Portal informativo de análisis político y social

Presuntos Culpables

“Toño” pasará de una novela de terror a un cuento de hadas. Presentará sus discos, hará giras, se hará más famoso y será recordado por el caso de “Presunto Culpable”. La película documental y las polémicas recientes lo han puesto en un lugar especial. Pero no todos tienen esa oportunidad. En el territorio que usted y yo compartimos, hay miles de José Antonio Zúñiga que no tienen una cámara que los defienda.

Jalisco tiene sobre población penitenciaria que rebasa en 74 por ciento la capacidad de los centros de reclusión.
José González, director general del Sistema de Readaptación Social de Jalisco, reconoce que en los 11 centros de readaptación y las dos instancias para el tratamiento de menores infractores, no hay capacidad humana para garantizar la seguridad e infraestructura de sentenciados o quienes siguen un proceso jurídico.

Y todo, forma parte de un espejismo de justicia: De los 16 mil infractores internos, la mitad cumple sentencias por delitos menores. Si no salen es porque no pueden. En el peor de casos, ni siquiera deberían estar ahí.

En este laberinto vicioso, mientras unos combaten al crimen (organizado o desorganizado) la realidad marca que esa labor se enloda en la burocracia legal. En 20 años se incrementó 300 por ciento el número de presos.

En datos oficiales del Sistema de Readaptación Social, en agosto de 2010: “en el Preventivo, de tener una capacidad de tres mil internos, ahora hay una población de seis mil 928, que representa una sobrepoblación de 130 por ciento. En el Centro de Readaptación Social tenemos una población de cinco mil 520 internos, mientras en el Femenil hay 548 internas”.

Eso sí, nos damos el lujo de tener a un diputado local, Miguel Monraz Ibarra, quien preside la Comisión de Prevención y Readaptación del Congreso.

El avance es simplemente nulo.

Se le paga por no dar resultados.

Sólo de comparativo, en 2001 había 6eis mil 821 internos, para 2010 aumentó a 16 mil, con prácticamente la misma infraestructura.

Y ni hablar de que esto sirva de castigo, escarmiento y readaptación.

Y se insiste: por lo menos 50 por ciento de los presuntos delincuentes pudiera salir de los penales.

En el informe 2009 de la Comisión de Derechos Humanos del Jalisco, se reportó que en el Reclusorio Preventivo Metropolitano, del complejo de Puente Grande, había seis mil 946 internos, por lo que en atención de salud, corresponde un doctor para 992 reclusos.

El texto abunda: “se permite que un dormitorio para una persona sea compartido hasta por 15, que no reciben la atención adecuada en el proceso de su reinserción a la sociedad”.

En la recomendación emitida en 2010 al propio gobernador de Jalisco, se señala: “se amplíen las instalaciones de las áreas femeniles, con el fin de que las internas dispongan de espacios suficientes para ingerir sus alimentos, realizar actividades deportivas, recreativas, productivas y educativas, recibir visita en un lugar apropiado y que puedan disfrutar de los mismos servicios que los varones”. Obviamente esto no se ha cumplido.

Prueba de ello es que en febrero de 2011, la misma CEDH Jalisco reveló que 70 por ciento de las 23 cárceles municipales están en malas condiciones “y en algunas hay riesgo de motín”.

Nuevamente, hacia el gobernador se pidió “se responsabilice totalmente de las cárceles. Además de lo faltante se añade falta de servicios: “ni higiene, pues se observó basura, malos olores y fauna nociva”.

Muchos “Toños” a nuestro alrededor.

Es curioso porque el propio Emilio fue de los primeros en repelar porque se pretendía sacar de los cines la famosa película.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com

Tema relacionado: http://concienciapublica.com.mx/mediocracia/presunto-culpable-gana-un-round