Portal informativo de análisis político y social

PORQUE YO LO DIGO: TOROS, EL NUEVO PATRIMONIO CULTURAL

PORQUE YO LO DIGO: TOROS, EL NUEVO PATRIMONIO CULTURAL

Nov 12, 2011

Por Alfonso Javier Márquez

En verdad caminamos para atrás. En pleno siglo XXI, después de que en el país, donde tuvo su origen la matanza de animales oculta bajo la justificación de un arte combinado con un deporte, nuestros diputados locales de Jalisco demuestran la pequeñez de su mente y de su visión tras la iniciativa del perredista Raúl Vargas para declarar “Patrimonio Cultural Intangible del Estado de Jalisco”.

 

Por increíble que parezca, la iniciativa de este diputado fue respaldada por otros 25 legisladores. Con esto, el asesinato de reses en espectáculos públicos queda protegido por las leyes de hombres –que no seres humanos– cuyo tamaño de mente equivale a un frijol. Hay que señalar directamente al autor de esta iniciativa: Raúl Vargas López, como diputado promovente.

 

Como si en la entidad no hubiera otras necesidades más apremiantes, como si en Jalisco los derechos de los niños estuvieran bien protegidos, como si no viéramos en cada esquina a pequeños explotados, o por las noches basta con darse una vuelta por San Juan de Dios para evidenciar la prostitución infantil. Como si no hubiera cosas más importantes de qué preocuparse y sobre qué legislar, los diputados se ocupan de desproteger a los animales, en lugar de proteger a los seres humanos que les pagan sus jugosos sueldos y gastos.

 

No todo está perdido para la especie de los toros de lidia en Jalisco;  la iniciativa tendrá que recibir el visto bueno de la Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco, para iniciar los trámites respectivos para que tanto las corridas de toros, como las plazas más antiguas del país y del mundo; como es el caso de las plazas Rodolfo Gaona, localizada en el municipio de Cañadas de Obregón, que data de la época del Virreinato, inaugurada en el año 1680;  y el Centenario en San Pedro Tlaquepaque, fechada en 1898 y reinaugurada en 1910 por el entonces gobernador Miguel Ahumada, sean declaradas patrimonio cultural del Estado de Jalisco. Haría falta declararlas centros del crimen animal.

 

A la pésima imagen que tiene el Congreso de Jalisco le añaden ocurrencias como ésta. Los legisladores se ocupan de asuntos triviales e ignoran los importantes. Lo bueno es que muchos de éstos, incluyendo al promotor de la iniciativa asesina de animales, van a querer el voto de los ciudadanos en el próximo proceso electoral y para eso no falta mucho. Entonces vendrá la venganza de los toros, por la vía de los humanos conscientes. Que los hay.

 

E-mail: alfonso_marquez@hotmail.com

3 comments

  1. Viridiana Aguirre /

    Es hora de que los diputados legislen sobre asuntos de importancia para todos, y no precisamente sobre caprichitos o gustos de uno solo… k no ve las encuestas… el 98% de la población detesta su diske arte!! Definitivamente kienes si tenemos consciencia no vamos a permitir que voten una ley de este tipo ni tampoco permiteremos k mas animales como este (que aveces se ven mas brutos que los propios toros) sigan eligiendo las leyes que nos rigen… Legislen sobre la pena de muerte a secuestradores y violadores, sobre las leyes de protección infantil, sobre las leyes de proteccion a los animales, no sobre crimenes a la naturaleza!! por favor no me hagan sentir verguenza por ser de Jalisco!

  2. Natalia Juárez /

    Tengo una duda ¿cuál es el tamaño de una mente normal, acaso el de un melocotón, de una sandía, de una pitaya de Teuchitlán? Me sorprende sus capacidades sobrenaturales para disertar sobre el tamaño de las mentes.

  3. E
    La analogía de comparar el cerebro con un objeto en este caso con un frijol, es una analogía como bien lo menciono que habla en sentido figurado y comparativo para describir la pequeñez de mente y la falta de sentido común y educación, así como la compasión hacia los animales, no importa si se compara con un melocotón o un coco, solo hace referencia a la falta de seso de este tipo, que es una decepción. Gracias Alfonso Marquez por tan interesante y sentida nota.