Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO: El escenario del PRD

POLÍTICAMENTE CORRECTO: El escenario del PRD

Mar 4, 2017

Por César Íñiguez

EL MEJOR ESCENARIO QUE TIENE EL PRD ES ALIARSE CON EL PAN, QUE A DIFERENCIA DE UNA ALIANZA CON AMLO, ESTE PARTIDO NO LO ABSORBERÁ Y EL SUPUESTO CONFLICTO IDEOLÓGICO ENTRE AMBOS NO EXISTE EN EL PLANO EJECUTIVO QUE DEFINE LAS TAREAS DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

El Partido de la Revolución Democrática, desde su fundación a finales de los ochenta, hasta el 2012, encabezó de manera formal la compleja izquierda mexicana, que como característica inalienable, entre más pasa el tiempo más se divide y reacomoda.

Después del 2014 y con los recientes comicios electorales el PRD de manera individual y en las alianzas que sostuvo con el PAN recuperó electoralmente rentabilidad, ya que sostiene desde esta fecha una competencia real y feroz con el partido Morena del tabasqueño López Obrador.

Son sustanciales las diferencias entre el PRD y Morena; el primero ha llegado al grado de consolidarse como una institución, con liderazgos regionales y nacionales que han logrado importantes conquistas en el país; mientras que Morena se consolida como el vehículo de un solo personaje, enarbolado por un caudillo, quien comenzó ya con la pizca de personajes, unos conocidos, otros malos y otros más, peores.

Se avizora una gran sacudida para los comicios del 2018 para el PRD, y no es para menos; su candidato presidencial de los últimos dos procesos presidenciales no competirá por sus siglas, a menos que se subordinen a lo que defina Andrés Manuel, se sujeten a su agenda, a sus decisiones y candidaturas; cosa que evidentemente será muy difícil de lograr, porque precisamente por eso, el tabasqueño los abandonó y se fue a fundar otro partido, porque la dirigencia perredista no le entregó el control.

En política, contrario al comportamiento del mercado, es más barato comprar al menudeo, y así López Obrador ha desgranado la mazorca perredista en diferentes partes del país, la más significativa, la adhesión pública para su causa de Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD; quien ya se decantó por «El Peje».

Originalmente el partido del Sol Azteca ha tenido dos aspirantes presidenciales visibles: el gobernador michoacano Silvano Aureoles y el Jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera; ambos, muy aletargados con sus pretensiones, porque no pintan en alguna encuesta nacional, y en las que aparecen, se encuentran en un lejano cuarto lugar.

El PRD tiene tres escenarios: el primero, aliarse con López Obrador, quien los absorberá, diluirá y asumirá como propios, en el momento mismo que anuncie la alianza y terminando el proceso, el tabasqueño no desaprovechará la oportunidad para provocar un «mea culpa» de los perredistas y correrá en la primera de cambio a los dirigentes que osaron rebelársele en su tiempo.

El segundo escenario es lanzar un candidato propio; y con la situación actual que viven, salvo que ejecuten una maniobra extraordinaria, saldrán con los débiles y desdibujados Mancera o Aureoles; en un escenario complejo, compitiendo el mercado electoral con Morena, que los ha rebasado por la izquierda en muchos estados y con un riesgo latente, incluso, de perder el registro nacional.

He leído algunas valiosas opiniones que señalan que el PRD fomenta la agenda de las izquierdas, asumiendo parte de estas como los matrimonios homosexuales, el aborto o la legalización de la mariguana, por ejemplo; cabe señalar que esta no es una agenda de izquierda, sino una agenda liberal.

He sostenido que hay políticos de izquierda conservadores y de derecha liberales; ya que hay políticos, de partidos de derecha incluso, que promueven esa agenda en el país y en diversos estados.

Señalo esto, por el tercer y último escenario que tiene el PRD, que es crear una alianza con el PAN; en mi opinión, su mejor escenario.

El PAN no los absorberá, ni los diluirá; habrá quienes piensen en el conflicto ideológico que pudiera representar, pero en el plano ejecutivo que define las tareas de la Presidencia de la República, no hay conflicto ideológico para arreglar carreteras, para apoyar a las comunidades y resolver las necesidades de la gente; es el camino que se ha demostrado que se puede recorrer, particularmente en estados de la república, donde se ha dado la alternancia.

Este tercer escenario parece que es el que le da vida a un partido político, que se ha convertido en un ente importante para la vida democrática del país; escenario que no solo le permite salir de su crisis, sino que aportará, además, a la transformación del país.

Twitter: @CesarIniguezG

Facebook: César Iñiguez

E-mail: cesar_iniguez@hotmail.com