Portal informativo de análisis político y social

QUERER A MÉXICO

QUERER A MÉXICO

Oct 1, 2011

¿Qué tan eficaz ha sido la democracia en México? ¿Vivimos mejor hoy que hace 10 o 15 años? ¿La alternancia política nos ha ayudado a vivir mejor? ¿Merecen los abanderados del Partido Acción Nacional una tercera oportunidad, después de los gobiernos foxista y calderonista?

Esa es la pregunta de fondo que centrará el gran debate en la contienda electoral que ya ha arrancado al interior de los partidos políticos. Por un lado, el panismo que en su discurso quiere recordar a los mexicanos los 70 años de autoritarismo priísta, que son sinónimos de corrupción, nepotismo, narcotráfico, represión y otros calificativos que nos muestran un México que no es precisamente muy distinto al que hoy vivimos.

La corrupción después de 10 años de gobiernos panistas, sigue como un problema creciente, incluso de acuerdo a los indicadores internacionales, está en aumento. A ello hay que añadirle la violencia desatada producto de la confrontación del Estado Mexicano con las bandas criminales, cuyos pobres resultados podrían ser el principal factor de la decepción ciudadana con estos gobiernos de la alternancia. Lo que no se vivió durante los gobiernos priístas es el miedo y la psicosis en torno a lo que nos puede suceder tanto en la vía pública o en nuestra casa, ante el fuerte accionar de los grupos criminales y el atropello a los derechos humanos que se registra cotidianamente en cualquier punto del país. Vivimos tiempos de incertidumbre en todos los órdenes. El Estado de Derecho sigue en declive y crece la desconfianza en el Gobierno y en los partidos políticos.


LA DEBILIDAD DE LAS INSTITUCIONES

Me tocó escuchar la pasada semana una conferencia magistral impartida por el presidente de la Gran Comisión del Senado de la República, Manlio Fabio Beltrones que presentó en el foro “Diálogos por México” que organizó la Fundación Colosio. El discurso no tiene desperdicio. El sonorense presentó un argumento que está para la reflexión y el debate cuando nos dice que democracia “no es sólo ganar elecciones, sino el lograr que la democracia sea funcional, duradera, sólida y plural y que produzca resultados (…) A la democracia hay que pedirle resultados, no nada más que sirva para dirimir elecciones”.

“MÉXICO REQUIERE FORTALECER AL ESTADO Y SUS INSTITUCIONES, DARLE UN EMPUJE AL SENTIDO PATRIÓTICO Y A LA IDENTIDAD NACIONAL, Y ES QUE MÉXICO REQUIERE DE LIDERAZGO Y CAPACIDAD. QUEREMOS UNA SOCIEDAD COHESIONADA, NO UNA LATENTE Y PELIGROSA FRAGMENTACIÓN QUE LLEVE A UNA POSIBLE BALCANIZACIÓN”: MANLIO FABIO BELTRONES

Otro tema que abordó el líder del Senado de la República es la fortaleza que caracteriza a las actuales instituciones. Y la realidad es que éstas cada vez se ven con mayor deterioro, débiles y hasta se ven rebasadas por poderes fácticos y grupos criminales. La Presidencia de la República se ve como un poder desgastado. El Estado se ve exhibido y hasta objeto de burla por los grupos criminales, como lo sucedido recientemente en Veracruz, ya que en el marco de la reunión de procuradores de los estados del país y de presidentes de los poderes judiciales de las entidades, alguien se atrevió a arrojar 35 cadáveres en plena luz del día y en una de las plazas de mayor afluencia de Boca del Río, que forma parte de la zona conurbada del puerto.

De las pocas instituciones que se salvan es el Ejército, cuya imagen y reconocimiento social sigue vigente, aunque el haberlo sacado de los cuarteles y obligado a realizar actividades propias de las policías civiles se le expone innecesariamente a que reciba acusaciones de violación a los derechos humanos, lo que no deja de ser riesgoso.


PELIGRO DE BALCANIZACIÓN

Otra advertencia que presentó el senador Manlio Fabio Beltrones, a quien se le ve visos de estadista, es cuando señala que antes se hablaba de que existían dos México, el del norte y el del sur, pero hoy con el accionar de los grupos criminales que han llegado a cimbrar diversas entidades del país –Chihuahua, Sinaloa, Baja California, Tamaulipas, Guerrero, Nuevo León, Michoacán, Veracruz– existe el peligro de la balcanización.

Y precisamente la política no ha sido el factor que nos una, sino un elemento de discordia. Simplemente lo vemos con la Guerra Sucia, una forma perversa de hacer política. Por eso hay la exigencia que nuestros principales actores políticos actúen con responsabilidad y con amor a México, pero con hechos y acciones, no con discursos huecos.

 

FORTALECER AL ESTADO Y SUS INSTITUCIONES

Concuerdo con el senador Beltrones cuando pone el dedo en la llaga con un mensaje propositivo, de esos que no abundan, dejando el discurso de choque, confrontación y descalificación. Es cierto, “México requiere fortalecer el Estado y sus instituciones, darle un sentido patriótico y a la identidad nacional (…) México requiere de liderazgo y capacidad. Queremos una sociedad cohesionada, no una latente y peligrosa fragmentación que lleve a una posible balcanización”.