Portal informativo de análisis político y social

SEGURIDAD PÚBLICA | Michoacán, Guerrero y Sonora: alternancia

SEGURIDAD PÚBLICA | Michoacán, Guerrero y Sonora: alternancia

Jun 20, 2015

Mucho se esperaba de las elecciones del pasado 7 de junio y mucho tenía en juego el gobierno federal, en estados como Guerrero, Michoacán y Sonora, sobre todo en los primeros dos por los problemas de inseguridad que se han presentado en los últimos años.

Una vez más se demuestra que en México la población está razonando y emitiendo su voto, aunque muchas veces sea visto como voto de castigo al partido en el poder, como claro ejemplo tenemos tres estados en los que se llevaron a cabo elecciones como Guerrero, Michoacán y Sonora.

Tanto en Guerrero como en Michoacán el problema para el partido en el gobierno fue el clima de inseguridad que generó bastante descontento social y en Sonora el descontento fue con el gobernador Guillermo Padrés por temas como el Acueducto entre Ciudad Obregón y Hermosillo y temas de corrupción como la construcción de una presa en su rancho.

 

Guerrero para el PRI

Mapa con la Ubicación de iguala.

A pesar de todo lo ocurrido hace algunos meses, el PRI recuperó la gubernatura de Guerrero con Héctor Astudillo, después de contar con un gobierno emanado del PRD que se vio involucrado en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Las manifestaciones por la desaparición de los jóvenes en Ayotzinapa se centraron en «culpar» al gobierno federal por lo ocurrido, pero al final la población de Guerrero supo diferenciar a la hora de emitir su voto y quien pagó la factura fue el PRD.

Si bien el gobierno federal atrajo las investigaciones y durante ellas se dieron una serie de declaraciones desafortunadas por parte del entonces procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, y quedan muchas dudas sobre lo ocurrido, el gobierno federal no fue quien ordenó la detención de los estudiantes normalistas sino el gobierno local encabezado por José Luis Abarca, que provocaría su detención y la destitución del perredista Ángel Aguirre, entonces gobernador de Guerrero.

Muchas de las manifestaciones convocadas en todo el país daban por hecho que el «culpable» era el Presidente de la República y el gobierno federal, pero el resultado de las elecciones el 7 de junio en Guerrero nos muestran lo contrario y nos demuestran que sólo la gente que está cerca de lo ocurrido sabe quién fue realmente el involucrado.

Sin duda que el PRI haya recuperado el gobierno de Guerrero con una ventaja considerable sobre la candidata del PRD-PT, Beatriz Mojica Morga, habla del voto de castigo y del hartazgo de la población ante lo ocurrido hace unos meses.

 

Michoacán para el PRD

Seguridad Publica FB

Tal como si estuviéramos hablando de un intercambio de estados considerados inseguros y conflictivos, en los que el gobierno federal ha tenido qué intervenir, Michoacán, que es gobernado por el PRI, ahora será gobernado por el PRD con Silvano Aureoles.

Un estado como Michoacán que por años fue gobernado por el PRD por personajes como Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy, fue ganado en las elecciones hace algunos años, ante la incredulidad de muchos por Fausto Vallejo, un candidato priista que había sido presidente municipal de Morelia y que seguramente no creía que le iba a ganar a la hermana del entonces presidente de la República, Felipe Calderón.

Mucha era la esperanza que pusieron los michoacanos en el entonces candidato del PRI, Fausto Vallejo, que con el paso de algunos años en el poder defraudó a los electores. Por los graves problemas de inseguridad que se presentaron en el estado, el Presidente de la República decidió enviar a un Comisionado para la Seguridad, Alfredo Castillo, a que «pusiera» orden, debido a las constantes ausencias por problemas de salud del gobernador y además de ello problemas en los que personas cercanas al gobernador como su secretario general de Gobierno, Jesús Reyna y su hijo Fausto Vallejo Mora, fueron ligados al crimen organizado, en específico con Servando Gómez Martínez «La Tuta».

Hoy los tres se encuentran detenidos y éstos han sido un factor importante para que el PRD recuperara el Gobierno de Michoacán una vez más frente a la hermana del expresidente Felipe Calderón, con un candidato como Silvano Aureoles, quien en un principio no pensaba buscar la candidatura pero al final terminó aceptando, tal vez orientado por su amigo Manlio Fabio Beltrones, el coordinador de los diputados priistas en San Lázaro.

 

Sonora para el PRI

Acueducto Obregón-Hermosillo

Gran reto tenía Manlio Fabio Beltrones en Sonora, pues la encomienda y en contra de todos los pronósticos era recuperar la gubernatura que se perdió hace algunos años con el panista Guillermo Padrés y que en su momento mucho influyó el tema de la Guardería ABC en Hermosillo.

Hoy el escenario era diferente, ahora el PRI era oposición y frente a un gobierno panista que fue marcado por la corrupción y el abuso de poder de parte del gobernador del estado, que cínicamente construyó una presa en uno de sus ranchos, sin permiso de la CONAGUA y las autoridades competentes, pretendiendo beneficiarse con un recurso de todos los sonorenses y que sin duda gran parte de su población vive de la agricultura, que en los últimos años ha pasado momentos críticos por sequías que han afectado los campos de cultivo.

Sin duda otro problema fue la decisión de construir el Acueducto que llevaría agua de Ciudad Obregón a la capital del estado y que no fue bien vista por todo el sur del estado que básicamente se dedica a la agricultura, así como por la comunidad yaqui, una de las más importantes en el país.

A pesar de juicios, amparos, manifestaciones, bloqueos carreteros para pedir la intervención del gobierno federal, el gobernador del estado siguió adelante con esta construcción.

Una vez arrancada la época electoral el PRI puso como candidata a la senadora Claudia Pavlovich frente al panista Javier Gándara, y operó desde el centro Manlio Fabio Beltrones que no se podía dar el lujo de perder nuevamente en su estado natal por lo que envió a gente de su entera confianza a operar en la campaña como el exdirigente del Frente Juvenil Nacional, Canek Vázquez Góngora, obteniendo un amplio margen a favor en las elecciones del 7 de junio, donde ganaron por más de 6 puntos porcentuales.

Tanto en Michoacán, Guerrero y Sonora, factores como la inseguridad, la impunidad y la corrupción fueron vitales para que se diera la alternancia y se diera un voto de castigo al partido en el poder ya que casualmente ganaron partidos que anteriormente gobernaban y por un amplio margen en los resultados electorales.

cejalfredo@gmail.com