Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: Despertar del adormilado monstruo

SEXTO SENTIDO: Despertar del adormilado monstruo

May 26, 2012

Por Irma Adriana Luna Cruz *

Un pueblo aletargado, temeroso y harto de incertidumbre, comienza a sorprenderse cuando un monstruo que aparentemente yacía inerte, despierta y empieza a moverse. Entonces, en menos de un mes, la escena se transforma.

Y no es una película de terror o suspenso, es prácticamente lo que está sucediendo en la política mexicana. Al inicio de las campañas se creía que el guión telenovelero anticipaba el desenlace de la trama.

Los vicios añejos: corrupción, negligencia y voracidad política, llevó al pueblo y sus gobiernos a un estado aletargado. Irónicamente, es el clima de violencia que se comenta por doquier lo que estuvo alimentando a un monstruo, el juvenil, que muchos creían inerte, desinteresado en la política.

De pronto, a menos de un mes del proceso electoral, esa criatura da señales de vida. Ese grupo silenciosamente pero ante la mirada general, se transformó en voto decisor. No está adormilado, ni aletargado, surge con energía, rugió y salió a las calles obligando a los políticos a voltear.

Igual grita: “¡No somos porros, somos estudiantes!”, “¡No vengo por mi torta, vengo por mis libros!”, o exhibe pancartas con leyendas: “Aburto ¿dónde estás ahora que se te necesita?”.

Ese monstruo se gestó en un espacio donde supuestamente le enseñarían las reglas que rigen a la sociedad. Y es ahí, en ese mismo lugar, donde se dio una lección de vida o supervivencia, donde se hizo temblar las corvas a la clase política… la Universidad. ¡Claro, muchos de ellos la pasaron de noche! Pues no saben ni leer.

A ese monstruo se le alimentó para que ejerciera su libre pensamiento, su poder de decisión. Y ahí tenemos a nuestros jóvenes, externando por todos los rincones de sus universidades, sus ideas políticas sean de izquierda, derecha, neutras o hasta de hartazgo.

Pero han levantado la voz. Hacen valer su capital político. Y tan obligan a los políticos a voltear que todo aquel que intente sobrevivir en las urnas, usa y mantiene activa al menos una cuenta en redes sociales para tener vigencia política.

Hay de todo entre los jóvenes: Idealistas y soñadores, rebeldes a lo establecido o al régimen, revolucionarios. Este proceso electoral, le ha servido a la juventud mexicana a darse cuenta de que su voto es más que útil, pues decidirá el presente y futuro del país.

Siempre habrá quienes los traten como niños, quienes critiquen sus acciones o inexperiencia, quienes envidien su energía juvenil y sus ganas de comerse al mundo. Pero todo dependerá de qué tan legítima sea su fuerza, su confianza, su inteligencia, para contagiar al país con sus ganas de transformación.

Sólo hay que observar detenidamente que ese monstruo sea lo suficiente cauteloso para detectar cualquier “chip” integrado de antemano que contenga virus ocultos o manos extracorpóreas que calculen e intenten dirigir cada movimiento.

Lo único real, es que ese monstruo en su despertar comenzó a cimbrar a una nación. ¿A dónde se dirige? Lo más probable es, a las urnas. ¿Quién cautivará al monstruo: un galán de imagen impecable, un mesías o una fémina saliendo triunfante de un mundo machista?

El desenlace…viene pronto.

 

* Es periodista multimedia

Twitter: @adrianalunacruz

E-mail: analisis@notiemp.com