Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Jalisco es uno por los niños

POLÍTICAMENTE CORRECTO  | Jalisco es uno por los niños

Jul 25, 2015

La adopción resulta una herramienta jurídica para sustituir una consecuencia natural que debiera darse entre un hombre y una mujer, que es procrear hijos y que por alguna circunstancia no se da.

Las parejas heterosexuales que no tienen hijos son la excepción, no la regla, por lo que la adopción se convierte en una alternativa a una coconsecuencia que debiera darse naturalmente.

El seno de una familia nuclear es y ha sido, durante miles de años, la base de las sociedades y de la civilización, donde las diversas culturas han generado la formación, educación y el traslado de valores por generaciones a los hijos.

No es casualidad que la formación y la procreación recaiga entre un hombre y una mujer, porque es esta complementariedad la que resulta indispensable para la formación integral del niño, revelan numerosos estudios realizados en distintos países de Europa y América Latina.

Un estudio desarrollado en Inglaterra por la especialista Kyle D. Pruett, que tomó como muestra a 5 mil niños, revela que a las seis semanas de vida, los niños distinguen la voz del padre y de la madre y que a las ocho semanas después, al estar con la madre generan reacciones físico-psicológicas distintas a la del padre.

Con la madre, por ejemplo, responden con un ritmo cardiaco y respiratorio más lento, aflojan los hombros y bajan los párpados, en cambio, con el padre, de acelera el ritmo cardiaco y respiratorio, tensan los hombros, abren más los ojos y generan impulsos distintos.

Esta reacción se da durante todo el crecimiento del niño, el estudio revela que la influencia del padre en la educación fortalece la confianza, ayuda a la comprensión del entorno, impulsa el descubrimiento de nuevas formas de aprendizaje, lógicas y mecánicas; mientras que la madre genera valores, sentimientos y valoración en la toma de decisiones.

El estudio comprobó que la influencia del padre en la educación estimula nuevas formas de experimentar el aprendizaje, el desarrollo de habilidades, la estabilidad emocional y el fortalecimiento de la personalidad; asimismo señala que la complementariedad de padre y madre en la educación de los hijos es determinante.

Con la resolución de la Corte en el tema del supuesto «matrimonio igualitario» genera consecuencias jurídicas que pervierten el «status quo» y generan preocupación.

La posibilidad de adopción por parejas homosexuales sería, en caso de equipararse con el matrimonio, una realidad que llegaría a nuestra sociedad mexicana.

Los códigos civiles estatales a nivel nacional y el Código Federal establecen la figura jurídica de la adopción. Aquí en Jalisco hay dos tipos, la adopción simple y la adopción plena: la simple la puede realizar una sola persona que pretende estar al cuidado y al pendiente del menor, pero que no le da la plenitud de los derechos y obligaciones como si se tratara de su hijo biológico.

La adopción plena, por ejemplo, sí da los derechos y obligaciones sobre el menor como si se tratara de un hijo biológicamente concebido, sin embargo, para que ésta puede darse, entre los requisitos que establece la ley, es que los adoptantes deben estar casados en matrimonio.

Cabe señalar que en todo momento el derecho supremo que debe protegerse en la adopción es el derecho del niño, no de los adoptantes; el derecho a privilegiar es el del menor para poder crecer en un seno familiar en el que pueda desarrollarse de manera integral.

La marcha por la defensa de los niños a crecer en una familia nuclear y tradicional es una excelente propuesta para recordarles a los Ministros de la Suprema Corte de la Nación, así como a las Comisiones Estatales de Derechos Humanos y a sus congresos, que se debe de legislar y dictar las leyes pensando en el derecho superior del menor; que los adoptantes tienen sus derechos, pero nunca deben estar por encima de los derechos de los niños.

A estas alturas ha habido algunas manifestaciones de rechazo a esta marcha, he leído algunas columnas de opinión que la critican, que casualmente se quedan silentes ante las manifestaciones grotescas de los «marchas de la diversidad».

Se debe entender que en la sociedad se piensa distinto y que todo mundo tiene derecho a expresar sus ideas, la tolerancia es de ida y vuelta, no sólo pedirla en los bueyes del compadre.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com