Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Sin triunfalismos desmedidos

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Sin triunfalismos desmedidos

Jun 11, 2016

Muchos califican la elección del pasado 5 de junio como histórica en el que se obtuvieron grandes e importantes resultados.

En verdad lo son, porque el PAN nunca había ganado en su historia, ni siendo gobierno federal, 7 estados en un mismo proceso, como tampoco había gobernado 11 estados de manera simultánea como los tiene hoy.

Hubo aciertos, sin duda, actores determinantes, también los hubo; pero la política es muchas veces de circunstancias, de condiciones, de escenarios externos y sobre todo de aprovechar las oportunidades.

Como ya lo hemos mencionado, durante el gobierno de Peña Nieto el gran tema que les ha explotado de las manos y que será factor para el 2018 será, sin duda, la corrupción.

La corrupción enardece a la sociedad, molesta a la gente y genera enojo que se traduce en voto de castigo; el enojo es efímero, transitorio, no permanece, ni es para siempre; lo que significa un riesgo para los nuevos gobernantes, demostrar a la brevedad posible que son diferentes y que actuarán con firmeza para evitar este mal y que a la par solucionarán las necesidades emergentes de los estados.

El PRI cayó por la corrupción, es inconcebible cómo un gobernador, el de Chihuahua, por ejemplo, se compró un banco (no precisamente para sentarse) con recursos públicos, convirtiéndose en el mayor accionista en un hecho sin precedentes; otro caso más, el de Veracruz, donde el gobernador es acusado de tener una flotilla personal de aviones y helicópteros, ranchos, miles de kilómetros en tierras, así como propiedades en el extranjero.

Esto se suma al escándalo de la Casa Blanca, de Ixtapan de la Sal, de las casas de Videgaray y de Osorio Chong, de los contratos del grupo HIGA, que se han traducido en uno y otro actos de corrupción impunes; hoy el PRI carga con esa pesada losa que será el gran factor de su salida en el 2018.

Pero la victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana; siete estados ganados por el PAN no son poca cosa; ¿quién fue el gran ganador? ¿Ricardo Anaya? ¿Margarita Zavala? ¿Rafael Moreno Valle? ¿Quién?

Sin duda, Ricardo Anaya tuvo mucho que ver con estos resultados al dirigir al PAN, pero ¿la victoria es personal, únicamente suya? Sin duda que no.

Margarita Zavala posteó un video en redes sociales donde da fe que acompañó a todos los candidatos a gobernadores del PAN a sus campañas, ¿eso los hizo ganar? Les ayudó, sin duda, pero no fue únicamente por esa causa; muchos esperamos que ahora se dedique definitivamente a intentar ser postulada por el PAN y no ande considerando la opción de independiente, como alguna vez lo comentó.

¿Rafael Moreno Valle fue el gran ganador? Fue el único gobernador panista que dejó gobernador panista, lo que habla de su eficacia electoral y buen gobierno; pero también hubo 6 candidatos más que lograron lo mismo y que en 4 de ellos se logró la alternancia luego de que el PRI gobernara por más de 80 años.

El mensaje que debe quedar claro es que con generosidad los proyectos pueden prosperar; un ejercicio por falsas vanaglorias puede desembocar en una lucha de egos y llevar un proyecto conjunto al fracaso.

¿Se puede? Claro que se puede, pero con humildad, con orden, disciplina y generosidad.

Esta es una muestra clara para los panistas de Jalisco; en Chihuahua aparecía a un costado, en las ruedas de prensa del candidato a Gobernador un Gustavo Madero solidario con Javier Corral, luego de haber atravesado un intenso proceso interno; también Tere Jiménez y Martín Orozco caminaron juntos a pesar de ser de grupos distintos en Aguascalientes; la unidad y generosidad dio resultados, aunados a una estrategia efectiva y una buena campaña.

En Jalisco solo fuimos espectadores, pero en siete estados de la República dieron una gran muestra de lo que se puede hacer; mientras hay unos que siguen buscando cómo pegar el brinco con Alfaro, otros sabemos que es un proceso cíclico y que con orden y generosidad, con gente honesta, capaz, íntegra y trabajadora podemos ganarnos de nuevo la confianza de la gente.

No hay que echar las campanas al vuelo, hay que observar y trabajar, pero una cosa es real, en política no hay nada escrito.

Twitter: @CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com