Portal informativo de análisis político y social

PORQUE YO LO DIGO: Política con más oficio

PORQUE YO LO DIGO: Política con más oficio

Nov 9, 2013

Por Alfonso Javier Márquez —- 

Existe una diferencia abismal entre la forma en que está manejando el gobierno de Aristóteles Sandoval y la manera como lo hicieron, por lo menos los dos últimos gobernadores panistas.

Se nota más oficio para negociar con el Poder Legislativo la aprobación de los casi 84 mil millones de pesos que lo que hacían tanto Emilio González Márquez como Francisco Javier Ramírez Acuña, que mañosamente siempre se salieron con la suya para manipular tanto el presupuesto como a los legisladores.

En tiempos de Ramírez Acuña, éste se la pasó de la greña con la sociedad, con los reporteros de la fuente, y con el Congreso. Ramírez se salió con la suya en los dos últimos años de su gobierno, llevando contra la pared al Congreso para que le aprobaran, o bien vetarles el presupuesto para utilizar el anterior que era más generoso y opaco.

Emilio no fue la excepción, y con el pretexto de los Juegos Panamericanos, recibió recursos a manos llenas del Gobierno Federal y de los diputados locales, pues venía un compromiso internacional.

En el gobierno de González Márquez se gastó cualquier cantidad de dinero –desconocida– en lo que él quiso. Tuvo partidas discrecionales, las que quiso. Y jugó con las voluntades de todo mundo, incluyendo los diputados de su época que estaban concentrados en servirse también con la cuchara grande en las legislaturas, lo que por cierto, explica la situación en que se encuentra la entidad en materia de deuda pública. Lo más triste es la impunidad con se hicieron todas las “maromas” de los políticos del sexenio anterior y los trienios legislativos porque hoy, todos caminan por las calles libremente y sin ningún aparente cargo de conciencia.

El presupuesto que está pidiendo Aristóteles Sandoval Díaz, si bien, no elimina por completo las partidas discrecionales que tanto indignan a los ciudadanos enterados, propone algunas medidas que resultan interesantes y son llamativas. Una de ellas es la de reactivar el sistema de trolebuses de la ciudad.

Resulta absolutamente lógico pensar en utilizar la infraestructura que ya se tiene, es decir los camiones eléctricos, antes de seguir inventando alternativas. El trolebús atraviesa materialmente la ciudad de oriente a poniente, pero ya nadie lo utiliza porque se está desbaratando de tan viejas sus unidades. Y luego se pregunta uno: ¿Cómo no se les había ocurrido antes?

Vienen otras cosas interesantes como ahorros en la supresión de cosas que no le generan a los ciudadanos o al Estado nada. Por ejemplo las Casas Jalisco. La de Chicago, prácticamente no le genera inversión alguna al Estado, y por el contrario cuesta mucho dinero pagar no sólo la renta sino la manutención y al personal que trabaja en ella en la ciudad de los vientos. Esa Casa Jalisco desaparecerá de acuerdo al nuevo presupuesto.

El equipo de Aristóteles se ha dado a la tarea de socializar el presupuesto, cosa que no hicieron ninguno de los dos previos gobernadores que se sentían que el dinero era suyo y no tendrían por qué explicarle nada a nadie de los usos que se le daba.

En los últimos días se han reunido con diputados, con presidentes de partidos, con líderes sociales, con líderes de opinión, con empresarios, periodistas y con cuanta persona pueda opinar sobre el presupuesto para intentar sacarlo con la aceptación de todos. Hay que decirlo, el dinero que pide es mucho, es más de lo que pidió Emilio González en su último año o en el de los Panamericanos, sin embargo plantea resolver varias cosas como las mencionadas en el primer año completo de esta administración ya que el presente año les tocó “mocho”, pues la primera parte del presupuesto la ejerció Emilio González Márquez en los dos meses que estuvo aún al frene del gobierno.

E-mail: alfonso_marquez66@yahoo.com.mx