Portal informativo de análisis político y social

RETROCEDE MÉXICO 8 POSICIONES EN ÍNDICE DEMOCRÁTICO DE LA REGIÓN

RETROCEDE MÉXICO 8 POSICIONES EN ÍNDICE DEMOCRÁTICO DE LA REGIÓN

May 14, 2016

Cada año la Fundación Konrad Adenauer presenta un estudio denominado Índice de Desarrollo Democrático en América Latina que permite medir y evaluar comparativamente el desarrollo democrático en 18 países de la región.

En esta decimocuarta edición del IDD-Lat analiza las siguientes dimensiones:

Atributos de admisión o atributos de la democracia formal, solo es tomada en cuenta para incluir a cada país en el IDD-Lat y todos los países de la región la cumplen.

  1. Dimensión I. «Democracia de los Ciudadanos». Evalúa el respeto de los derechos políticos y las libertades civiles.
  2. Dimensión II. «Democracia de las Instituciones». Mide la calidad institucional y la eficiencia del sistema político.
  3. Dimensión III. «Democracia Social y Humana». Analiza la capacidad del sistema democrático para generar políticas que aseguren bienestar y desarrollo humano.
  4. Dimensión IV. «Democracia Económica». Pondera la capacidad del sistema democrático para generar políticas que aseguren eficiencia económica.

 

México

En el caso específico de México, analizando las 4 dimensiones se llegó a la conclusión que se tienen tanto fortalezas como debilidades en cada una de ellas, entre las que se mencionan las siguientes:

Dimensión I.

  1. No existen fortalezas identificadas.
  2. Se identificaron debilidades como, voto de adhesión política, percepción de respeto de las libertades civiles y derechos políticos, género en el Gobierno y condicionamiento de las libertades por inseguridad.

Dimensión II.

  1. Se identificó como fortaleza la participación de los partidos políticos en el Poder Legislativo.
  2. Como debilidades está la percepción de la corrupción, accountability y la desestabilización de la democracia.

Dimensión III.

  1. Se tienen como fortalezas la matriculación secundaria, tasa de egreso de secundaria y el desempleo urbano.
  2. Como debilidades se encontraron el gasto público en educación, eficiencia en la salud y población bajo la línea de pobreza.

Dimensión IV.

  1. No se identificaron fortalezas.
  2. Como única debilidad está la inversión.

Tomando en cuenta todos los resultados, México ha empeorado nuevamente su puntaje del Índice de Desarrollo Democrático en más del 12%, obteniendo el peor valor de su serie. Históricamente, México formó parte del grupo de países con desarrollo democrático medio y ha superado siempre el promedio regional, sin embargo, por primera vez se coloca por debajo del promedio regional y forma parte del conjunto de países con bajo desarrollo democrático, junto con El Salvador, Paraguay, República Dominicana y Colombia. Esto, por otro lado, se traduce en una peor ubicación en el ranking, colocándose en el décimo lugar, cuatro posiciones por debajo de la del 2014.

El comportamiento de las dimensiones ha sido negativo, salvo en democracia de los ciudadanos, donde ha logrado un incremento del 12%. La caída más significativa ha sido en democracia de las instituciones, donde el resultado obtenido califica con mínimo desarrollo democrático.

En democracia de los ciudadanos, el puntaje alcanzado ha sido más alto que el obtenido el año anterior pero no supera el valor promedio de la serie. México ocupa el mismo 14º lugar que en 2014 e integra el conjunto de países con desarrollo democrático medio.

En democracia de las instituciones, el valor obtenido ha disminuido nuevamente, y en esta ocasión un 32%. México alcanza el peor valor de la serie y pierde siete lugares en el ranking regional, pasando del 7º al 14º lugar, al grupo de países con mínimo desarrollo democrático.

En democracia social presenta un fuerte retroceso, alcanzando el peor valor desde el 2002 a la fecha. Retrocede en el ranking regional hasta la décima posición. Pertenece al conjunto de países que presenta desarrollo democrático medio y se coloca apenas encima del promedio regional.

En la dimensión económica muestra una caída del orden del 8% con respecto al año anterior. Sigue manteniéndose por encima del promedio regional, pero pierde el segundo lugar del ranking. Forma parte del conjunto de países con desarrollo democrático medio.

 

Resultados América Latina

En esta edición se produce una recuperación del 5.7% en el promedio regional, rompiendo el proceso de deterioro que se repetía cada año desde 2009. A pesar de que solamente 8 países mejoran su posición en el ranking regional, 3 mantienen la posición que tenían y 7 países caen en su ubicación entre los 18 países evaluados, lamentablemente México se encuentra en este último grupo que perdió algunos lugares en el índice.

Uruguay, Costa Rica, Chile, Panamá y Perú, en ese orden, lideran el ranking regional, mientras que Nicaragua, Venezuela y Guatemala obtienen las peores puntuaciones de la región.

República Dominicana, Guatemala, Panamá y Bolivia registran la mayor variación positiva en la comparación con el año anterior. En el caso de Guatemala, esa mejor puntuación no le alcanza, sin embargo, para salir del último lugar del ranking regional.

Nicaragua y Venezuela registran las caídas más importantes respecto de 2014. Esa situación los hace retroceder también en el ranking regional a los lugares 16º y 17º respectivamente.

En una situación de mejora generalizada en la región, Chile, Costa Rica y Uruguay encabezan el desarrollo de la dimensión democracia de los ciudadanos, mientras que Guatemala, Honduras, Venezuela y Colombia son los países que presentan la peor puntuación en la evaluación de su régimen de respeto de derechos y libertades.

En la dimensión democracia de las instituciones 6 países mejoran, 3 mantienen su posición y 9 empeoran, pese a que el promedio regional mejoró en un 4.4%. Uruguay y Costa Rica encabezan este ranking, mientras que Ecuador y Venezuela ocupan los últimos lugares en esta dimensión y presentan mínimo desarrollo junto con Paraguay, Nicaragua y lamentablemente México.

En la gestión democrática, en la dimensión de desarrollo social y humano, Chile, Costa Rica, Argentina, Uruguay, Perú y Panamá destacan por el alto desarrollo democrático y encabezan el ranking regional.

En la dimensión que mide la gestión democrática en relación con el desarrollo económico, 8 países mejoran su posición en el ranking regional, con el liderazgo de Uruguay, Panamá, México, Chile, Perú y Colombia, que encabezan el ordenamiento y evidencian alto desarrollo. En cambio, Venezuela, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala ocupan los últimos lugares este año, en un nivel de desarrollo mínimo.

Sin duda, no es grato que México pierda posiciones en este tipo de Índices, eso indica que algo se está haciendo mal y que las tan anunciadas reformas estructurales que se dieron en el primer año de la administración del presidente Enrique Peña Nieto no han dado los resultados esperados o por lo menos no se han visto reflejados todavía.