Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | El 3de3, espanto de los corruptos

POLÍTICAMENTE CORRECTO | El 3de3, espanto de los corruptos

Abr 16, 2016

Una reciente iniciativa que han propuesto varios partidos políticos, particularmente el PAN, ha puesto en muchos predicamentos, particularmente a quienes están acusados de actos de corrupción o enriquecimiento ilícito: es la llamada 3 de 3.

Supongamos, un presidente municipal, de un ayuntamiento grande o mediano, de más de 100 mil habitantes, que ya fue legislador, que tiene una carrera larga en el ejercicio del poder y que todo mundo sabe que posee propiedades, terrenos, vehículos, empresas, inversiones y dinero acumulado que no corresponde a sus ingresos como funcionario; el obligarlo a hacer su declaración patrimonial, fiscal y de intereses, es un verdadero problema.

Hoy solo están obligados a presentar una declaración patrimonial, que solo se limita a los bienes inmuebles, muebles, menaje, cuentas bancarias y acciones en empresas.

Para un corrupto es fácil cumplir ese trámite, solo lo obliga a él, y en todo caso a su cónyuge máxime si está casado por sociedad legal, por lo que le es fácil usar prestanombres, incluso familiares cercanos para «esconder» la fortuna saqueada, con inmuebles, empresas, acciones y diversas maniobras leguleyas.

Al sumar la declaración fiscal, obliga al funcionario a declarar y hacer visibles sus actividades tributarias, sus contribuciones y pago de impuestos desde que haya tenido obligación; supongamos, que este funcionario haya estado metido en los «Panamá Papers», de inmediato la investigación que resultara traería consecuencias penales para él si se comprobase la evasión fiscal.

La declaración de intereses, que es la tercera parte del 3 de 3, enviste de relevancia también, porque le obliga al funcionario establecer sus conflictos de interés, dónde y con qué familiares o socios tiene relación directa con negocios, empresas, inmuebles y demás temas relacionados con dinero.

¿Por qué muchos políticos se rehúsan a presentar su 3 de 3?

Pues porque tendrán serios problemas al evidenciarse.

Hagamos un ejercicio al azar y de simple suposición.

Un alcalde, que previamente fue diputado local y federal, que aspire a ser gobernador, ha sido señalado por moches durante su gestión como legislador, cobrando el 10 por ciento del total del recurso que consiga o “baje” a algún ayuntamiento; generó con estos actos de corrupción, un ingreso superior al que debió tener con su sueldo.

Tiene que esconder y hacer más discreto su excedente, por lo que comienza a poner a nombre de sus familiares inmuebles y a usar prestanombres.

Luego, al llegar al ayuntamiento comienza a hacer obra pública y a cobrar el 10 por ciento por ella, algo muy atípico en nuestro país; pero todavía peor, endeudó a su ayuntamiento con un empréstito estratosférico, convirtiendo a su municipio en uno de los más endrogados del país.

Con ese dinero que usó para obra pública y para pavimentar las calles de la ciudad, se llevó el tradicional diezmo de parte de los constructores que ganaron la obra con una licitación amañada.

Le llegaron costales de dinero luego de esta maniobra, ahora, comienza a poner empresas, a generar fideicomisos y a comprar acciones poniéndose como beneficiario y utilizando prestanombres, familiares, primos, hermanos y allegados.

Entre las operaciones irregulares comienza a recibir herencias en vida de sus padres, donaciones, compra-ventas sospechosas, muy por debajo de su precio y demás transacciones que dejan hedor a corrupción.

Así, le toca a este funcionario estar en la línea de presentar su 3 de 3; ¿qué cree que va a hacer, amable lector, si está obligado a hacerlo?

Evitará a toda costa presentarla, y si no hay de otra, seguramente falseará la información en una medida máxima y se conocerán algunos disparates.

Veremos en esas declaraciones, por ejemplo, que compró inmuebles en lugares privilegiados o en el extranjero a precio de risa, que el funcionario tiene deudas con sus familiares, que ha recibido herencias de tíos lejanos, donaciones de primos; que sus familiares cercanos de un tiempo para acá se hicieron millonarios, entre otros disparates.

El 3 de 3 hace vulnerables a los corruptos porque así se entera uno cómo de repente algunos políticos se convirtieron en prominentes empresarios y accionistas de jugosos negocios; como han fundado empresas beneficiadas por contratos gubernamentales ganando licitaciones directas o hechas a la medida.

La declaración 3 de 3 permitirá que los funcionarios corruptos sean descubiertos en sus triquiñuelas, o bien, fabricando mentiras muy difíciles de sostener.

Es por eso que esta obligación debe estar en la ley y hacemos votos para que todos los partidos le entren a legislarla.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com