Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: ERRORES QUE MATAN A POLÍTICOS

SEXTO SENTIDO: ERRORES QUE MATAN A POLÍTICOS

Abr 21, 2012

Los graves errores no necesariamente se registran con las fallas humanas, sino equivocarse y reiteradamente no reconocerlo, reza la sabiduría popular. A nuestros políticos y gobernantes se les ha olvidado que esos errores son los que matan en las elecciones, y este principio no distingue colores partidistas; lo mismo aplica a priístas, panistas, perredistas y demás.

 

El PAN arribó a Jalisco hace tres sexenios por el llamado “voto de castigo” de la ciudadanía al PRI por distintos errores; uno de los más graves, la negligencia que llevó a las explosiones del 22 de abril en el barrio de Analco, hace dos décadas, provocando la muerte de innumerables personas.

 

Hoy podría sucederle lo mismo al blanquiazul y tropezando con la misma piedra. Al menos, los damnificados de las explosiones han externado su repudio contra el Gobierno porque se sienten utilizados, insisten en que su tragedia fue tomada por el PAN como botín político para llegar al poder y después los desecharon, los olvidaron, los menospreciaron.

 

Otro grupo que tiene guardadito su voto de castigo al PAN son los taxistas, quienes se sienten engañados, traicionados y robados por lo sucedido durante los Juegos Panamericanos. Los choferes de carros de sitio señalan que el Gobierno primero les jugó el dedo en la boca con las capacitaciones y las acreditaciones para que brindaran un servicio de “clase internacional” al turismo, y al final, los engañaron ya que el transporte exclusivo –que sostienen fue negocio de funcionarios públicos– que daría el servicio durante la justa deportiva, ya se tenía completamente planeado.

 

“A mí una periodista venezolana me lo confesó, les dijeron que no tomaran los taxis amarillos porque corrían el riesgo de que los secuestraran, que sólo deberían tomar su transporte exclusivo”, aseveró un taxista muy molesto.

 

Ellos están sacando sus cuentas, son alrededor de 20 mil taxis, la gran mayoría trabaja a dos turnos, por lo que ya estarían hablando de 40 mil votos, más los dueños de los coches de sitios y las familias de todos. El error del PAN ha sido su soberbia al gobernar, “será una buena cantidad de votos en contra que se han ganado”, insistieron.

 

Por otro lado, está el PRI. Mientras el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana analiza y está por resolver que en 19 municipios habrían faltado requisitos esenciales para registrar a sus candidatos para la próxima elección. La ciudadanía sigue preguntándose si el partido más experimentado, ese que gobernó al país durante más de 70 años, haya sido capaz de cometer un error parvulario y en territorios que son importantísimos durante la elección, por la gran cantidad de votos que representan.

 

Si hubo un “error humano”, podríamos decir que por la premura “al mejor cocinero se le va un tomate entero”. Sin embargo, ya sin pensar en que ese error haya sido intencional, si hubo una equivocación y aún sabiendo que existió, se aparenta que no, ahí está el grave error.

 

Ante los señalamientos que ha hecho el Partido Acción Nacional sobre la falta de firma en las planillas priístas de Zapopan, Tonalá y El Salto, entre otros, mostrando incluso la copia de la documentación presentada ante el IEPC hay dos panoramas: si finalmente el PRI recibe el registro de esas planillas, entonces quedaría en duda si el organismo electoral se prestó a negociaciones turbias, o de lo contrario, si al PRI le niegan su registro en esos municipios, entonces es posible que intenten limpiar sus culpas, cuestionando a la institución encargada de resolverlo.

 

Con este escenario y con nuestra historia política, la duda mata. El gran perdedor no sería el PRI, no sería el PAN, no sería Héctor Vielma en Zapopan al quedarse sin miel y sin jícara, aquí todos perdemos.

 

Durante las campañas electorales, los errores se magnifican, pero sin lugar a dudas, cuando se intentan ocultar, negociar o disfrazar, es mucho peor porque se convierten en balas que regresan con capacidad de matar a grandes candidatos y partidos experimentados. Con semejantes irresponsabilidades, simplemente el cadáver aparece en las urnas.

 

* Es directora General de la Agencia Notiemp

Twitter: @adrianalunacruz

E-mail: direccion@notiemp.com