Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Las frases de Julión

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Las frases de Julión

Abr 23, 2016

El género musical regional mexicano de nuevo causó revuelo en los medios de comunicación y en la redes sociales por las declaraciones del artista Julio César Álvarez Montelongo, conocido como Julión Álvarez, que durante una entrevista a una revista de espectáculos declaró: «Me he enamorado muchas veces, pero lo que me gusta es que sean muy ‘damitas’. Estoy educado a la antigüita, me agrada que les guste agarrar un trapeador, porque puede estar hermosa y ser buena para lo que sea, pero si no tiene ese detalle, pues para mí no sirve».

Definitivamente que fueron desafortunadas las palabras que mencionó, por establecer de manera simplista una actividad doméstica como condicionante a una mujer para que le pueda «servir».

Estas palabras revelan la idiosincrasia que está arraigada de un sector importante de la población y en todo el país, conductas que están normalizadas en muchas regiones y comunidades.

Julión Álvarez es originario del municipio Benito Juárez, en Chiapas, se reconoce de origen humilde y cursó hasta el cuarto semestre de Ingeniería Mecánica en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, carrera que abandonó para dedicarse al ámbito musical.

Chiapas es uno de los estados de la república que tiene mayor rezago en el país, en empleo, educación, salud e infraestructura.

Julión se reconoce estar educado a la antigüita, que durante muchos años este concepto, particularmente en los pueblos, las mujeres no trabajaban, se dedicaban solo al cuidado de los hijos y a las labores del hogar, actividades que realizaban no por falta de dinero, sino por el rol social que le tocaba desempeñar a la mujer durante muchos años.

A la antigüita viven aún muchas comunidades del país donde las mujeres no tienen las oportunidades que merecen, les cuesta más trabajo salir a estudiar o ejercer una profesión y las condiciones laborales aún son disparejas.

Dada esta condición y por las propias dificultades muchas mujeres, de cualquier clase, pudientes o no, prefieren dedicarse al cuidado del hogar y de los hijos y ceder la responsabilidad de proveer a los varones, quienes deben desarrollarse en el ámbito profesional y laboral.

No quiere decir que esta decisión sea mala, aquí es donde a través del gobierno se deben generar políticas públicas para que mejoren las condiciones de la mujer, para que esta pueda desarrollarse laboral y profesionalmente si es su deseo hacerlo, siempre con igualdad de oportunidades.

Estas declaraciones generaron también que algunos sectores duros de la población llevarán la situación al otro extremo, en donde casi se debía obligar a la mujer a ‘dejar el trapeador’, como si se tratara de algo indigno, como si la mujer que se dedica al hogar es una carga social y desperdicia su potencial y habilidades.

En definitiva, los extremos no son buenos, el justo medio debiera ser dar la oportunidad a la mujer a definir a qué dedicarse de manera voluntaria y sea cual fuere su decisión, garantizar sus derechos y mejorar sus oportunidades.

Es igualmente importante garantizar que las mujeres que deciden dedicarse al hogar gocen sus derechos, de respeto tanto de su cónyuge, como de su familia y de la sociedad.

Se debe garantizar en un esfuerzo conjunto entre sociedad y gobierno el respeto de las mujeres a decidir a qué dedicarse; todo en igualdad de oportunidades, de condiciones; de facilidades y con el respeto irrestricto de sus derechos.

Tampoco es de espantarnos, la música regional mexicana ha sido voz de la condición social de nuestro pueblo durante años; desde la canción interpretada por una mujer que habla detrás de su ventana, que se dedica y reniega de las labores del hogar, como la canción de una mujer envalentonada que grita «me estás oyendo, inútil»; hasta las canciones que hablan de «la chancla que yo tiro no la vuelvo a levantar».

Incluso, últimamente, las canciones del género regional mexicano son la expresión de la narcocultura, donde hay múltiples canciones que hablan del tráfico de drogas, enfrentamientos y vida de famosos capos.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com