Portal informativo de análisis político y social

SEGURIDAD PÚBLICA: Guerrero, el estado más violento

SEGURIDAD PÚBLICA: Guerrero, el estado más violento

Oct 11, 2014

GUERRERO SE HA CONVERTIDO EN EL ESTADO MÁS VIOLENTO DE MÉXICO: EN TASAS DE HOMICIDIOS DOLOSOS POR CADA 100 MIL HABITANTES, GUERRERO ESTÁ EN PRIMER LUGAR, CUANDO REGISTRA 29 HOMICIDIOS, MIENTRAS QUE SINALOA APARECE EN SEGUNDO LUGAR CON 23.2; CHIHUAHUA EN TERCERO CON 20.3; MORELOS EN CUARTO CON 15.8; MICHOACÁN EN QUINTO CON 15.3 Y BAJA CALIFORNIA EN SEXTO CON 4.2.

Desde hace años se ha hablado de la violencia en Guerrero, primero por aquella guerrilla encabezada por Lucio Cabañas y en los últimos años por la disputa entre algunos cárteles del crimen organizado. Hoy Guerrero es noticia por la muerte de 7 personas y la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa en Iguala.

El pasado 26 de septiembre en distintos hechos fueron asesinadas 7 personas y desaparecieron 43 estudiantes en Iguala, desde entonces Iguala, Guerrero y México han sido noticia a nivel internacional.

Guerrero se ha convertido ahora en el foco rojo para el gobierno federal, lo lamentable es que cada semana en esta administración un estado se suma a la lista de entidades con hechos violentos que hacen que la Gendarmería Nacional llegue a tratar el problema junto con la Marina y el Ejército.

Sin embargo, las luces de alarma se advertían en Guerrero, convertido en el Estado más violento de México, de acuerdo a las estadísticas del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que comprende el periodo de marzo a agosto del presente año.

En tasas de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, Guerrero está en primer lugar, cuando registra 29 homicidios, mientras que Sinaloa aparece en segundo lugar con 23.2; Chihuahua en tercero con 20.3; Morelos en cuarto con 15.8; Michoacán en quinto con 15.3 y Baja California en sexto con 4.2.

En cuanto a número de homicidios, es el Estado de México en el que se han registrado mayor número de homicidios dolosos con 1,324 y Guerrero en segundo con 1,029. La diferencia estriba que mientras Edomex tiene más de 15 millones de habitantes, Guerrero apenas supera los 3.3 millones.

LA BARBARIE

Después de la desaparición de los jóvenes, se encontraron primeramente cinco fosas con 28 cuerpos y posteriormente otras cuatro, los cuerpos hasta el momento no han sido identificados ya que dicho proceso podría tardar algunas semanas, para saber si coinciden con los estudiantes de la normal de Ayotzinapa. De ser los cuerpos de los estudiantes, estaríamos hablando de un crimen que marcará al gobierno Federal de Enrique Peña Nieto y mostrará que la estrategia de seguridad está siendo reactiva mas no preventiva.

El gobierno federal se podrá escudar en que la responsabilidad es del gobierno local, y el local seguramente en que el gobierno federal atrajo la investigación y se deslindará, sería lamentable que este tema se politice, estamos hablando de muertos y desaparecidos, no estamos hablando de narcotraficantes, estamos hablando de estudiantes que deben ser encontrados y los responsables enjuiciados y encarcelados, ya sea que pertenezcan al gobierno, al crimen organizado o a ambos. Aquí la responsabilidad puede ser de los 3 niveles de gobierno.

GOBIERNO DE IGUALA Y GUERRERO

Por un lado es lamentable que el alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca, haya ordenado la detención de los estudiantes a su secretario de seguridad pública, solamente para que su esposa pudiera dar su informe de actividades sin ningún contratiempo.

Es por ello que se da el primer enfrentamiento entre la policía municipal y los estudiantes donde quedaron tres personas muertas, posteriormente al retirarse del lugar en un autobús, los mismos policías por órdenes del presidente municipal los persiguieron y es ahí cuando por una confusión se dispara al autobús de un equipo de futbol y mueren otras dos personas, es hasta después que la policía municipal detiene el autobús con los estudiantes.

NEXOS CON CRIMEN ORGANIZADO

Posteriormente las investigaciones que se han llevado a cabo sobre el caso, se dijo que los policías municipales que detuvieron a los jóvenes los entregaron a una persona apodada «El Chucky», quien pertenece al grupo «Guerreros Unidos» que opera en el mismo estado.

Sin duda, hay complicidad total entre la policía de Iguala y el crimen organizado, por ello el alcalde con licencia está prófugo y los policías del municipio fueron detenidos para investigación y la Gendarmería Nacional tomó el control de la seguridad en Iguala.

En días pasados y según un informe del CISEN, se comprobaron algunos nexos de José Luis Abarca por medio de sus cuñados de nexos con el Cártel de los Hermanos Beltrán Leyva. Fue la misma suegra del alcalde quien señaló la relación de sus hijos con el crimen organizado y por ende el apoyo a José Luis Abarca. Así mismo también habló de los nexos de sus hijos con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, comentando que sus hijos habían financiado la campaña del gobernador, así como que recibía un pago de 2 millones de pesos mensuales por parte del grupo «Guerreros Unidos» para que les brindara protección, cabe mencionar que uno de los cuñados de José Luis Abarca fue detenido la semana pasada.

Después de estas declaraciones y las investigaciones, se promovió un juicio de desafuero contra el presidente municipal, quien tramitó ya un amparo y le fue otorgado por un juez federal, un juicio de desafuero también podría considerarse para el gobernador Ángel Aguirre de comprobarse dichos nexos.

Al parecer, el gobernador en primera instancia no dio importancia al tema y pidió no caer en pánico y posteriormente ofreció una consulta para que la población decida si se va o se queda en el gobierno, esto no se trata de renunciar o pedir licencia, se trata de justicia y de congruencia política y de hacer bien el trabajo para el que fueron electos, porque no hay que olvidar que ambos llegaron al cargo en el que están tal vez por el voto de los familiares de los estudiantes hoy desaparecidos y es a ellos mismos a quienes tienen que dar resultados. Es por este tipo de actitudes que la Casa de Gobierno de Ángel Aguirre ha sido apedreada por la población de Guerrero.

GOBIERNO FEDERAL EN LA MIRA INTERNACIONAL

El gobierno federal tiene doble trabajo en este caso, por un lado la investigación, esclarecimiento de la desaparición de los normalistas, pero por otro lado investigar a los funcionarios coludidos en este caso por parte del gobierno municipal, estatal y hasta federal.

Por parte del gobierno federal el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, declaró que la prioridad de las autoridades es encontrar a los desaparecidos e identificar a los responsables. «Estoy enormemente interesado en encontrar todo el hilo de esta madeja y poder aplicar la ley a quienes pudo afectar a la sociedad de una manera tan brutal como ésta», dijo Murillo Karam.

Será un gran reto para el gobierno federal encontrar a los estudiantes con vida y hallar a los responsables de tal masacre y que no exista impunidad en el caso, deberá caer, de ser necesario y comprobado el presidente municipal con licencia, José Luis Abarca o el mismo gobernador.

La semana pasada México anunciaba con bombo y platillo la participación de efectivos mexicanos en las tropas de la ONU, mejor conocidas como «Cascos Azules», en misiones de paz. Incongruentemente esta noticia se vio empañada por la falta de paz en el país, con la desaparición de los normalistas.

Ante este escenario 16 diputados del Parlamento Europeo se pronunciaron preocupados por lo ocurrido en Iguala y pidieron suspender el proceso de modernización del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea (UE) hasta recuperar la confianza en el Gobierno de México.

Asimismo, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Right Watch, dijo que las desapariciones forzadas en México representan una crisis de derechos humanos que el gobierno está lejos de solucionar y remarcó que el gobierno «formula discursos, promesas, tiene buena retórica, pero pocos resultados en desaparecidos», es por eso que grupos de estudiantes de la UNAM y otras universidades, así como miembros del CNTE, Yo soy 132 y otros grupos de la sociedad se han organizado en apoyo a los familiares para realizar marchas no solamente en Guerrero, también en otros estados y otros países y así pedir que se esclarezca este lamentable caso.

Sin duda, gran prueba tiene el gobierno federal con este caso que debe resolver y castigar a los responsables, no se debe permitir que algo así quede impune y seguir solapando la participación de servidores públicos en hechos tan lamentables.

E-mail: cejalfredo@gmail.com