Portal informativo de análisis político y social

Políticamente Correcto: El miedo a Anaya

Políticamente Correcto: El miedo a Anaya

Sep 9, 2017

Por César Iñiguez //

El proceso electoral que renovará la Presidencia de la República en el 2018 ya arrancó, y con él, la configuración de fuerzas de cara al arranque de las campañas y también, el adelanto de lo que será una contienda ruda y llena de lodo.

De entre los diversos escenarios que existen y que tienen los partidos políticos con posibilidades de alcanzar la primera magistratura del país, cobra especial relevancia el recientemente constituido Frente Ciudadano por México, que integran a nivel nacional el PAN, el PRD y el PMC.

Dicho frente, construido en buena medida por la voluntad y buena intención de los partidos políticos que convergen, destaca el buen oficio de Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del PAN, para poder aglutinar en una nueva expresión las diversas fuerzas, que de manera inédita, se conjuntaron.

El crecimiento indiscutible del liderazgo de Anaya ha llevado, principalmente al PRI, fiel a su estilo, a construir y prefabricar una serie de ataques mediáticos, haciendo valer el poder del gobierno, filtrando información exclusiva y privilegiada, en la que hizo uso de ella para intentar dañar la imagen del dirigente del PAN y de su familia.

Durante dos semanas, a través de un diario nacional y en una información que fue replicada por decenas de medios de comunicación impresos y electrónicos, se publicaron los bienes de la familia política de Ricardo Anaya, insinuando, que de manera dolosa, habían sido incrementados de manera exponencial desde que el líder del PAN se encontraba en la administración pública, algo que resultó falso.

Y no solo eso, sino que el medio de comunicación nacional, usó, para su publicación diversas imágenes que incluían las fotografías de los familiares de Anaya que habían sido obtenidas de sus pasaportes; cabe señalar que dichos documentos se mantienen en resguardo por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que son reservados y que están protegidos por las leyes de protección de datos personales, y de los cuales, solo tiene acceso el CISEN y las dependencias de seguridad.

Es decir, en un evidente abuso y una ilegalidad, el gobierno federal y sus funcionarios, usaron fotografías privadas de resguardo para que un diario de circulación nacional publicara los rostros de los familiares de Ricardo Anaya con información dolosa e imprecisa.

A la semana siguiente, el mismo diario, publicó un reportaje en el que sugieren que Anaya se benefició con la compra de un terreno que fue expropiado por el Gobierno de Querétaro, donde trabajó, pero la adjudicación que hizo el gobierno de aquel estado en 1997 no pudo haber sido premeditada para beneficiarse, ya que cuando Anaya era estudiante de preparatoria y no tenía siquiera la mayoría de edad, en un intento doloso nuevamente, de causar desprestigio.

El PRI, no conforme con los ataques mediáticos, llevó el conflicto al Congreso de la Unión, en donde intentó sembrar la división entre la bancada del PAN en el Senado, al imponer, en un evidente exceso, al todavía panista Ernesto Cordero Arroyo, quien no fue propuesto por la bancada y su fracción para presidir la Mesa Directiva; con la intención oculta de generar el pase automático del cercanísimo titular de la PGR con Enrique Peña Nieto, para que este a su vez, se convirtiera en el Fiscal General de la Nación, en un nombramiento transexenal que durará 10 años.

Es decir, Peña Nieto, pretendía con el titular de la PGR, dejar a un incondicional al frente de la nueva Fiscalía General de la Nación y cuidarse las espaldas durante 10 años, en un evidente intento de gozar de impunidad, una vez que dejara el cargo en el 2018.

Lo que no contaba el PRI fue, que en la Cámara de Diputados se construía el Frente Amplio, que tuvo como consecuencia que se enviara la propuesta al Senado para eliminar el pase directo del titular de la PGR como Fiscal General de la Nación, para dar paso a una persona independiente, apartidista y preparada.

Fue una conquista importante para el Frente Amplio, quien fue acompañado y respaldado por connotadas organizaciones de la sociedad civil que mostraron su respaldo.

Anaya ha demostrado su evidente capacidad de operación y eficiencia política, lo que tiene al PRI y sus aliados, muy preocupados.

Twitter: @CesarIniguezG

Facebook: César Iñiguez

E-mail: cesar_iniguez@hotmail.com