Portal informativo de análisis político y social

PORQUE YO LO DIGO | Gobernar sin los medios de comunicación

PORQUE YO LO DIGO  | Gobernar sin los medios de comunicación

Oct 3, 2015

Algunos asesores de comunicación política sostienen que se puede gobernar sin medios de comunicación. Llaman así a la prensa, la radio y la televisión y suponen que las redes sociales y lo asociado al internet son medios digitales.

No voy a discutir en las definiciones y me voy a quedar con los términos que le han dado a unos y otros: los medios tradicionales y las redes sociales.

Quienes dicen que se puede gobernar sin los medios de comunicación «tradicionales» suponen que de buenas a primeras se puede simplemente ignorar a la prensa actual. Y dedicar todos los esfuerzos únicamente a la comunicación con la sociedad a través del Twitter, Facebook, Instagram y demás redes.

Es cierto, quienes utilizamos redes nos hemos vuelto mucho más exigentes en el consumo de información, mucho más informados que quienes no las utilizan, mucho más críticos —gracias al anonimato que muchos aprovechan— y mucho más proactivos en torno de la vida pública.

Sin embargo, hay que hacer algunas consideraciones. Según el Estudio de Hábitos de la Asociación Mexicana Internet 2014, el año pasado apenas rebasada el 50.2 por ciento de la población el que hace uso de las redes sociales. Es decir, la mitad de los mexicanos no tiene ni Facebook, ni Twitter ni nada.

Es probable que un día lleguemos a una amplia mayoría de usuarios de redes sociales. El mundo está cambiando y todo indica que vamos hacia ese rumbo. La gente de más edad irá dejando el espacio a las nuevas generaciones y entonces sí, los medios de comunicación actuales, como tales, no serán más funcionales.

No estoy seguro de que la televisión, la radio y los medios escritos vayan a desaparecer. Podríamos pensar que habrá canales de televisión (imagen) o de radio (audio) por la vía del internet con más penetración que lo que hoy ofrece la red. Hoy éstos son o una alternativa para los usuarios o un soporte para los canales y estaciones que van por aire y señales electromagnéticas. Pero ciertamente hay una tendencia creciente a la televisión bajo demanda como Netflix que ofrece principalmente películas y documentales pero bien podría extenderse a otros ámbitos como noticias y deportes.

Es prematuro afirmar que ya se puede ejercer el poder público sin la difusión y cobertura de los medios de comunicación. El análisis y la crítica fundamentada solamente ocurren en los medios de comunicación. En las redes sociales la libertad se ha convertido en libertinaje, pues cualquiera puede ofender a quien quiera, y decir lo que quiera de quien sea. Y no es malo, pero como parte de esta transición que vivimos, por el momento, no son del todo confiables las versiones que circulan en las redes.

Es cierto también, y tenemos que reconocerlo, que hay un desprestigio de los medios de comunicación tradicionales. Los monopolios y la manipulación de la información acabaron con buena parte de la credibilidad de los iconos de la comunicación, como Joaquín López Dóriga. Es cierto también que los medios han sido cómplices del sistema, pero también se debe dar crédito a la participación de los propios medios en la transición democrática que vive México.

Hoy parece que las redes sociales son el todo, pero pensemos por un momento ¿qué hubiera sido de Vicente Fox sin los medios de comunicación? En aquel entonces no existían las redes; definitivamente no hubiera habido alternancia en el 2000 y ahora estaríamos en otras circunstancias políticas y sociales.

Sí se va a poder, es muy probable, pero aún falta tiempo para que quienes gobiernen puedan comunicarse con su pueblo sin necesidad de terceros, en este caso los medios de comunicación actuales. Sin embargo, probablemente, cuando sea así, tendrán que buscar formas de comunicación publicitaria en las mismas redes y el show bajo demanda.

alfonso_marquez@hotmail.com