Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: Administraciones maniatadas

SEXTO SENTIDO: Administraciones maniatadas

Jun 17, 2012

Por Irma Adriana Luna Cruz *

Las campañas políticas están a punto de concluir; los candidatos echan la “carne al asador” en busca de votos (lo que incluye, si es necesario, una estrategia de guerra sucia) y los electores se preparan para razonar su voto, si es que no lo han decidido ya. Todavía no se conocen los resultados, pero ya hay una verdad en común, que preocupa, los futuros gobernantes se encontrarán con administraciones maniatadas.

Arcas en ceros o peor, en números rojos a causa de deudas contraídas, contratos firmados, acreedores haciendo fila. Y por si fuera poco, a cuestas, una lista de solicitudes de empleo de quienes trabajaron en sus campañas y esperan retribución.

Entonces nos remontamos a la historia del país y viene a la mente el libro “Las Mieles del Poder”, escrito por el periodista Alejandro Sánchez, en donde narra cómo las bajas pasiones de nuestros gobernantes y los gustos excéntricos de esposas y amantes, han dejado en la miseria a una nación rica. Y aquí no caben distinciones: priístas, panistas y perredistas por igual, en esto sí tenemos una larga lista de señalados por enriquecimiento sospechoso.

Incluso, no es necesario llevar el asunto al ámbito nacional ni remontarnos al pasado, Jalisco heredará una deuda de 14 mil millones de pesos; en Guadalajara se habla de alrededor de tres mil millones; en Tlajomulco una deuda superior a los mil millones de pesos.

Y qué decir de Tonalá, que padece varias administraciones dolorosas, sin importar la extracción de su color partidista. El candidato del PAN a la alcaldía, Apolinar Alatorre, aún no gana la elección y ya está pensando en estrategias presupuestales para sacar adelante a la administración, pues advierte un municipio endeudado hasta las manitas, casi mil 500 millones de pesos. Simplemente a la empresa concesionaria de la recolección de basura no le han pagado 34 millones de pesos.

Obviamente, estas deudas requerirán disciplina financiera, presionar a los morosos, apretarse el cinturón en algunos rubros o de plano dejar para después servicios públicos indispensables.

¡Pobre nación! Pero como decía la abuela, “si no tienes dinero ni para ropa interior, recuerda tu nacimiento, ponte una mano atrás otra adelante y sigue caminando”. Al parecer esta es la ideología de la perredista Natalia Juárez, candidata a una diputación federal, quien se quitó la blusa para iniciar campaña y terminó desnuda casi al cierre. ¿Cuánto creció su popularidad? Mucho ¿Suficiente para llegar al triunfo? “Es lo que me preguntó. No tengo dinero ni para mandarme hacer una encuesta”, contestó. Pero sigue haciendo su luchita.

Y aquí vamos de nuevo. Mientras, crece la lista de políticos cambiaron su estatus social en poco tiempo, el elector se prepara para ir a las urnas, las arcas del erario sangran, arribarán nuevos gobernantes,  y… ¿? Habremos de recordar a los políticos que la verdadera pobreza radica no en la cantidad de dinero que se posee, sino en nunca estar satisfecho.

 

* Es periodista multimedia

Twitter @adrianalunacruz

E-mail: analisis@notiemp.com