Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: Agenda verde e inmadura

SEXTO SENTIDO: Agenda verde e inmadura

Ene 11, 2014

Por Irma Adriana Luna Cruz —-

La agenda verde es prioridad, o al menos eso se insiste en los discursos de gobierno (municipales, estatal y Federal). Pero, aún no se ha logrado determinar si la es agenda verde porque todavía no madura, o porque en verdad se trata de priorizar el bienestar ecológico. Si es este último… ¡no, pues todavía está más verde!

Pongamos un ejemplo. Administraciones van y vienen, sin embargo, no se ha podido convencer a los jaliscienses de una simple decisión y sencilla acción: Echar la basura en el contenedor que le corresponde.

Se han invertido millonarias cantidades de dinero en “botes inteligentes” fabricados por extranjeros, cuando la brutalidad impera en las calles con la mayoría. Es más fácil ver a una persona aventar una colilla de cigarro, escupir un chicle o patear un bote de refresco en la calle que observar a alguien levantar un papel del suelo, y mucho más difícil, que lo coloque en el bote con la leyenda de orgánico. ¡Qué irónico! Esa inteligencia no aparece con frecuencia, y es mucho más simple y barato.

¿Por qué no se ha logrado implementar el programa de separación de desechos en hogares y empresas de la zona metropolitana tapatía? Simplemente porque no somos constantes, ni ordenados, para colmo somos volubles, desaseados y vale-madristas… el plural es sólo para incluir a gobernantes y gobernados.

¿Cuántos intentos se han hecho para enseñar o convencer a la gente de separar la basura en orgánica e inorgánica? Recientemente cuando se amenazó con cobrar multas a quienes no separaran sus desechos o no respetaran los días destinados para recoger la basura clasificada, muchos hogares lograron la hazaña de seleccionar lo orgánico de lo inorgánico.

Pero el esfuerzo “se fue a la basura” por la nula constancia y el abundante desorden, todo se aventaba al camión recogedor mezclando la porquería, como siempre. Sin lugar a dudas, ahora saldrá más cara la próxima campaña pro-separación de desechos y también será más difícil convencer a la ciudadanía que “ahora sí es la buena”.

La constancia es la base del éxito, sea cual sea la meta fijada, así sean intentos de reordenar el ambulantaje, el sistema de transporte público, o lo que quiera meter en cintura.

Hay dudas también de la efectividad del Organismo Público Descentralizado para defender el Bosque de La Primavera porque hay mucha representatividad de políticos y ciudadanos, pero de entrada se habla de un modelo de desarrollo sustentable incluyente para todos: ejidatarios, propietarios, ciudadanía, Gobierno. ¿Ahí cómo? Si los intereses son hasta opuestos.

Simplemente, ¿cuántos incendios se han provocado para sembrar casas? ¿Acaso ha importado que se trate de áreas naturales protegidas? Históricamente hemos visto que en México intereses económicos o políticos han consumido riquezas y bellezas naturales.

Pero, no hay que ser ave de mal agüero, hay que darle prioridad a una agenda verde pugnando por la ética y la unidad de todos. Se oye bonito, hay que darnos chance de hacerlo.

A ver si no terminamos usando “botes inteligentes” para echar los proyectos de salvación ecológica, mientras el cambio climático nos recuerda que la agenda verde, se ve muy verde.

* Es periodista multimedia
Twitter: @adrianalunacruz
adriana@notiemp.com