Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO | La edad de la inocencia

SEXTO SENTIDO | La edad de la inocencia

Sep 5, 2015

El pequeño cuerpecito se podía observar boca abajo, como durmiendo un sueño profundo, pero el ir y venir de las olas que golpeaban su rostro no lo despertaban, permanecía inerte. Esta imagen causó indignación mundial porque ese chiquito sirio debería estar con vida, corriendo y sonriendo, nunca haber muerto como migrante.
Sin embargo, no nos rasguemos las vestiduras cuando aquí mismo en Jalisco hay miles de niños que han perdido la sonrisa, quieren huir por la violencia intrafamiliar y la alineación parental que sufren.
La ley recién aprobada a favor de niños, niñas y adolescentes jaliscienses es muy bella, se logró tras el derramamiento de océanos de lágrimas de niños y padres por años. Ahora sólo falta que su aplicación se logre de forma expedita y siempre anteponiendo el «máximo bienestar integral posible».
Todo padre debería leer la legislación aprobada por los diputados y aplicarla desde el mismo seno familiar, los niños tienen derecho a «decir lo que piensan y ser escuchados con atención por sus padres». Estos renglones ya son violados en algún hogar en este mismo momento, lamentablemente.
La ley es hasta moderna porque incluye que los niños tienen derecho no sólo a los alimentos, la educación y a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado sino también a tener acceso a tecnología de punta e internet.
El Consejo Estatal de Familia (CEF) quedó eliminado, estaba tan podrido su fundamento que no podía rescatarse. Hoy se da paso a la Procuraduría de Protección. Sin embargo, los exfuncionarios del CEF que en su momento destrozaron las relaciones fraternas entre padres e hijos y que separaron hermanos siguen libres a pesar de que causaron un grave daño emocional a la niñez que juraron defender, ninguno está pagando con cárcel sus errores y omisiones. Entonces la impunidad ganó al final.
La nueva ley pretende transparencia en las adopciones y prohíbe cualquier cobro por tramitación de adopción. Se abre la posibilidad a la relación preadoptiva para que el pequeño en cuestión tenga la posibilidad de conocer a sus padres adoptivos dentro de un ambiente hogareño antes de concretar el trámite, y disminuir los regresos por falta de adaptación. Se eliminan, al menos en letra, cualquier millonario pago de los padres adoptivos. Antes se escuchaba decir en voz baja que el dinero que se conseguía de una adopción internacional ayudaba a mantener las necesidades de otras decenas de niños que permanecían en casas hogar. Pero claro, todo se manejaba de forma extraoficial.
Ahora también se quiere erradicar el olvido institucional, que tanto daño causa y que vuelve a niños en doble víctima. Los casos de menores albergados por muy complejos que sean deberán resolverse en menos de dos años y reintegrarlos a su familia de origen, extendida o adoptiva.
Por lo menos hoy el Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) ya cuenta con un censo de albergues y población de niños institucionalizados, antes ni siquiera eso se tenía.
A pesar de todo, la nueva legislación es perfectible, hace falta mucho por hacer en el renglón de alineación parental para castigar severa y rápidamente a los progenitores que retengan o sustraigan a sus hijos para castigar a la expareja.
Hace falta mucho para erradicar la explotación sexual de menores. Ahí tenemos a Puerto Vallarta vergonzosamente ocupando los tres primeros lugares a nivel nacional como el paraíso para los pedófilos internacionales que buscan satisfacer sus bajos instintos con pequeños cuerpecitos.
Sí, Jalisco tiene una buena legislación a favor de los niños, niñas y adolescentes, aplausos, pero no basta con eso, ahora hay que ejercerla de forma expedita y justa. Ahí está el reto, y más al umbral de la aplicación de un nuevo sistema de justicia penal acusatorio. Los diputados entrantes tendrán que seguir trabajando en los puntos pendientes de la ley para proteger más ampliamente a los niños jaliscienses que viven en la edad de la inocencia.