Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | El camino independiente

POLÍTICAMENTE CORRECTO | El camino independiente

Ago 15, 2015

La actual legislación electoral en el estado acaba de cumplir un año de vigencia, cuando se construía, en ella se establecieron diversas disposiciones que dieron un vuelco a la dinámica electoral en Jalisco, en mi opinión las de mayor envergadura son la reelección de diputados, munícipes y regidores, así como las candidaturas independientes.

Uno de los temas de mayor debate fue sin duda el de los independientes, porque no se explicaba cómo los partidos políticos fueran a abrir paso a personas que no militaran en uno de ellos para acceder al poder del debate y las reflexiones, al ser aprobada requirió una reforma a nivel constitucional federal y estatal para poder abrirles paso; lo que representa que los congresos estatales debían aprobar la reforma federal impulsada desde las dos cámaras, mientras que aquí en Jalisco la mayoría de los cabildos debían aprobar la de aplicación estatal.

Cabe señalar que fue una propuesta de Acción Nacional, bajo una la lógica era muy clara, la democracia debe fortalecerse con diversas medidas y, sin duda, las candidaturas independientes provocarían diversos beneficios colaterales; por un lado se abriría la posibilidad de que ciudadanos sin partido accedieran al poder y, por el otro lado, los partidos políticos tendrían qué profesionalizar su ejercicio y serían forzados a voltear más a la gente, a las comunidades y al trabajo social.

Recordemos que anteriormente el monopolio de acceso al poder era exclusivo para los partidos políticos, lo que provocaba que muchos de ellos se dedicaran a la sociedad sólo durante el proceso de conformación y una vez constituidos, se olvidaban y aplicaban prácticas oligárquicas en el reparto de posiciones.

La moda de los independientes llegó a tal grado que hizo un gobernador en Nuevo León, dio algunos alcaldes, diputados federales y aquí un diputado local, e incluso aquí mismo, en Jalisco, llevó a algunos políticos que llegaron por algún partido, a renegar de él y autonombrarse independientes aduciendo que su filiación partidista era transitoria y que sólo era un vehículo para acceder al poder, siendo más independientes que nunca; bueno, eso decían.

La semana pasada escribía, lo que en mi opinión, me parece un error del diputado electo independiente, Pedro Kumamoto, que se asuma como un diputado distinto de los demás, que solicite posiciones y espacios de privilegio respaldándose en su calidad de candidato sin partido.

El espíritu de la legislación es clara, tanto los partidos como las candidaturas independientes son vehículos para acceder al poder, una vez dentro, son iguales, son gobierno y deben, indistintamente de su procedencia, hacer el mejor papel en beneficio de la población.

Al final, quien sale ganando es la gente, quien tiene más opciones para escoger a sus representantes.

Los independientes tienen cosas que hoy en día son vistas como una virtud, la percepción de libertad de decisión que se traduciría en libertad de gobierno, que no tendrían lazos comprometedores, que no tienen estructura y que no tienen detrás de ellos quién les diga qué hacer.

La virtud de la independencia sobrepasa la presumible estabilidad que le da a un candidato su partido, el respaldo que éste genera, sus antecedentes y su ideología.

Hoy en día, los candidatos de partido son minimizados en su perfil y medidos en función a sus predecesores y a la reputación de su instituto político.

Los independientes tienen la fortuna de ser vistos como ellos mismos, sin lazos y sin losas.

Lo importante será ver a los independientes en el ejercicio de su gobierno, donde realmente se medirá su capacidad; tendrán qué demostrar la ventaja que les dio presumir no tener lazos y compromisos a la hora de gobernar; eso les ayudó a ganar discursos y elecciones, seguro será puesta a prueba en el ejercicio del gobierno, donde tienen que construir consensos y mayorías.

Ojalá les vaya bien en su nueva encomienda, porque yéndoles bien nos irá bien a los ciudadanos, pero no será hasta después de concluido su ejercicio cuando realmente se podrá evaluar su trabajo.

Entonces ahí se podrán medir resultados, hacer balances entre sus pares y evaluar su desempeño con respecto a los partidos políticos.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com