Portal informativo de análisis político y social

REFLEXIONES: TE VOY A MATAR

REFLEXIONES: TE VOY A MATAR

Jul 24, 2011

Dedicada a mi querido sobrino que tiene una gran misión en la vida, pues ha librado pruebas que muy pocas personas han pasado a su corta edad. “Te voy a matar…”, fueron las palabras que escuchó Rodrigo mientras le apuntaban con una pistola en la cabeza. Con lágrimas, Rodrigo de 22 años, sólo alcanza a decir: “Por favor no me mates”. El compañero del envalentado delincuente le dice: “Ya déjalo, vámonos”, y el milagro se hizo: se retiraron del lugar. Esa noche Rodrigo llevó a un amigo a su casa y cuando regresaba fue interceptado por dos sujetos con pistola en mano. Lo obligaron a bajar del vehículo para robarle sus pertenencias. Debo aclarar que el auto de Rodrigo no es ni de lujo, ni nuevo. Él tuvo suerte, no pasó a engrosar la lista de los más de 40 mil muertos por el crimen organizado durante el sexenio de Felipe Calderón.

Rodrigo vive en Monterrey, ciudad alguna vez ejemplar por su desarrollo, seguridad y oportunidades, sin embargo, hoy es un campo de batalla que demuestra la incapacidad de nuestros gobernantes para frenar esta ola de violencia que trae como consecuencia recesión económica, adicciones y estrés excesivo que nos lleva a padecer enfermedades físicas y psicológicas.

En Monterrey las persecuciones y balaceras se dan a plena luz del día que ya hasta parecen normales, los parques de las colonias son campos de batalla donde los niños se encuentran granadas de fragmentación que les explotan y los dañan severamente (colonia Cumbres, donde vive Rodrigo). Lo bueno es que el Gobierno Federal “está haciendo lo correcto”, según los cientos de anuncios pagados por ellos mismos para hacernos creer que si no se estuviera dando esta lucha de esta forma, “las cosas estarían mucho peor”, que la delincuencia “estaría en todos lados”.

Y me preguntó ¿y dónde no está? Yo creo que hay que ser ciego, sordo y tonto como para no darse cuenta de lo que realmente está pasando pero “lo bueno” es que el timón de este barco llamado México está bien dirigido, pero a un huracán clase cinco. Si no hacemos nada, muy pronto todo el país vivirá lo que hoy se vive en Monterrey, cualquier rufián con un arma te encañonará para quitarte tu celular y tu cartera y, si quiere, te perdonará la vida pero si amaneció de malas, simplemente te matará y las personas dirán de ese suceso lamentable: “Seguramente estaba metido en negocios sucios”

SI NO HACEMOS NADA, MUY PRONTO TODO EL PAÍS VIVIRÁ LO QUE HOY SE VIVE EN MONTERREY, CUALQUIER RUFIÁN CON UN ARMA TE ENCAÑONARÁ PARA QUITARTE TU CELULAR Y TU CARTERA Y, SI QUIERE, TE PERDONARÁ LA VIDA PERO SI AMANECIÓ DE MALAS, SIMPLEMENTE TE MATARÁ

Es un hecho que aquí en Guadalajara puedes conseguir drogas con una facilidad asombrosa, los antros son los lugares naturales para adquirirlas pero hasta en los colegios privados y religiosos hay “dealers”. Colombia es el referente para México de lo que fue y de lo que es ahora. He estado en ese hermoso país en dos ocasiones. En la primera me impresionó el grado de militarización que había como parte de la estrategia de ex presidente Álvaro Uribe, quien estuvo en el evento de la Sociedad Interamericana de Prensa al que asistí en Cartagena de Indias.

Pocos lo saben pero Uribe fue víctima de varios atentados cuando decidió sacar a Colombia del hoyo negro, Calderón en su burbuja de cristal seguramente ni un pelo le han tocado. El año pasado regresé a Medellín por un evento relacionado con Víctimas de Accidentes Automovilísticos, me impresionó el cambio que en pocos años habían logrado con un programa donde la participación de los Estados Unidos fue crucial. Me llevaron a la famosa “Comuna 13”, lugar emblemático para la lucha contra el crimen en ese país pues ahí el Gobierno dio su primer golpe contra la guerrilla y el narcotráfico. Comuna 13 fue una guerra sin cuartel que duró varios días y fue elegida estratégicamente, pues Medellín es la tierra de Pablo Escobar y de Álvaro Uribe.

Ahora la “Comuna 13” es un lugar donde las familias pueden ir a convivir, tiene biblioteca pública, Internet en toda el área y da un mensaje el mundo de que sí se puede cuando hay una cabeza con una gran inteligencia, sensibilidad y hue…. (perdón) para generar el cambio. Escuchar a Álvaro Uribe en Cartagena de Indias fue una experiencia que nunca olvidaré y los resultados ahí están. ¿Habrá una persona en nuestro país con ese talento y valentía? Ojalá que sí, pues no quiero que algún día me amenacen a mí o a mis seres queridos con una pistola para robarme lo que honestamente con mi trabajo y mi esfuerzo he ganado.

PD. Rodrigo, Dios tiene algo grande para ti…