Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: De la mariguana al krokodril

SEXTO SENTIDO: De la mariguana al krokodril

Dic 14, 2013

Por Irma Adriana Luna Cruz —-

Una mujer está como poseída en la calle, se arrastra por el suelo como cocodrilo. Se desconoce lo que su cerebro experimenta, pero su cuerpo está fuera de sí. Un policía a distancia sólo la observa, esperando a que disminuyan los efectos de la droga para esposarla.

A un hospital arriba otra mujer para recibir atención médica; recientemente en distintas partes de su cuerpo han aparecido llagas, su piel se volvió morada y con manchas blanco-verdosas que parecen escamas de cocodrilo. Ella reconoce que lleva tiempo consumiendo drogas. Los médicos le informan que no hay cura, su cuerpo se ha carcomido y está en riesgo de muerte.

Estos son tan sólo dos casos de los estragos que causa Krokodril, la droga nacida en Rusia. Sea que haya llegado a México o no, es para encender focos de alerta, porque tarde o temprano lo hará. Por los consumidores se conoce que en Estados Unidos esa y otras drogas se venden en cada esquina. De ser así, no cabe duda que pronto llegarán a México tanto los distribuidores como los consumidores ya enfermos o no, tal y como sucedió en Puerto Vallarta.

Ahora que Uruguay legalizó la mariguana, México y otros países observarán si da resultado o no el dejar a libre mercado esa droga, si mengua el consumo, si se detona o si la legalización es solo un mito.

El Gobierno uruguayo promete que tendrá un registro de los consumidores y que los precios de comercialización estarán regulados. Los ojos de Latinoamérica se fijan en este país, el conejillo ya está en laboratorio.

¿Se modificará el mercado de la droga con reformas legales? ¿Detonará el índice de consumidores o menguará? ¿La opción de legalización, apoyada hasta por el expresidente Vicente Fox, es viable para México, es contraproducente o es hasta riesgosa?

Habría que analizar a detalle desde la propuesta legal, los índices de consumo, el comportamiento de los cárteles y hasta la corrupción en las instituciones de gobierno. Hay que prever todos los escenarios.

Pero especialmente se debe prestar mayor atención a que en nuestro país sigue incrementándose el consumo de drogas entre adolescentes y niños. Es en la primaria cuando los chiquillos han estado teniendo contacto con sustancias tóxicas por primera vez, atraídos por el “a ver qué se siente”. Ellos no saben de mercados negros, a ellos no les importa si es mariguana, cocaína, heroína, krokodril o como se llame.

Ellos no razonan en las repercusiones, en los riesgos, en su futuro. Ellos viven el momento, ellos experimentan. No olvidemos que al inicio los distribuidores les regalan la droga, pero ya enganchados todo cambia.

La drogadicción y el bullying están cerca de nuestros hijos, esa es una realidad ineludible. ¿Cómo podemos protegerlos? ¿El Gobierno acabará con el problema de las drogas?

La respuesta es sencilla y difícil: Hay que acercarnos a nuestros hijos, conversar, saber sobre sus problemas, sus temores, sus sueños. Ellos necesitan orientación paternal, de ahí depende una vida prometedora o un cuerpo carcomido por las adicciones. La pregunta es… ¿qué tienen ellos más cerca: A los padres o a la droga?

* Es periodista multimedia
Twitter: @adrianalunacruz
adriana@notiemp.com