encontraba una casa ubicada en el exclusivo fraccionamiento «The Oaks Of Sonterra» ubicado en San Antonio, Texas, con un valor superior a los 290 mil dólares (casi 5 millones de pesos).

Asimismo, durante el proceso electoral del 2009, dos días antes de las elecciones, Arturo Escobar y Vega fue detenido junto con dos de sus colaboradores en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con una maleta en la que contenía un millón y cien mil pesos en efectivo, de los cuales y luego de caer en contradicciones, no supo explicar su procedencia, asunto que quedó en el anecdotario y sin investigación.

El Partido Verde ha sido señalado en múltiples ocasiones de obtener de manera poco clara los recursos con los que hace política y campañas en los procesos electorales, dejando un evidente despilfarro y derroche de recursos.

Durante el pasado proceso electoral, en el mes de mayo, Jorge Legorreta Ordorica, quien fungía como Secretario Ejecutivo del Partido Verde y a la vez funcionario de la Semarnat, firmó junto con Escobar y Vega un crédito para afectar al Partido Verde por 100 millones de pesos, empréstito bancario que solicitaron a «Multiva» y que pagarán hasta el 2019, con las prerrogativas que reciba el partido.

La pregunta es: Si tienen prerrogativas y un ingreso millonario anual, ¿para qué querían 100 millones de pesos más en pleno proceso electoral?

Todo esto que ocurre solo hace que el Estado mexicano quede mal parado ante los hechos evidentes de violaciones a la ley, donde al parecer la corrupción se impone e impera.

El reparto de tarjetas con beneficios y descuentos económicos es una prohibición expresa en la ley que se castiga con cárcel, y al parecer quedará impune.

En este proceso electoral, además de los recursos que la autoridad electoral le entrega a los partidos políticos, al Partido Verde le parecieron insuficientes y se endeudaron con más de 100 millones de pesos. ¿Para qué tanto dinero y en qué lo gastarían?

El Estado mexicano en su conjunto, hablando concretamente de la sincronía entre el Ejecutivo y el Judicial para hacer cumplir la ley y castigar conductas delincuenciales, tenían enfrente una gran oportunidad para legitimarse y dejar claro cumplimiento de la ley, pero parece que sólo será una expectativa incumplida.

Arturo Escobar ha demostrado ser un actor político que se desenvuelve como pez en el agua en el entramado electoral en el que sus conductas ilegales y presuntamente delincuenciales quedarán impunes.

Ahora, el mundo al revés, ya anunció Arturo Escobar que demandará por daño moral al titular de la FEPADE por exhibirlo públicamente y acusarlo de hechos no comprobados jurídicamente.

El fiscal Santiago Nieto aún tiene algunos días para impugnar la resolución del juez y buscar que se otorgue la orden de aprehensión para procesar a Arturo Escobar por delitos electorales, quien ha demostrado poseer las influencias para salir bien librado en un sinnúmero de actos presuntamente delincuenciales en los que se le ha inmiscuido.

Ojalá el Estado mexicano en su conjunto pueda dar una muestra ejemplar del respeto irrestricto de la ley y no sea un hecho impune más, como los que abundan en la clase política mexicana.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com