Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO: La inseguridad, el gran problema de Jalisco

POLÍTICAMENTE CORRECTO: La inseguridad, el gran problema de Jalisco

Feb 11, 2017

 

Por César Íñiguez

ESTE ES UN GRAN PENDIENTE QUE NO HAN PODIDO RESOLVER AQUÍ EN JALISCO, YA QUE TANTO LOS DELITOS DE ALTO IMPACTO Y LOS ILÍCITOS MENORES, ESTÁN A LA ORDEN DE DÍA Y MUCHOS DE ELLOS HAN AUMENTADO SUSTANCIALMENTE CON EL PASO DE LOS AÑOS.

El Estado Mexicano tiene, entre muchas de sus obligaciones, una muy básica e indispensable para con los ciudadanos, que es garantizar la seguridad pública.

Esta es una obligación compartida con los tres niveles de gobierno, facultados legalmente para otorgar este derecho a la población; el gobierno federal, el del estado, que por cierto está promoviendo con bombo y platillo su cuarto informe y, finalmente, el municipal; los tres cuentan con facultades jurídicas para combatir la delincuencia y promover políticas públicas para mejorar la tranquilidad de la población, pero los tres han quedado mucho a deber.

Este es un gran pendiente que no han podido resolver aquí en Jalisco, ya que tanto los delitos de alto impacto y los ilícitos menores, están a la orden del día y muchos de ellos han aumentado sustancialmente con el paso de los años.

Así lo demuestra la encuesta de victimización y percepción de inseguridad, que realizó bimestralmente durante el 2016 el INEGI, a cinco millones 370 mil 491 habitantes jaliscienses mayores de 18 años, con credencial para votar, en nuestra entidad.

De esta cantidad, el 72.5 por ciento se siente inseguro en Jalisco, esto es, más de 7 personas de cada 10 considera que la delincuencia es el principal problema que enfrenta la entidad y que los gobernantes deben atender.

El lugar donde la gente se siente peor, es en los cajeros automáticos de la vía pública, ya que ocho de cada diez personas se sienten inseguras en esos lugares; seguido por el transporte público donde 78 por ciento de la población se siente vulnerable.

Lo mismo pasa en las calles, en los mercados, carreteras y centros comerciales, donde las personas perciben que son lugares inseguros. El lugar que le da mayor tranquilidad al jalisciense promedio, mayor de 18 años, es en su casa.

Y no es para menos, porque de acuerdo con las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la inseguridad y el número de denuncias han incrementado en Jalisco.

En el último año, durante el 2016, se presentaron 616 muertes violentas por arma de fuego; la mayoría de ellas con características de ejecución; contra 526 que se registraron durante el 2015; es decir, hubo un incremento cercano al 13 por ciento en estos delitos.

La cifra todavía es impactante, cuando en el 2015 hubo 500 ilícitos con estas características; en un preocupante comportamiento al alza en la entidad.

El problema de esto es que no solamente los homicidios violentos con arma de fuego han aumentado, sino los robos con violencia, a personas, transportistas, negocios, casas-habitación y vehículos.

En el transcurso del 2015, se presentaron, de acuerdo a las cifras de la dependencia federal, un total de seis mil 320, de los llamados «robos comunes violentos», contra los siete mil 314 ilícitos que se presentaron durante el 2016; es decir, en un solo año, aumentaron mil robos violentos en Jalisco.

Los negocios y los vehículos son los más afectados por los delincuentes; en el 2016, se registraron dos mil 557 robos de coches con violencia en Jalisco, en comparación del año 2015, donde hubo mil 153 robos, en un alarmante registro e incremento de más del 100 por ciento, en tan solo un año.

En cuanto a los negocios, durante el 2016 se registraron mil 273 hurtos con violencia en estos lugares, mientras que durante el 2015 hubo solo 884; incrementando de manera sustancial estos delitos en casi 75 por ciento.

La seguridad es un derecho básico que los ciudadanos deben ejercer, porque una persona segura sale a la calle, va a la escuela, al trabajo y se recrea; una persona segura es más saludable y disfruta de su entorno; si una persona no se siente segura, afecta, muchas veces, en sus actividades cotidianas.

La inseguridad no se combate solo con policías y armas, se combate con inteligencia y prevención; que evidentemente les ha faltado a las autoridades federales, estatales y municipales, ya que poco han podido hacer ante el crecimiento desmedido en los delitos, que afectan la tranquilidad de la gente.

Ojalá que estas cifras les lleguen al Gobierno del Estado, donde están de plácemes por su cuarto informe y sepan que en seguridad han quedado mucho a deber, así como al alcalde tapatío, quien también es corresponsable, y quien de facto manda en su partido y en las principales ciudades medias de Jalisco.

Twitter: @CesarIniguezG

Facebook: César Iñiguez

E-mail: cesar_iniguez@hotmail.com