Portal informativo de análisis político y social

Seguridad compartida

Tal parece que los dueños de tugurios y de los llamados antros no tienen muchas ganas de cooperar con los gobiernos municipales en el gasto que representará aumentar la seguridad para sus negocios y el de sus clientes.

La propuesta de una “seguridad compartida” hecha por el presidente municipal de Guadalajara, Jorge Aristóteles Sandoval, provocó un rechazo casi inmediato de los empresarios de ese tipo de giros. Los negociantes no quieren cooperar con el Gobierno municipal, y tal parece que poco les importa la seguridad de sus clientes, aunque son constantes los avisos que han recibido de posible detonación de artefactos explosivos en sus establecimientos, lo que ha provocado un sinnúmero de movilizaciones de elementos de la Policía Municipal.

Los señores no respetan los horarios, o por lo menos algunos de ellos, la contratación que hacen de “balet parkin” es muy criticable porque quienes lo prestan dejan los vehículos estacionados en la vía pública y de todas maneras cobran. Permiten el ingreso de menores de edad, por señalar algunas de las irregularidades.

Ante la negativa de ayudar en el gasto para su seguridad bien vale la pena que los gobiernos municipales les aprieten en los reglamentos y que los corresponsabilicen, desde ahora, en los daños a personas y bienes que lleguen a ocurrir en cualquiera de los establecimientos. Por cierto, ya que se comenta sobre seguridad pública, el presidente municipal de Tonalá, Juan Antonio Mateos Nuño, debería de poner más atención en la corporación a su cargo. Es el único alcalde que no ha comprado ni una patrulla para la Policía y a más de 13 meses de gobierno se la vive quejando de la deuda que le dejó la anterior administración municipal.

POR FIN APRIETA LA SECRETARÍA DE SALUD FEDERAL

Tal parece que ahora sí ya se decidió la Secretaría de Salud del Gobierno de la República en meter en cintura a las empresas que venden productos de dudosa efectividad.

La prohibición de venta y de publicidad para productos supuestamente prodigiosos estaba detenida desde hace varios años, seguramente por el poder económico de esas empresas que las venden.

Productos en presentación de pastillas, untados, en bebidas, en polvos y otros más, ya no se pueden anunciar por ningún medio y menos vender, lo cual es muy acertado.

Lo malo del asunto es que existen empresas que su forma de venta es por medio de “distribuidores” que los denominan asociados y es la promoción denominada “boca a boca”, la cual es muy efectiva y más difícil de detectar y suspender.

La reglamentación debiera también prohibir ese tipo de comercio de los productos “milagrosos”. Esperemos que en poco tiempo se ponga más enérgica la dependencia federal y elimine la comercialización de ese tipo de mercancía que en muchos países han sido suspendidos.

Ya pronto lo veremos.

POR NO ACUDIR A VER UN EQUIPO MALO LOS REGAÑAN

Ahora resulta que el no aportar para hacer más rico al dueño de las Chivas, son regañados quienes por muchos años simpatizan con ese equipo que cada vez está jugando más mal. El señor Jorge Vergara, de nueva cuenta arremetió contra los seguidores del equipo que todavía tiene en conflicto legal, al señalar que no deben de criticar lo mal que juega y no acuden a su estadio.

La semana pasada volvió a resentir la ausencia de espectadores en su estadio, ya que acudieron poco más de tres mil según conteo de un periódico local.

El empresario tiene el derecho de hacer lo que quiera con su inmueble y los jugadores que maneja, pero la pérdida de afición es consecuencia de él, ya que puras promesas incumplidas ha hecho.

Otro de los problemas que puede no estar midiendo es que la compañía de televisión satelital que difunde los partidos también gana en la comisión que cobra a los subscriptores locales y que varios acuden a los lugares que contratan el servicio. Al paso que va el señor Vergara, se va a quedar solo y con la restricción judicial que tiene de recibir dividendos por venta de jugadores o cualquier comercialización del la marca, está cada día peor. Total, muy su dinero y sus caprichosos gustos, pero a la afición del también llamado Rebaño Sagrado la debería de respetar y atender más.

E-mail: mobago1948@gmail.com