Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: “El Gehena” jalisciense y la FIL

SEXTO SENTIDO: “El Gehena” jalisciense y la FIL

Nov 30, 2013

Por Irma Adriana Luna Cruz —-

Irónicamente, Felipe Calderón le declaró la guerra a los narcotraficantes en la época en que mayor paz ha tenido México, dando como resultado que los muertos se multiplicaran en su sexenio, en una cantidad superior a los muertos en Irak durante la guerra, aseguró recientemente en una conferencia, el analista Leo Zuckermann.

El ex presidente Calderón “no escuchaba la crítica, tenía una prioridad, aunque con su método bélico e improvisado, logró consciente o inconscientemente colaborar con sus enemigos”, explica en su libro “Narcoleaks”, Wilbert Torre.

La guerra mexicana contra el narcotráfico se pactó en la Casa Blanca, asegura. Hoy tenemos centenares de muertos y desaparecidos en nuestro territorio, mientras Estados Unidos no atrapa a “jefes” de cárteles y allá sigue la venta de drogas como si fueran frutas: “Véndeme 150 plátanos y asegúrate que estén verdes”. Son claves del negocio de la fruta que esconden mensajes de transacción en el mundo del narco, venta de cocaína y lavado de dinero.

Los acuerdos México-estadounidenses, actuaciones policiacas dudosas, desapariciones, torturas, instituciones cuestionadas vienen de décadas atrás, aborda en su libro “El Policía”, Rafael Rodríguez Castañeda. Ambas obras se presentarán en la Feria Internacional del Libro y nos abren un panorama para tratar de entender nuestra realidad.

Llega la FIL precisamente en estos días cuando nuestra mente intenta comprender que pasa con este “Gehena” (basurero que incluye cadáveres) descubierto en territorio jalisciense, noticia que nos obliga a reflexionar: ¿Desde hace cuánto tiempo opera el panteón clandestino? ¿Cómo es que nadie se dio cuenta de la masacre e inhumación masiva, si se supone que desde hace tiempo se intensificó la vigilancia en los límites con el vecino estado de Michoacán? O por lo menos eso nos aseguraban desde la administración anterior.

Si esto sucede en Jalisco, lugar que no está a niveles preocupantes de inseguridad como otras entidades del país –argumento que también presumen nuestras autoridades–, entonces solo queda mover la cabeza afirmativamente ante declaraciones como la del presidente israelí Shimon Peres, cuando dice que el narcotráfico es terrorismo.

Viendo así la situación, estamos equivocados desde el momento en que acordamos con Estados Unidos presupuestos millonarios para luchar contra el narcotráfico porque mientras México aporta los muertos, ellos consumen la droga. ¿No sería mejor que el vecino que regule su compra de “frutas” o que modifique su dieta?

Llega otra edición de la FIL y México sigue igual que el año pasado y el antepasado, un país consternado por la violencia y descorazonado por las ejecuciones, desapariciones y secuestros. La historia en las páginas de nuestro México nos deja nuevos cuestionamientos: ¿Cuántos basureros clandestinos de cadáveres se encontrarán? ¿En verdad tenemos células terroristas en el territorio? ¿La guerra contra el narcotráfico está bien dirigida o en lugar de ver hacia afuera hay que atacarla desde nuestro hogar protegiendo a nuestros hijos?

Si en el mundo hay un sobreviviente ante los conflictos internos y externos es Israel, aprendamos de este país tan rico en historia. Vamos a penetrar en sus páginas y en sus antiquísimos rollos, quizás ahí encontremos respuestas a nuestras preguntas existencialistas.

¡Bienvenido Israel, a México, a Guadalajara, a la FIL!

* Es periodista multimedia

Twitter: @adrianalunacruz

adriana@notiemp.com