Portal informativo de análisis político y social

Políticamente Correcto: El video de Juan y del Atlas

Políticamente Correcto: El video de Juan y del Atlas

May 13, 2017

 

Por César Iñiguez //

Hace unos días, el gobierno de Guadalajara subió a las redes y al Facebook un video en el que trata de hacer conciencia para liberar las banquetas, ese programa con el que tienen ya algunos meses y que les ha traído algunas críticas.

El concepto no es malo, usaron un estilo de narrativa al construir una historia, en la que hubo un protagonista, con una trama y un desenlace con moraleja. Quisieron, seguramente, ejemplificar con un joven promedio, desentendido de las obligaciones ciudadanas y con poca responsabilidad civil, para narrar una historia y dejar un mensaje.

En el video, personifican al joven de nombre Juan, fanático del Atlas, clasemediero, dueño de una camioneta pick up de ocho cilindros, que se estaciona sobre la banqueta de su casa, con lo que causa molestia entre los vecinos e impide el paso de peatones; adereza el video que tiene una mascota con un nombre singular para ejemplificar “lo echado para adelante” del personaje, “El Tyson”, como el boxeador estadounidense Mike Tyson.

Los productores del video, no calcularon el impacto de su material, no fueron pocos los aficionados del Atlas y hasta el propio club, que estallaron en redes y mostraron su molestia e indignación por ejemplificar a un atlista como un ciudadano irresponsable.

El mensaje y la moraleja del video, que concluye con que Juan, el atlista, sufre un accidente de su perro por una misma situación, por otro carro mal estacionado sobre la banqueta, quedó sin importancia y las cosas se les complicaron al equipo de comunicación del ayuntamiento de Guadalajara.

Esto provocó que el propio Enrique Alfaro, saliera visiblemente molesto a publicar en redes sociales con palabras altisonantes a justificar que él no había visto el video que subieron y que pidió inmediatamente que lo bajaran de la red.

Ser fanático de un equipo de futbol, es en muchas ocasiones, un escaparate donde los hinchas sacan su alter ego cargado de ofensas, discriminación, altanería, machismo y otros sentimientos que tienen justificación en la pasión futbolera.

Es común que, aún entre los fanáticos más mesurados, salgan a relucir ofensas y burlas hacia sus adversarios deportivos, sin que haya mayores consecuencias.

Los productores del video, quisieron retratar quizá a un fanático del Atlas, integrante de barra futbolera, de aquellos que religiosamente cada quince días en el estadio, al menos si no participan en trifulcas, sí se desahogan mentando madres a diestra y siniestra.

El pequeño detalle que olvidaron los productores del video del gobierno de Guadalajara es lo peligroso de transitar entre la comunicación institucional y la trivialidad, algo que abunda en internet y que entretiene a millones de usuarios.

Los contenidos que deben publicar las dependencias de gobierno a diferencia de los que suben páginas y perfiles de entretenimiento deben ser muy bien pensados, y más porque se utiliza nuestros recursos, nuestros impuestos y el dinero de la gente; que en este caso fue usado para estigmatizar a un aficionado del Atlas.

El riesgo del manejo de las redes cada vez es mayor; no es sencillo sobresalir entre miles de contenidos de todo tipo, donde predominan los de ocio y entretenimiento; y más complicado aún para que las dependencias de gobierno, generen contenido que llegue y sea aceptado.

Así fue la apuesta de Alfaro, quien mencionó desde que inició su administración, que no aportaría dinero para publicidad convencional a través de los medios tradicionales y enfocaría sus baterías a través de las redes sociales; donde ha gastado, quizá más de lo que se esperaría, en las empresas de sus amigos donde ha hecho contratos de adjudicación, por cierto, de manera directa e ilegal.

Duro golpe para Alfaro, en las redes ha destacado por su enorme gasto, que es donde ha hecho su mayor apuesta; y son las mismas redes, las que pueden comenzar a resquebrajar la imagen y los promocionales que han dado más de 15 millones de pesos anuales.

Facebook: César Iñiguez

Twitter: @CesarIniguezG

cesar_iniguez@hotmail.com