Portal informativo de análisis político y social

RESPUESTAS | La honestidad política pasó de moda

RESPUESTAS | La honestidad política pasó de moda

Oct 15, 2016

Hace unos días, el magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco, Jaime Cedeño Coral, a quien aprecio por su capacidad y rectitud, publicó en redes sociales un concepto que me pareció de lo más interesante. Dice así:

«A quien corresponda:

Todos aquellos que entendemos —de acuerdo con el estagirita— que la política, por naturaleza, busca el bien social éticamente constituido, estamos muy de acuerdo en que se promulgue una Ley Anticorrupción, porque con lo que nos enseñaron Platón con su República y Aristóteles con su Ciudad-Estado (conjunto de familias y de aldeanos) en una República como la nuestra debe imperar el derecho en toda su pureza.

Busque pues, todo gobierno, el bien común alejado de intereses conflictivos y de repudio social». Jaime Cedeño Coral.

Le contesté de la siguiente manera:

«Con todo respeto, estimado licenciado, tengo desde hace muchos años la mayor estimación y el mejor concepto de usted, lo sabe bien por nuestra amistad común que tuvimos con el gran amigo (QEPD) Ángel Fuentes Ambriz. Lo que usted expresa ahora es un ideal muy legítimo, muy positivo, pero fuera de toda realidad en el contexto político nacional y estatal, donde muchos ven solamente por sus intereses personales, sin el menor aprecio por las demandas más urgentes de la sociedad. Le mando un fuerte abrazo. Javier Medina Loera.

Me respondió así:

«Estimado Javier Medina Loera. Te recuerdo con mucho afecto, al igual que a nuestro amigo Ángel Fuentes. Periódico El Informador, a punto de cumplir 100 años, es un diario que pugna por la honestidad política. Lástima que no podamos hablar de una absoluta pulcritud de muchos funcionarios públicos, sin embargo, no debemos perder la fe en el sistema de la democracia aristotélica, la que, como dijo Winston Churchill, es la menos mala. Aunque… Jesús, fue crucificado hace más de dos mil años por una decisión mayoritaria. Ese es el riesgo de una democracia mal entendida. Te saludo afectuosamente. Un abrazo y muchas gracias por tu mensaje».

Conclusión

Problemas de corrupción tenemos hoy para rato. Sin ir muy lejos, en Jalisco hay cuentas pendientes del gobierno anterior, acusado de un desvío de 7,500 millones de pesos, sin que hasta la fecha se haya aclarado el destino de dichos recursos, que son patrimonio de los jaliscienses.

Por si esto fuera poco, existen denuncias en contra de integrantes del Congreso del Estado, que desde hace por lo menos tres legislaturas se han hecho de la «vista gorda» para aclarar desvíos que son del dominio público. Y más recientemente, hasta en el propio Tribunal de Justicia.

En el plano nacional, ya no se diga, hay asuntos de corrupción o por lo menos de falta de calidad moral no sólo contra altos funcionarios de la Federación, sino también contra varios gobernadores y líderes sindicales ampliamente conocidos.

En conclusión, las palabras del magistrado Cedeño me recordaron cuán lejos estamos de la República que soñaron Platón y Aristóteles hace más de dos mil años.

Javier Medina Loera es periodista.
www.javiermedinaloera.