Portal informativo de análisis político y social

REFORMA POLÍTICA: EL PASO DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA A LA PARTICIPATIVA

REFORMA POLÍTICA: EL PASO DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA A LA PARTICIPATIVA

Oct 29, 2011

La Reforma Política consiste, principalmente en el reemplazo o modificación de una institución o conjunto de instituciones políticas, lo que implica un cambio en la legislación ordinaria vigente. A 11 años de alternancia partidista en México, tanto el Ejecutivo federal como los partidos políticos han presentado diversas iniciativas de reforma constitucional que, de adoptarse, van a modificar varios aspectos centrales del funcionamiento del sistema político mexicano.

Una reforma institucional de gran alcance concierne no sólo a los partidos políticos, sino a los ciudadanos, ya que afecta la vida política del país.

La Reforma Política que se debate, en estos momentos, en el Congreso de la Unión plantea caminar de la democracia representativa a la democracia participativa. Asimismo busca dar más participación social en la toma de decisiones políticas y públicas.

La minuta enviada por el Senado a la Cámara de Diputados incluye los siguientes aspectos: Iniciativa Preferente del Presidente, Candidaturas Independientes, Ratificación por el Senado de comisionados de órganos reguladores del Estado, Integración de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Iniciativa Ciudadana, Consulta Popular, Sustitución del Presidente en caso de falta absoluta, Toma de protesta del Ejecutivo federal cuando no existan condiciones en el Congreso de la Unión, Reelección, Reconducción Presupuestaria y Veto del Presidente al Presupuesto de Egresos de la Federación.

Los diputados federales del PRI decimos sí a otorgarles a los mexicanos las herramientas legislativas necesarias para su inclusión en la toma de decisiones.

Decimos sí a las candidaturas independientes, a la iniciativa ciudadana, a la consulta popular, a la iniciativa preferente, a la ratificación de comisionados de órganos reguladores del Estado por el Senado, a la Integración de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, a la sustitución del Presidente en caso de falta absoluta.

De las propuestas enviadas por los senadores nos reservamos lo concerniente a la Reelección, para que la decisión se tome previa consulta popular, ya que se trata de una modificación no menor en la vida democrática del país.

Respecto a las propuestas de Reconducción Presupuestaria y Veto del Presidente al Presupuesto de Egresos de la Federación, lo vemos como una intromisión del Ejecutivo federal en una de las principales facultades de la Cámara de Diputados, por eso decidimos votarlo en contra.

Como candidato a diputado federal, incluí en mi decálogo legislativo una serie de aspectos que tienen que ver con la Reforma Política y que en esta propuesta no fueron incluidos, pero por los cuales seguiré pugnando.

He presentado una iniciativa de ley para la reducción del Congreso de la Unión. Disminuir de 500 a 400 el número de diputados federales y de 128 a 96 el de senadores.

He propuesto una iniciativa para revocación de mandato, que permita garantizar la auténtica soberanía popular. También establecí promover la reelección en determinados niveles de cargos de elección popular.

Es poco realista esperar que una Reforma Política pueda resolver de manera directa los problemas sociales y económicos que aquejan a los ciudadanos. La pobreza, la desigualdad social, la falta de crecimiento económico, el abuso de poder, la inseguridad pública y la corrupción tienen su origen en políticas públicas inadecuadas o en fallas estructurales del Estado, sin embargo, una Reforma Política puede afectar de forma visible el desempeño y calidad de un régimen democrático.

 

* Vicecoordinador Jurídico del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados