Portal informativo de análisis político y social

POLÍTICAMENTE CORRECTO: Un Estado fallido

POLÍTICAMENTE CORRECTO: Un Estado fallido

Ene 18, 2014

Por César Íñiguez —-

Max Weber escribía que un Estado fallido tiene distintas características; la primera es la ausencia de cobertura geográfica y territorial de parte del Gobierno, donde el Estado es incapaz de llegar a todo su territorio, carencia de atención a sus habitantes, donde los servicios públicos no llegan y el Gobierno es incapaz de garantizar seguridad ciudadana.
Esta primera característica se ejemplifica cuando un Estado es incapaz de generar estabilidad; donde el Estado no ejerce el control y monopolio legítimo de la fuerza pública.

La segunda característica es la deficiencia en el aspecto interior, el colapso del sistema político y legal; la falta de aplicación de la ley de manera uniforme, su violación constante, ineficacia del Poder Judicial, así como el control del Estado de parte de poderes fácticos quienes imponen sus decisiones al margen de la ley.

La tercera característica es la ausencia visible de un control de Gobierno y su falta de representatividad en el aspecto global.

Esto mismo ocurre en Michoacán, un Estado fallido, un Estado colapsado; un Estado, en el que los ciudadanos tienen que vérselas por sí mismos y arreglárselas como puedan.

Fausto Vallejo, el sexagenario gobernador de Michoacán, debido a sus problemas de salud ha empeorado el clima político y social del Estado que gobierna.

El priísta Vallejo Figueroa ganó en una elección apretada, y al poco tiempo de arribar al poder tuvo que ausentarse provisionalmente en varias ocasiones y al regresar en octubre del año pasado, la situación era ya demasiado complicada.

Los narcotraficantes se habían apoderado de muchas ciudades, cobrando plazas a comerciantes, impidiendo los trabajos a cambio de paga forzosa, extorsiones, secuestros y la incapacidad de un Gobierno de retomar el control y la gobernabilidad.

Los ciudadanos en muchos municipios, desesperados por la situación, se armaron y crearon los grupos de autodefensas para hacer frente a los grupos criminales; situación en la que el Gobierno estatal llegó a ser un simple espectador.

El fondo de lo que ocurre en Michoacán es grave, el vacío del poder ha provocado que los ciudadanos se equipen con armamento poderoso para hacer frente a los criminales; quienes sostienen una lucha encarnizada en municipios como Apatzingán, Uruapan y Múgica; la conclusión es simple; un clima caótico.

Imágenes y videos exhiben ametralladoras y rifles de asalto en poder de las autodefensas, la pregunta obligada ¿quién provee de estas armas a campesinos y pobladores de los municipios, muchos marginados, del estado de Michoacán, armas que llegan a costar hasta 200 mil pesos?

Es sabido que los criminales debido a sus actividades ilícitas se hacen llegar de dinero para comprar ilegalmente sus armas.

El Ejército ha sido cuestionado por la manera en que penetra Michoacán, denuncian que sólo ha atacado y desarmado a los grupos de autodefensa, ¿será que es más fácil apaciguar a los ciudadanos y desarmarlos que desarmar a los criminales? O ¿será que no atacan a los criminales por otras causas?

Preocupación y zozobra es lo que provoca la complicada situación en Michoacán, nuestro Estado vecino; bien haría el Gobierno de nuestro Estado informarnos qué han hecho al respecto, así como de las reuniones que han sostenido en el sur del Estado con los grupos de autodefensa michoacanos.

Un Estado fallido tiene características territoriales y geográficas, esperemos que no lleguen a Jalisco.

Twitter: CesarIniguezG
Facebook: César Iñiguez
cesar_iniguez@hotmail.com