Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO | Redes sociales, armas de alto poder

SEXTO SENTIDO | Redes sociales, armas de alto poder

May 2, 2015

Los jaliscienses se convirtieron en principales protagonistas de la información durante los bloqueos en calles y carreteras, incendios de gasolineras y ataques a bancos. Estando en el lugar de la noticia sintieron la adrenalina que vive todo reportero y sin temor alguno, ni reparar en los riesgos, grabaron en sus teléfonos celulares y nos mostraron cómo los delincuentes hicieron bajar bestialmente a los usuarios del transporte público para en cuestión de segundos rociar gasolina y prender fuego a las unidades. A través de uno de esos videos observamos cómo los sujetos quebraban vidrios, quemaban sucursales bancarias y gasolineras para después darse a la fuga a bordo de camionetas. Rápidamente comenzaron los mensajes de alerta sobre las zonas en conflicto para evitar circular por ahí y disminuir riesgos a la población.

Millones de cibermensajes circularon este fin de semana mostrándonos la cara de un Jalisco desconocido o uno que nos negábamos a ver. Pero también había falsas alarmas que causaron incertidumbre y pavor no sólo en Jalisco, también en México y el extranjero. Familiares radicados en otros países intentaban espantados comunicarse con su gente para conocer si estaban bien, pues a lo lejos percibían un Jalisco apocalíptico.

Y como buenos mexicanos abundantes en creatividad, a tan solo unas horas del susto, comenzaron a difundirse los memes que obligaban a carcajearse hasta a quienes cargan con el humor más agrio. La foto de una madre vestida como heroína de película de acción con armas de alto calibre en cada mano y el pecho repleto con cargadores abastecidos diciendo «voy a la tienda, ¿quieren algo?». La imagen de un grupo de mariachis cantando a todo pulmón «Guadalajara, Guadalajara, hueles a pura troca quemada», o un policía que en un retén le ofrece su arma a un automovilista que se dirige a Guadalajara con el fin de protegerlo porque «está cabrón», fueron algunos de los muchos memes muy creativos que circulaban por la telaraña cibernética como intentando blindar a la mente para desfogar la tensión y la gente que no se concentrara en el significado de los hechos inéditos y sus repercusiones. Vivir con ironía para no comprender la dramática realidad.

Así, mientras los delincuentes mostraban a la autoridad que cuentan con capacidad para causar daño a un helicóptero y matar sin piedad a uniformados sean federales, estatales o municipales, los tapatíos también aprovecharon lo que tenían a la mano para defender sus posesiones. Los contactos cibernéticos se utilizaron para iniciar un movimiento #RecuperamosGDL. Cuando las autoridades confirmaron que la situación estaba controlada, aunque el código rojo de seguridad se mantenía durante el fin de semana, especialmente los jóvenes decidieron que no dejarían en manos de los criminales a su ciudad. Y en pocas horas comenzaron a externar con fotos su decisión de salir a disfrutar de sus acostumbrados lugares de recreación y con ello demostrar que el crimen organizado no intimidaría a la sociedad ni le arrebataría su territorio. Rápidamente se propagaron las imágenes de personas disfrutando de parques, plazas, explanadas, calles y sitios históricos disfrutando la compañía de familiares, amigos cercanos, o simplemente de una cerveza y unas papas. El mensaje era evidente: recuperé mi ciudad, aquí vivo y trabajo, todo en calma y sin miedo.

Igual en las redes se tuiteaba el mensaje del Chicharito (Javier Hernández) que en su condición de personalidad futbolera mandaba un mensaje de solidaridad: «Ojalá mi hermosa ciudad y también mi país pueda encontrar paz y tranquilidad». Palabras que acompañó con una imagen que invitaba a una marcha por la paz para el próximo 5 de mayo. El cantante Alejandro Fernández también invitó a la misma movilización ciudadana.

Checo Pérez, estrella de la Fórmula 1 mandó un tuit a su comunidad tapatía asegurando: «Vamos a salir de esta juntos».

Tan fea se puso la cosa en Jalisco, que hasta los políticos dieron muestras de civilidad. Los candidatos por fin lograron la tan ansiada unidad de fuerzas y decidieron por al menos unas horas suspender sus actividades proselitistas en busca de votos. Y esas son palabras mayores porque aprovechan cualquier segundo o circunstancia para jalar agua a su molino. Muchos informaron a través de sus perfiles cibernéticos esa decisión y tenga por seguro que ahora utilizarán esos mismos canales para arrebatar votos señalando los errores del gobierno en la lucha anticrimen.

Ya los analistas nos hablarán de los mensajes ocultos que enviaron los delincuentes a las autoridades y la muestra de su poderío organizacional y de equipo, de la capacidad o incapacidad de nuestros gobiernos para el combate del crimen y la penetración añeja que han logrado los mafiosos en cuerpos de seguridad burlándose de sus exámenes de confianza y sus insuficientes estrategias. Ya nos dirán las autoridades de los millonarios costos que tendremos que pagar por campañas internacionales para atraer el turismo de nueva cuenta a la hoy empañada Perla Tapatía. Pero lo que fue evidente es que la ciudadanía está armada y dispuesta a luchar por su territorio, gritó su postura y su coraje, no tuvo empacho en mostrar en su brazo las armas de alto poder con las que cuenta para defenderse, y sí, junto con su fortaleza también exhibió su vulnerabilidad.