Portal informativo de análisis político y social

Respuestas: También hay buenos políticos

Respuestas: También hay buenos políticos

Dic 10, 2017

Por Javier Medina Loera //

Con frecuencia se acusa a los periodistas de estar siempre criticando a los políticos y que raras veces reconocen los méritos de quienes realmente los tienen.

En mi caso puedo asegurar que en los foros en los que he tenido oportunidad de participar no sólo he reconocido méritos de políticos y funcionarios públicos interesados por servir a la comunidad a través de la historia, sino también a los que considero realizan una buena labor social en los tiempos actuales, sean del partido que sean.

He reiterado, por ejemplo, que Jalisco es un estado afortunado por haber tenido excelentes gobernadores a lo largo de su bicentenaria historia, pero entre ellos también algunos mediocres y en ocasiones pésimos. Cerca de 200 vidas de gobernantes jaliscienses son las que he consultado a través de diversas fuentes, lo que me permite tener un criterio aproximado sobre muchos de ellos.

Diputados y senadores

Pero no sólo se trata de funcionarios administrativos federales, estatales y municipales, sino también, y muy especialmente, de diputados y senadores, a quienes la opinión pública, por lo general, califica de “chapulines” porque brincan de una representación popular a otra sin más interés que servirse de la gente, es decir, hacer de la política un puro negocio, sin interesarse nunca por la suerte de sus representados.

Sin embargo, puedo afirmar, con conocimiento de causa, que no todo está perdido en estas tierras (pobres de Jalisco y de México si así fuera). Hay por fortuna casos de funcionarios públicos y de legisladores que han hecho lo posible, dentro de las circunstancias políticas que vivimos, por servir con lealtad a la gente.

El caso de Hugo Contreras

El diputado local Hugo Contreras Zepeda, por si algunos no lo recuerdan, es el actual coordinador de la fracción priísta del Congreso de Jalisco, oriundo de Ciudad Guzmán, Jal. (¿Qué tiene Zapotlán que nos manda tantos personajes: Clemente Orozco, Juan José Arreola, Fernando Arias, Alberto Cárdenas…?), pero fue el único diputado priísta que ganó por mayoría de votos en el año 2000. Así andaba entonces su partido.

En su carrera política, que incluye la presidencia del PRI estatal, este hombre se ha distinguido por ser conciliador, negociador, nunca protagónico; su actuación es de bajo perfil, tratando siempre de ayudar al buen entendimiento de los demás, sin figurar él para nada, lo que de manera indudable contribuye a la estabilidad política y social del Estado.

Hugo Contreras es un hombre amable con todos, negociador; con él se puede hablar, conciliar, es decir, es el típico político jalisciense y tapatío de la historia que procura el bien común sobre cualquier otra cosa.

No creo en los diputados y senadores “chapulines” por sistema, pero la excepción hace la regla; no todos los legisladores buscan sólo su beneficio personal al pasar de un cargo a otro; hay casos como el de Hugo Contreras, quien por su vocación política clásica, podría ayudar a Jalisco en el Senado de la República. Pero ésta es sólo una opinión. Ya veremos lo que piensan los demás.

http://www.javiermedinaloera.com

%d bloggers like this: