Portal informativo de análisis político y social

Políticamente Correcto: Caravana por la dignidad

Políticamente Correcto: Caravana por la dignidad

Feb 5, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por César Iñiguez //

Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua, al asumir su cargo comenzó con una serie de investigaciones por enormes desfalcos registrados en su entidad, por lo que descubrió los abusos, saqueos y corruptelas del exgobernador de esa entidad, César Duarte, quien se encuentra prófugo de la justicia y evidentemente protegido por el PRI.

Las investigaciones en contra de César Duarte revelan técnica y documentalmente negocios multimillonarios y desvíos de recursos federales y estatales de casi trescientos millones de pesos a campañas del PRI; así, en días pasados fue capturado y aprehendido Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien fuera el Secretario Adjunto a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, por ser el responsable de triangular los recursos para saquearlos de las arcas de Chihuahua.

Los eslabones comienzan a encontrarse hasta llegar a Manlio Fabio Beltrones, quien aparece como participante de estos desfalcos y quién ha sido denunciado por el Gobierno de Javier Corral, quien además ha mencionado la responsabilidad del candidato del PRI, a la presidencia de la República, José Antonio Meade, al ser omiso en estos actos denunciados.

Este desfalco ocurrió en el año 2016, para las campañas en diversos estados de la República; y salpica al primer círculo priísta a nivel nacional.

En represalia por estas denuncias, el Gobierno de Peña Nieto le retuvo la entrega de recursos federales al gobierno de Chihuahua de Javier Corral, restringiéndole así, la llegada de casi ochocientos millones de pesos a las arcas estatales.

Cuando se hace la Ley de Ingresos de la federación, se contemplan la cantidad de recursos públicos que llegan al Gobierno de la República, es decir, la cantidad segura que se espera ingrese a través de Hacienda por concepto de impuestos, que todos pagamos, personas físicas y morales.

Luego, mediante el Presupuesto de egresos, ese recurso se etiqueta a los Estados de la República, municipios y dependencias federales.

Pero hay un cálculo de dinero que no es seguro que ingrese, pero que casi siempre entra por excedentes en venta de petróleo y otros conceptos, y se va al llamado Ramo 23, en donde se acumula y el Gobierno Federal utiliza discrecionalmente para estados y municipios con el argumento de “a dónde se requiera de acuerdo a necesidades”.

Esto no es, sino un elemento más del gobierno Federal para “premiar o castigar gobernadores” y utilizarlos de manera política y electoralmente.

Imagine usted, para el 2017 fueron asignados 34 mil 792 millones de pesos al Ramo 23, que el gobierno de Peña Nieto usó de manera discrecional, a su voluntad y conveniencia.

Ya había habido el acuerdo en la entrega de casi 800 millones de pesos por este concepto a Chihuahua, pero luego de las denuncias del gobierno de Javier Corral en contra de los actos de corrupción de algunos priístas, a quienes incluso ya metió a la cárcel, el gobierno federal retuvo la entrega de esos recursos.

El gobernador de Chihuahua denunció que este recurso que no ha sido entregado iba directamente a ser aplicado en mejoras en hospitales, escuelas y demás necesidades urgentes de la población, por ello es que inició “La Caravana por la Dignidad”, en donde, entre otras cosas, denuncia que el gobierno del federal del PRI es cómplice de la corrupción de sus correligionarios y actúa en represalia usando los recursos federales para esos efectos.

Al ser utilizados de manera discrecional los recursos del ramo 23, el gobierno de Peña Nieto tiene un instrumento de presión y coacción con los gobiernos estatales, a quienes les condiciona su entrega con exigencia previa de posturas en muchos temas y complicidad en otras.

El mensaje de “La Caravana por la Dignidad” que conlleva la regulación de los recursos federales provenientes del ramo 23 que Peña Nieto y su gobierno utilizan a placer para presionar y premiar a gobiernos estatales, así como el combate frontal a la corrupción, ha convocado a periodistas, líderes sociales y organizaciones civiles a esta marcha qué ha recorrido el país y concluyó este domingo 4 de febrero.

La caravana por la dignidad de Chihuahua y su pueblo, es sin duda, un suceso que queda en el tintero de reformas pendientes para regular el uso discrecional de los recursos públicos por parte del gobierno federal.

Twitter: @CesarIniguezG

Facebook: Cesar Iñiguez

cesar_iniguez@hotmail.com


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad