Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | La mira puesta en el 2018

POLÍTICAMENTE CORRECTO | La mira puesta en el 2018

Dic 17, 2016

Concluye el 2016 y el mapa político está concentrado en más elecciones concurrentes que se celebrarán en junio del 2018.

En un complejo escenario electoral que combina las realidades del plano nacional y local se vuelven los probables resultados de pronóstico reservado.

Por una parte, un PRI que a toda costa se concentra a mantener el poder a nivel nacional reforzado por los estados de la república que gobierna; la independencia de los estados les permite a algunos gobernadores lanzar su estrategia por cuerda separada para ganar los espacios en disputa.

Sin duda, la condición del PRI es desfavorable, particularmente por el desgaste, desprestigio y mala imagen que sufre el gobierno federal que encabeza Peña Nieto que, por ejemplo, en estados gobernados por su partido, los gobiernos locales tienen una mejor imagen que la del presidente de la República.

¿A qué se debe tal desgaste y desprestigio?

Sin duda es multifactorial, pero lo más sensible para la población es la inseguridad y la inestabilidad económica; una crisis amenazante que ahuyenta inversiones, no produce empleo y tiene a una gran cantidad de mexicanos viviendo en la informalidad e incertidumbre por el alza indiscriminada del dólar, la inflación y los precios en los productos básicos.

En la inseguridad, delitos de alto impacto, así como del fuero común y federal, se incrementan considerablemente; en cualquier parte del país los robos, asesinatos, secuestros y extorsiones están a la orden del día.

Simplemente en Jalisco, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el primer semestre del 2016 manifiesta un aumento en los delitos patrimoniales (robo a persona, robo a negocio, a vehículos y a casa-habitación), en todos, aunque en diferentes porcentajes, han crecido afectando a la población.

Esto que se complica por las múltiples acusaciones entre el fiscal general del estado y el comisario de Guadalajara que se quejan que uno y otro no hacen bien el trabajo, cuando los índices en la inseguridad siguen creciendo de manera abrumadora.

El PRI, en el 2012, ganó prácticamente todo lo que estaba en juego, en el 2015, perdió considerablemente muchos espacios y para el 2018 no tiene un panorama alentador, complicado porque aunado a esto, no tiene un candidato fuerte y visible que pudiera ser impulsado con tiempo a nivel nacional.

Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador sigue firme en su intención de ser candidato a presidente de México por tercera ocasión, esta vez con partido y prerrogativas propias, simplemente en el 2016 hizo 225 giras por todo el país, cantidad superior a las giras realizadas por los dirigentes de todos los partidos juntos.

Su discurso polarizado lo ha llevado a ganar adeptos, pero también a aumentar sus negativos en todo el país; por alguna razón, en Jalisco en las dos elecciones que ha participado ha quedado en un lejano tercer lugar; sin duda tendrá que intensificar el trabajo, aunque para nada son desdeñables los 25 puntos porcentuales que aparece en promedio, en diferentes encuestas publicadas recientemente por diversos medios nacionales.

En el PAN las cosas se ponen interesantes; antes de las elecciones del pasado mes de junio nadie creería que el PAN pudiera meterse a la pelea para ocupar la sede de Los Pinos en el 2018; sin embargo, los excelentes resultados en 7 estados de la república han despertado la expectativa y la ambición de algunos, que la ven cerca.

La más conocida, hasta hoy, es la exprimera dama Margarita Zavala; que tiene sin duda fortalezas, pero también dos debilidades, que son complejas y determinantes; su poca o nula experiencia política; solo legisladora por la vía plurinominal y funcionaria de rangos medios, por un lado; y por otro lado que es esposa del expresidente Felipe Calderón, con lo bueno y lo malo que eso significa tanto dentro como fuera del partido.

No hay duda que el ejercicio del poder en esa magnitud te lleva a construir aliados fuera del partido que te impulsó y te favorece para crear una estructura.

Por otra parte no hay que perder de vista a Ricardo Anaya, el presidente nacional del PAN, quien goza de una buena imagen mediática y social, y aunque no es tan conocido como Margarita Zavala, por obvias razones mediáticas, en las oportunidades que ha tenido de aparecer en los medios de comunicación ha dado muestras de gran lucidez y capacidad.

Es un personaje joven, capaz y con claridad de ideas.

Finalmente Rafael Moreno Valle, el gobernador poblano, tuvo el tanque de oxígeno mediático que le faltaba al ser cuestionado y vencer en el INE, sobre la circulación de sus spots promocionales.

El gobernador de Puebla tiene condiciones políticas y económicas para aspirar al cargo; habrá que ver su crecimiento.

El 2018 arranca desde ya y todos tienen la mira puesta en él.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com