Portal informativo de análisis político y social

PORQUE YO LO DIGO | El reto de Gonzalo Sánchez

PORQUE YO LO DIGO | El reto de Gonzalo Sánchez

Ago 29, 2015

La Zona Metropolitana de Guadalajara recibió la obra más grande y costosa de su historia. Nunca se habían pavimentado tantas calles en zonas del primer polígono de la ciudad. Se construye el mercado más moderno de México en pleno centro de la ciudad… y así podríamos seguir enumerando cosas que se están haciendo actualmente, ya sea por el gobierno federal, el estatal y los municipales. ¿Y qué? ¿Qué significado tiene para los ciudadanos la gran cantidad de obras y beneficios que recibirán cuando se terminen esas obras? Ninguno.

En verdad el gobierno de Aristóteles Sandoval ha tenido serios problemas para comunicar sus logros, no sólo ahora que se encuentra en la mitad de su gobierno, sino desde que era presidente municipal de Guadalajara. Los gobiernos municipales salientes no merecen ni el análisis porque su comunicación ha sido poco peor que la de la pasada administración en Guadalajara.

Basta con abrir un periódico hoy para encontrar, respecto de cualquiera de las obras que se realizan, notas negativas. Lo único que se dice de las obras es negativo: si es de la construcción de la Línea 3 del Tren, con una inversión de 18 mil millones de pesos, lo que aparece es que los cierres viales causan un caos, que los comerciantes están enojados, que los desvíos de rutas de camión o están mal hechos o no se informó por dónde irían o que los vecinos están enojados por el paso de camiones, y así.

Lo mismo con el Mercado Corona, con la pavimentación de López Cotilla, de Pedro Moreno, del cierre de Hidalgo y de todo cuanto se está haciendo.

No es novedad el hecho de que toda obra causa molestias, pero al final los beneficios que genera se imponen y borran todo lo padecido por los ciudadanos a los que les toca tenerlas o cerca, o en su camino o frente a sus casas o negocios. Pero el gobierno de Jalisco, ni tampoco los municipales, no han considerado la importancia de la comunicación respecto de las obras. Recordar el mensaje a los ciudadanos de que al final recibirá grandes beneficios con lo que se haga es tan importante como la obra en sí. De nada sirve hacer una gran obra si el ciudadano no simpatiza con ella y que aunque al final reciba los beneficios ni recuerde quién la hizo; como ocurre con la línea 2 que hizo Guillermo Cosío y al que hoy nadie le da crédito.

Aristóteles instaló más concreto hidráulico que nadie en Guadalajara. ¿Y hoy quién le da crédito por ello?, ¿qué se dice? Que hubo negocio con los contratos, que se puso de otro grosor, y otras cosas. Ese es el más claro ejemplo de una mala comunicación. La verdad es que hoy avenidas como Enrique Díaz de León es toda de concreto. Que Ávila Camacho dejó de ser el camino a Zapopan para ser una avenida hermosa. Que los pasos a desnivel del tiempo del hoy gobernador le dieron otra cara a la ciudad; ¿y quién le da crédito?. El resultado de las elecciones de 2012 y 2015 podrían explicarse en parte con eso.

Hay casos como el del gobernador de Puebla (con aspiraciones presidenciales) Rafael Moreno Valle, que comunica mejor de lo que gobierna. Hace sentir que desde que llegó Puebla es un estado de otro nivel, donde no hay inseguridad y donde abundan las obras magnas. En verdad ha hecho cosas, pero su equipo de comunicación ha hecho un magnífico trabajo en la precepción social. La exigencia del poblano es tan alta que ha cambiado 3 veces a su equipo de comunicación y eso que es uno de los gobernadores mejor posicionados desde su primer año de gobierno lo que lo hizo «presidenciable».

En Jalisco sí se ven las acciones y obras de gobierno y si se comparan con administraciones recientes podría haber sorpresas favorables para el actual gobierno, sin embargo, en la precepción social no hay gran simpatía por todo lo que se está haciendo, por el contrario, es más la gente enojada por algún aspecto de las obras que los que están felices y esperando la conclusión.

El director de Comunicación Social, Gonzalo Sánchez, hoy está ante la oportunidad de cambiar esta realidad de la administración a la que pertenece, ahora que tiene facultades amplias, producto de los recientes ajustes del gobierno de Aristóteles Sandoval.

alfonso_marquez@hotmail.com