Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO

SEXTO SENTIDO: HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO

Mar 17, 2012

Toda persona es inocente, “hasta que se demuestre lo contrario”, es la máxima legal en el país, que lamentablemente con frecuencia se vuelve letra muerta. En especial, cuando el juicio no se lleva a cabo en tribunales ordinarios, sino en “populares”, bajo el patrocinio de algunos medios de comunicación.

 

Solemos divertirnos y burlarnos de borrachos y adictos a las drogas que hacen su show en la barandilla, espectáculo que lastimeramente transmite una televisora local. Lo cierto es que no es ético exhibir a quienes se encuentran inconscientes o aún no han sido juzgados.

 

En esta ocasión, la exhibición pública y enjuiciamiento popular llevó a que cuatro personas inocentes se quejaran porque fueron mostradas como delincuentes, junto con sujetos vinculados directamente con los narcobloqueos, luego de que militares capturaran al líder del Cartel Jalisco Nueva Generación, desencadenando violencia en distintas partes de la ciudad.

 

Ellos rogaban a las televisoras que dejaran de pasar vez tras vez las imágenes, ya que se había demostrado que eran inocentes. Una situación que obliga a la reflexión. Las televisoras tomaban mano de las imágenes que tenían: el lugar de la captura, los bloqueos, coches incendiados y los detenidos –que fueron presentados por la autoridad–, no había de otra. Pero, ¿a costa de qué?

 

El Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Jalisco tiene desde hace más de seis años un Código de Ética Comunicativa para Contenidos Jurídico-Policíacos que olvida y pretende volverlo letra muerta (www.consejociudadano.org.mx/index.php?page=cetica) Ahí se especifica que policías preventivas municipales y estatales, además de investigadoras en la entidad, no deben exponer ante los medios de comunicación a los detenidos en barandilla, ni serán entrevistados por reporteros, hasta ser “escuchados y vencidos en juicio”, como lo marca la Ley.

 

Lo cierto es que la vorágine informativa envolvió a los medios de comunicación, ávidos de respuestas, pero se encontraron con datos parcos del Gobierno del Estado. Como consecuencia, difundieron cualesquier dato que apareciera en reportes a redacción o en redes sociales.

 

“La información incompleta, genera alarma”, declaró el especialista en salud mental, José de Jesús Gutiérrez, al catalogar como “primitivo”, el manejo informativo que le dio el Gobierno jalisciense al caso.

 

Gutiérrez advierte sobre otro punto que no puede pasar desapercibido: algunos tapatíos padecieron “estrés postraumático” sin recibir apoyo psicológico. Los policías al momento de entrevistar a las víctimas que padecieron con violencia, el baje del camión o el robo de su vehículo –que fue posteriormente quemado–, debieron proporcionar en simultáneo los datos de las instituciones que proporcionan atención psicológica en momentos de crisis para que fueran atendidos, al menos vía telefónica, si presentaban los síntomas de estrés postraumático, explicó.

 

El resultado: pánico generalizado, ausentismo escolar y caída en las ventas de restaurantes, cines y otros lugares de entretenimiento –al día siguiente, por cierto, fin de semana–, pero especialmente, falta de credibilidad en la autoridad y sensación de inseguridad.

 

El procurador de Justicia de Jalisco, Tomás Coronado, aunque no se disculpó con los inocentes, sí intentó corregir e imponer la prudencia, al confirmarse la vinculación directa de 16 sujetos, proporcionó nuevas imágenes y sus declaraciones ante el Ministerio Público para satisfacer las necesidades informativas, aunque fuera cinco días después.

 

Sin lugar a dudas, la captura de importantes capos y sus repercusiones, debe obligar a los jaliscienses a concientizarnos que estamos entrando a una encrucijada, en terrenos que no deseamos pisar, pero que obligadamente estamos inmersos en ellos.

 

Hay una lista de asuntos a reflexionar, así seamos autoridades, medios de comunicación o ciudadanía, para aprender a sobrevivir sin atentar contra nuestros propios derechos, o por lo menos… hasta que se demuestre lo contrario.

 

* Es directora general de la Agencia Notiemp

Twitter: @adrianalunacruz

E-mail: direccion@notiemp.com