Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Sueldos de reyes

POLÍTICAMENTE CORRECTO | Sueldos de reyes

Feb 13, 2016

En nuestro estado y en la Federación existen funcionarios de primer nivel que, de manera sistemática, se han aumentado sus sueldos a tal grado de ser desproporcionados y mayores que el de los propios ejecutivos del estado y de la de Federación.

Es el caso del los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del estado, particularmente su presidente que tiene un sueldo de 187 mil pesos brutos mensuales o el caso del polémico tribunal de lo administrativo y de su magistrado presidente que gana la nada despreciable cantidad de 235 mil pesos mensuales.

También es el caso de los consejeros de la Judicatura del Poder Judicial del Estado que ganan 180 mil pesos mensuales o del auditor superior del estado que alcanza los 186 mil pesos.

Cabe señalar que estos funcionarios, además de sus jugosos sueldos, tienen gastos por representación, viáticos, vehículos, comidas, celulares y demás gastos también que incrementan sustancialmente sus ingresos mensuales.

El gobernador del estado tiene un sueldo de 166 mil pesos mensuales, inferior que muchos de los funcionarios antes señalados, cayendo en una ilegalidad, dado que en el 2009 se generó una reforma constitucional al artículo 127 de nuestra Carta Magna en la que se señala que ningún funcionario podrá recibir un sueldo mayor al del Presidente de la República y se generó la disposición legal de homologar este criterio a los estados, con base al Ejecutivo de sus estados.

En esta disposición constitucional están incluidos todos los funcionarios del país, y a la letra menciona: «Los servidores públicos de la Federación, de los Estados, del Distrito Federal y de los Municipios, de sus entidades y dependencias, así como de sus administraciones paraestatales y paramunicipales, fideicomisos públicos, instituciones y organismos autónomos, y cualquier otro ente público, recibirán una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, que deberá ser proporcional a sus responsabilidades», después, en su fracción segunda establece la disposición expresa: «Ningún servidor público podrá recibir remuneración, en términos de la fracción anterior, por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, mayor a la establecida para el Presidente de la República en el presupuesto correspondiente».

En la propia legislación establece también que ningún servidor público podrá ganar menos, ni se le podrá bajar el sueldo, pero en todo caso deberá existir una controversia que tendrá que resolverse para establecer y cumplir con la disposición de la constitución federal.

Acertadamente Gabriel Torres Espinoza señala en una colaboración en Milenio, publicada con fecha del 26 de marzo del 2015, que de acuerdo a la OCDE la recomendación para los funcionarios públicos debiera ser en relación al ingreso per cápita por habitante en relación al Producto Interno Bruto del país que se trate.

«Por ejemplo, en México, el ingreso per cápita por habitante era, hasta antes de la volatilidad del dólar, cuando este se encontraba en el tipo de cambio de 12.35 pesos por billete verde, de 8 mil 411 dólares anuales, que ahora es menos de acuerdo a la devaluación de nuestra moneda.

«El ingreso del gobernador es de 132 mil 955 dólares, es decir, casi 16 veces más que el ingreso per cápita por habitante mexicano.

«Ahora, el magistrado presidente del Tribunal de lo Administrativo del estado gana casi 30 veces más de lo que gana un mexicano promedio.

«Cifras que contrastan con el sueldo de la canciller alemana Ángela Merkel, que gana solo 6.8 más que el ingreso per cápita de sus habitantes, o el del presidente español, Mariano Rajoy, que gana solo 3.5 veces más que sus connacionales».

Así las cosas con los funcionarios que tienen sueldos de reyes, quienes no conocen las crisis y la escasez.

Twitter: @CesarIniguez
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmali.com