Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: CARDENAL ENDIABLADAMENTE POLÉMICO

SEXTO SENTIDO: CARDENAL ENDIABLADAMENTE POLÉMICO

Dic 10, 2011

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“¿A ustedes les gustaría que los adoptara un par de maricones o lesbianas?” –Sobre el derecho de parejas homosexuales para adoptar niños–. Al hablar de los ministros de la Suprema Corte: “No dudo que estén muy maiceados”. Al opinar sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo: “las desviaciones de algunas personas no deben servir para condenarlas, pero tampoco para presumirlas, que las mantengan más bien en secreto”. Al abordar el tema del enriquecimiento ilícito: “No hay rico, rico, rico que sea honesto, porque trabajando nadie se hace rico. Si trabajando uno se hiciera rico, los burros serían los más ricos”, éstas fueron algunas declaraciones de Juan Sandoval Íñiguez que generaron momentos de pena y asombro, y encendieron la llama de la polémica en el país.

 

Él no se considera un hombre que ofrezca declaraciones tronantes, simplemente dice defender la moral y la familia, reconoce que a veces es malhablado, pero se justifica en su origen alteño, “así hablan allá”. Juan Sandoval está convencido que el personaje entrón, polémico y rudo es sólo creación de los reporteros: “Ustedes piensan que toda mi vida ha sido pelearme con la prensa y con los políticos. Eso no es cierto, es una falsedad. Yo no soy lo que ustedes pretenden que sea, el de las declaraciones de mucho ruido en los medios, esa es figura que ustedes hacen, yo no soy ese”.

 

Para algunos, el actuar del prelado durante los 17 años que encabezó la diócesis tapatía, ocasionó que muchos fieles se alejaran de la Iglesia católica, consideran que Sandoval traía el capelo cardenalicio recubierto con la vestimenta del diablo y aplauden su despedida. Hay personas que lo aborrecen, lo odian, al grado de intentar envenenarlo: “Si los médicos se hubieran tardado más en abrirme, me hubiera muerto”, reconoce. Por eso se quedará con sus guardaespaldas en la residencia de San Pedro Tlaquepaque.

 

Por otro lado, el cardenal Robles fue alumno de Sandoval, así que se intuye le guardará respeto –por su enseñanza y edad–. Robles seguramente será mesurado en su hablar. Aunque ya se le prepara una “buena” y “digna” casa en el exclusivo fraccionamiento Colinas de San Javier, él es sencillo, no cuenta con escoltas ni con chofer, le gusta hacer deporte, sonríe mucho y cuenta con “face” y “twitter”.

 

Sandoval desea descansar y llevar una buena vida en compañía de pericos, changuitos, tucanes y perritos. Él promete cuidar las formas: “No es que yo le herede (a Robles), que yo le deje, que yo le encargue o que vaya a seguir mandando, eso está totalmente fuera de lugar”.

 

Obviamente, Sandoval seguirá rodeado de privilegios, de gobernantes, empresarios y grey. Hay gente que le aprecia, consideran que su comportamiento y forma de hablar es parte de su personalidad. Alguna vez, el vocero de la Arquidiócesis, Antonio Montaño, dijo que nunca se dará gusto: “A algunos los critican por buenos y a otros porque no se dejan”.

 

Ahora tras conocer a su relevo, Sandoval consciente de que si antes se anhelaba su llegada, luego del dolor provocado por el asesinato de su antecesor, algunos hoy, anhelan su partida, sostiene: “A los fieles, a los católicos (recomiendo) reciban al que viene con un corazón muy abierto y con gratitud a Dios y se pongan a trabajar con él. Y los que están contentos que porque me voy, pues que sigan más contentos”, y suelta la carcajada. Sin duda alguna, Juan Sandoval es un cardenal endiabladamente polémico.

 

* Es directora General

de la Agencia Notiemp

Twitter @adrianalunacruz

E-mail: direccion@notiemp.com


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad