Portal informativo de análisis político y social

RESPUESTAS: Banqueros ricos, mexicanos pobres

RESPUESTAS: Banqueros ricos, mexicanos pobres

Feb 11, 2017

 

Por Javier Medina Loera

Mientras que el mundo vuelve a los nacionalismos, como ya lo proclama el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, México se mantiene por inercia en el ámbito de la globalización, es decir, entre dos puntos obviamente contrapuestos.

Así lo muestra el reciente informe de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), según la cual la utilidad neta de la banca comercial que opera en México registró un crecimiento anual de 8.3 por ciento en el año 2016, muy por encima al de otros sectores económicos del país.

El año pasado, dice el informe, fue de bajo crecimiento económico, marcado principalmente por la incertidumbre, pero esto no fue impedimento para que el sector bancario mexicano (extranjero en su mayor parte) creciera a buen ritmo y reportara una ganancia de 107 mil millones de pesos, la más grande que ha obtenido en toda su historia.

La utilidad generada por la Banca «mexicana» durante 2016 superó la cifra máxima que consiguió en 2013, cuando reportó 104 mil millones de pesos.

A partir de la crisis financiera de 2008 las instituciones bancarias vieron disminuir sus ganancias, pero en ocho años no sólo recuperaron terreno, sino que crecieron su resultado en 91 por ciento.

Bancomer acapara quejas

El dinamismo del sector se ve impulsado por el banco más grande del sistema, Bancomer, que reporta no sólo la mayor ganancia (31 por ciento del total del sistema en su conjunto), sino por acaparar también el mayor número de quejas de los usuarios de la Banca instalada en México, de acuerdo con registros que obran en poder de la Condusef (dependencia oficial creada para apoyar a los usuarios de la Banca).

La gente se queja principalmente contra Bancomer, y de ello hay infinidad de pruebas, por la manera como se apropia de los ahorros de sus cuentahabientes, cuándo y cómo le da su real gana, sobre todo contra humildes empleados y servidores públicos, sin que nadie pueda hacer algo por ellos, ni el Gobierno, que es el primer obligado a defender los intereses de sus trabajadores. La Condusef, por no contar con fundamentos legales para defender a los cuentahabientes, hace lo que los banqueros le ordenan.

No hay peor impresión para un cliente de Bancomer y de otros bancos que descubrir las maniobras de banqueros y gobierno para quedarse tranquilamente con sus escasos ahorros, que representan muchas veces todo su patrimonio.

La complicidad

En Condusef abundan las pruebas para demostrar el contubernio entre el Gobierno federal y la Banca extranjera para apoderarse del ahorro de los mexicanos.

A sabiendas de que Bancomer ha cometido graves injusticias, plenamente demostradas, la Condusef, responsable de proteger a los usuarios de la Banca, las ha tolerado. La complicidad, fruto evidente de corrupción, es manifiesta.

Sólo así se explican los exitosos resultados financieros de la Banca en México, en momentos en que muchos otros sectores de la industria y del comercio afrontan serios problemas, sobre todo la gente de escasos recursos.

www.javiemedinaloera.com

Javier Medina Loera es periodista.