Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO | El lugar de los milagros

SEXTO SENTIDO | El lugar de los milagros

May 9, 2015

Un indígena michoacano, de escasos recursos, había hecho un largo viaje a Guadalajara con el fin de llevar a su hijo adolescente al Hospital Civil para que lo atendieran médicamente, pues le acaban de diagnosticar cáncer. Cuando el médico explicaba el tratamiento a seguir, el padre del joven estalló en llanto. No podía parar de llorar y con voz entrecortada dijo: «no cabe duda que he llegado al mejor hospital del mundo».

El Hospital Civil de Guadalajara ha mantenido abiertas sus puertas durante 221 años, y como lo instruyó Fray Antonio Alcalde, con la misión de atender a los enfermos más necesitados. Ahora ya no sólo son pacientes originarios de Jalisco, sino de toda la región de Occidente y hasta más. Personas que no cuentan con seguridad social (en la entidad siete de cada diez personas no tiene). Para que esto sea posible sólo hay una explicación, ahí los milagros suceden a diario.

Sí, en este lugar se hace lo que pareciera imposible en cualquier otro hospital, gracias a la capacidad de médicos y enfermeras, al gran altruismo y… con los bolsillos rotos.

El nosocomio tiene que andar mendigando más de 600 millones de pesos que le adeuda el Seguro Popular. Ha pasado vergüenzas con los proveedores porque no se les puede pagar en meses. Ha llegado hasta al grado de que ya no le quieren surtir insumos por la abundante deuda.

Hoy que el Hospital Civil de Guadalajara al menos ya es una institución benemérita, así lo signaron nuestros diputados, ahora falta que en realidad reciba un trato como tal y que no le ninguneen los recursos económicos, ni tenga qué estar suplicando moribundo para que le inyecten presupuesto de emergencia.

Se atiende a más de cuatro mil pacientes provenientes de otras entidades del país, entre 15 y 16 diarios. La mayoría viene para atenderse patologías de alta especialidad.

Las entidades beneficiadas deberían estar obligadas a aportar una cantidad de sus presupuestos anuales como muestra de agradecimiento por la atención que se les brinda a sus pacientes. Imagínese si Michoacán, Nayarit, Colima, Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes y el Estado de México aportaran una lanita con frecuencia a la Fundación de Hospitales Civiles. ¡Todo lo que podría hacerse!

Actualmente, ahí hay 77 mil pacientes hospitalizados, nacen 13 mil 500 bebés, se practican 37 mil 500 cirugías de alta especial y se brindan 650 mil consultas también de alta especialidad. Estas intervenciones médicas de practicarse en hospitales privados significarían gastos multimillonarios. La gran diferencia es que el servicio en el Hospital Civil no tiene fines lucrativos.

Aproximadamente un millón de urgencias se atienden en nuestro estado, 40% son atendidas en la Cruz Verde y la Cruz Roja, pero 20% requieren de manejo de alta especialidad y son derivados a los hospitales civiles (se trata de atenciones más costosas y con mayor tiempo de estancia hospitalaria).

El lugar de los milagros hoy requiere de un milagro mucho mayor, necesita recursos para sobrevivir, por muy benemérito que sea. Recuerde que muy de cerca, la muerte ronda.

 

adriana@notiemp.com
@adrianalunacruz