Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | El deslinde con el Partido Verde

POLÍTICAMENTE CORRECTO | El deslinde con el Partido Verde

Nov 28, 2015

En un hecho sin precedentes, el que fungía como dirigente del Partido Verde a nivel nacional, Arturo Escobar y Vega, fue separado del cargo como subsecretario de Prevención del Delito de la Secretaría de Gobernación, luego de que la PGR solicitara una orden de aprehensión en su contra por delitos electorales.

La causa, haber mandado contratar, imprimir y repartir 10 mil tarjetas platino durante la pasada campaña electoral.

Ya anunciábamos que el Partido Verde, en el pasado proceso electoral, se había convertido en el brazo izquierdo, con prácticas muchas de ellas delincuenciales para favorecer la coalición con el PRI, por la contratación indiscriminada de spots en radio y televisión, ilegales por cierto, así como el enorme dispendio de recursos de dudosa procedencia para la compra de souvenirs de todo tipo y características, incluyendo útiles escolares.

Escobar y Vega en su calidad de dirigente del Verde durante el pasado proceso electoral contrató la elaboración y la entrega de estas tarjetas, que fungían como monederos electrónicos y otorgaban descuentos en diversas empresas; conducta establecida como un delito, de acuerdo al artículo 15 de la Ley General de Delitos Electorales, por lo que pudiera alcanzar una pena de cinco a 15 años de prisión, por destinar o recibir aportaciones en dinero o en especie a favor de algún precandidato, candidato o partido, cuando existe prohibición legal para ello.

Escobar y Vega cuenta todavía con otro delito en la orden de aprehensión que se le sigue, porque la empresa que contrató para la repartición de las tarjetas, no se encontraba inscrita en el padrón de proveedores del INE, la situación se agrava cuando se descubrió que la empresa ‘Proyectos Juveniles’, fue constituida 13 días después de haber firmado el contrato con el Verde, y por supuesto, nunca estuvo dentro del padrón de proveedores autorizado por la autoridad electoral.

Este suceso tiene varias hipótesis, una es que luego de haberse visto, que el Partido Verde se convirtió en una carga para el PRI por la saturación, el dispendio y la evidente ilegalidad con la que actuaron en el pasado proceso electoral, el PRI haya decidido deslindarse definitivamente de ellos y deshacer de facto una coalición que habían mantenido en los últimos años.

El golpe político más fuerte es sin duda para Miguel Ángel Osorio Chong, el Secretario de Gobernación, quien nombró a Arturo Escobar como Subsecretario de Prevención del Delito, a pesar de los señalamientos y las investigaciones que se seguían en su contra luego de concluido el proceso electoral.

La pifia de Osorio se asemeja a nombrar como Auditor Superior a alguien que se le investiga por malos manejos en sus cuentas públicas.

La credibilidad del INE también queda en entredicho, sobre todo por hacer caso omiso a todas las denuncias presentadas durante el proceso electoral por las acciones evidentemente ilegales que cometió el Partido Verde durante el pasado proceso electoral, en donde se incluía la cancelación de su registro como partido político.

Aquí cabe hacernos la pregunta ¿cómo es que la fiscalía de delitos electorales de la PGR vio delitos que para el INE no fueron conductas merecedoras de sanciones?

La conducta presuntamente delincuencial de Escobar y Vega, por la que lo persigue la FEPADE, es sólo la punta de un iceberg de un cúmulo de irregularidades que no sólo son objeto de penas de cárcel, sino que dejan la duda de la legitimidad, transparencia, imparcialidad y limpieza de un proceso electoral donde hubo delitos de por medio.

Sin duda, las conductas delincuenciales de Escobar y Vega favorecieron a un partido y a algunos candidatos, que debieran tener no sólo consecuencias penales, sino electorales y administrativas.

Ojalá que esta sea una muestra importante de hacer cumplir la ley y evitar actividades ilícitas en un proceso electoral, que sea una muestra ejemplar de que hoy en delante existe una autoridad que persigue los delitos electorales y que ofrece castigarlos.

Esperemos que sea una actitud y una muestra clara de hacer cumplir la ley, y no solo un pretexto para deshacerse de un bulto político llamado Partido Verde.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com