Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: LA PRINCESA Y EL PRINCIPITO

SEXTO SENTIDO: LA PRINCESA Y EL PRINCIPITO

Dic 3, 2011

“Si Josefina se llamara José, ya sería la candidata panista”, le dijeron a la suspirante albiazul a la Presidencia de la República, durante la presentación de “Nuestra Oportunidad, el México que todos queremos” en la Feria Internacional del Libro (FIL).  Josefina Vázquez Mota, ni tarda, ni perezosa, respondió que seguirá el consejo que le dio la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet: “No caigas en la tentación de ponerte bigote para gobernar, gobierna como lo que eres, una mujer”.

 

La “Princesita” que ahora conocemos, ya se sacudió a la “horrible bruja del cuento” que intentaba hipnotizarla mientras cursaba la educación básica. Ella se ha envalentonado, confiada en que la cuestión de género, está y estará marcando la diferencia, hace su apuesta.
Al menos en Jalisco, sólo bastó una reunión con el sector empresarial para que la mayoría de las lideresas de la Iniciativa Privada, salieran convencidas de que su voto el próximo 2012, será para ella.  Josefina contó su propia historia de supervivencia política, “nunca he podido nadar en aguas dulces, ni peces de colores, nadar solamente entre tiburones”, dijo sobre su carrera seglar, la oceanografía, y su aplicación en la política. Sabe moverse muy bien sobre esas grillescas y turbias aguas; vaya que aprendió bien y rápido, no hace ni tres meses que dejó su cargo como diputada y coordinadora de la fracción panista y ya dice: “Hágase la ley, en los bueyes de mi compadre”. Ella exigió que en breve termine el fuero para legisladores y que todos seamos iguales ante la ley.

 

Josefina ya sintiéndose respaldada por los jaliscienses, regresó la misma semana para disfrutar nadando de muertito, mientras les muestra a sus contrincantes panistas, quién tiene las simpatías –por el momento–. En tanto el “Principito”, también causó revuelo en el marco de la FIL. Dicen que el francés Antoine de Saint-Exupéry, escribió el libro infantil de forma exprés, mientras se hospedaba en un hotel neoyorkino; sin embargo ahora, es uno de los más conocidos. Así el producto llamado Enrique Peña Nieto, el rey de las redes sociales, el copetón impecable, el controlador de “gaviotas”, es hoy innegablemente el más redituable. Es el más conocido del clan.

 

El libro de Saint-Exupéry oculta una metáfora que enseña sobre de la vida, la amistad y el amor. El “Principito” moderno, igual aparece en una revista de farándula –exhibiendo  sus amores y amistades–, como en la Fiesta de las Letras, codeándose con los grandes de la literatura en español –haciendo gala de su popularidad–.

 

Sin lugar a dudas, hay que aplaudirle a Enrique Peña Nieto, el proceso de transformación que ha tenido, su imagen y publicidad lo colocan entre los “guapos” o “bonitos”, “gente bien”, de esos que son verdadero atractivo político. No olvidemos que el voto femenino será el gran decisor.

 

Al final, la “Princesa” y el “Principito” coinciden en algo –una es amenazada por hambrientos y enormes tiburones, el otro observa a boas con una panza hinchada de tanto comer–, los dos hablan de voracidad, avaricia, ambición política, vanidad y egoísmo.

 

Así como en la moraleja del “Principito” es esencial captar las cuestiones invisibles, durante el próximo proceso electoral vamos a tener que abrir los ojos y captar esas cuestiones invisibles antes de emitir el sufragio, de lo contrario nos tragan, no vaya a ser que en el poder, la “Princesa” se vuelva bruja y el “Principito”, sapo.

 

* Es directora General
de la Agencia Notiemp

 

Twitter @adrianalunacruz

E-mail: direccion@notiemp.com

One comment

  1. Gina Haley /

    Muy buena forma de escribir 🙂