Portal informativo de análisis político y social

Qué cinismo y derroche de dinero

Como si hubieran quedado tan bien en la entrega en tiempo en la suntuosa obra del puente ingeniero Jorge Matute Remus, más conocido como “puente atirantado”, ahora van a asta echar cohetes en la tardía inauguración.

En la Secretaría de Desarrollo Urbano quedaron de poner en funcionamiento el paso elevado en la avenida Lázaro Cárdenas el pasado 15 de diciembre de 2010.

Ahora a mes y medio de retraso y con un gato muy superior al que habían presupuestado lo inaugurarán con “bombo y platillo”, como si fuera la gran obra del siglo.

Se confirma que como estamos en una entidad de ocurrencias, ya anuncian que el próximo sábado 22 de los corrientes habrá un concierto, traerán del extranjero a un inglés que pone discos y hasta habrá juegos pirotécnicos, claro todo con dinero de nuestros impuestos.

Parece que a nadie del Gobierno le da vergüenza tirar el dinero, festejar la terminación de una tan costosa obra y la tardanza en entregarla.

Ese tipo de obra debe de estar afianzada la Sedeur al contratar a los constructores y si existe retardo debe de existir penalización, pero parece que a nadie le interesa que haya retardo.

Además de las múltiples críticas vertidas por expertos en Ingeniería al haber diseñado un puente con tirantes en un lugar seco, o sea que no es para salvar el paso de algún río o de otro tipo de aguas.

El capricho que no se sabe de quién o quienes es, elevó el costo de la obra por ser “atirantado”, han señalado ingenieros civiles, pero como se trata de gastar el dinero del pueblo se hizo de todas maneras.

La verdad es que si tuvieran vergüenza, lo deberían de abrir a la circulación de vehículos y ser humildes ante lo tardío de hacerlo y el gasto de más de 500 millones de pesos que costó la suntuosa obra.

¡OTRO PROYECTO EN EL QUE TAMBIÉN PRETENDEN TIRAR EL DINERO!

Ya salió el peine en el asunto de la llamada “Vía Express”, en la cual inversionistas privados costearían la obra y la aportación del Gobierno Federal o estatal sería mínima.

Según un estudio realizado se destinarían casi dos mil millones de pesos y avalar a los empresarios que invertirían. Diputados locales ya advirtieron que si parte de la inversión la diera el Gobierno, no se autorizará.

Además ese proyecto nació con mala estrella y la oposición de vecinos y ciudadanos han sido constantes y las dudas son muchas. Hasta el momento parece que no han mostrado el estudio de impacto ambiental, la autorización de la empresa de ferrocarriles que tiene concesionado el terreno federal por donde correría la rúa que pretenden concesionar por 30 años a particulares.

ULTIMÁTUM A TRANSPORTISTAS URBANOS

La Secretaría de Vialidad u Transportes, asegura que en 30 días los dueños del transporte urbano deberán de tener instaladas en sus unidades las alcancías para recibir el pago por los usuarios.

Los transportistas primero fueron obligados a entrarle a la Línea 1 del Macrobús, con todo y que ya les deben nueve meses de liquidación de aproximadamente dos millones 400 mil pesos por mes, que se comprometieron a darles para quitar unidades.

Ahora a toda costa la dependencia busca encarecer el pasaje urbano, disfrazándolo con el llamado “prepago” que es la obligación de pagar anticipadamente varios servicios por utilizar.

Si tanta prisa tiene la Secretaría de instalar las alcancías, que será la primera etapa para llegar al prepago, por qué no ya las instaló en las unidades del Sistecozome y de Servicios y Transportes que son propiedad del Gobierno de Jalisco, para demostrar que son “buenísimas” para no distraer a los operadores del transporte urbano.