Portal informativo de análisis político y social

SEXTO SENTIDO: Salvando vidas y dejando un buen billete

SEXTO SENTIDO: Salvando vidas y dejando un buen billete

Nov 16, 2013

Por Irma Adriana Luna Cruz —-
 
Ella, sumamente triste tenía la mirada cabizbaja, su cuerpo estaba, pero su mente se encontraba en la sección de los recuerdos. No podía entender qué había pasado, si anoche apenas había hablado con él, platicaron de tonteras. Pero hoy a primera hora se enteró que su íntimo amigo había muerto. Le informaron que en el antro se hizo de palabras con otro cuate y cuando en la madrugada decidió regresar a su casa acompañado de unos amigos todos fueron atropellados por un iracundo sujeto. Varios murieron, entre ellos su amigo fiel.
 
Todos los fines de semana es la misma historia, los jóvenes acuden en grupo a los antros, muchos no tienen control del alcohol que consumen y pierden la conciencia, otros la vida (cuatro en promedio cada día).
 
Las peleas que incluyen sillas voladoras o balazos, lo que se tenga a la mano. Decenas mueren todos los meses porque se envalentonaron convencidos de que solo se habían bebido unos tres tequilas o unas cuantas cervezas.
 
Se ha multiplicado los expendios de micheladas en las cercanías a secundarias, prepas y centros universitarios, violando todo reglamento. Pero nadie ve nada, o mandos superiores dijeron que no lo vieran a pesar de que todos miramos o padecemos los autos estacionados arriba de las banquetas, en los camellones o en los montículos de terracería, porque los bares por lo regular no cuentan con estacionamiento suficiente para la cantidad abrumadora de chavos que acuden todos los fines de semana.
 
Así que desde este “buen fin” estaremos escuchando desde el “¡ay, güey! Sólo me tomé unos drinks y me gané un ticket para un relax en la CURVA”, hasta la famosa frase de “me agarraron como puerco”, pasando por el “yo soy amigo del gobernador”, tras implementarse el operativo de alcoholimetría en Guadalajara con el objetivo de salvar vidas.
 
El bello rostro y amable de las toritas o toreras será el primer filtro para desarmar a los galanes ebrios que tomaron las llaves de un automotor. 300 retenidos se esperan por noche y “casa llena” muy frecuentemente.
 
Algunos muchachos no pueden ni moverse de tan tomados, otros se vuelven conquistadores, unos más son agresivos, decía convencida una de las toritas luego de haber tomado el curso sobre la psicología del infractor como parte de su capacitación para los operativos.
 
Sin lugar a dudas, las volantas para detectar a los conductores ebrios pondrán a prueba la honestidad de los funcionarios que la integran y también la eficacia de las autoridades.
 
Honestidad no sólo referente a no recibir sobornos para evitar caer en la CURVA sino también a que se les recogerán celulares, accesorios de joyería y billeteras, así que los chavos ya borrachos o inconscientes ni cuenta se dan de qué traían en la cartera al momento de su detención. Es ahí donde podrían desaparecer las cosas y por centenas la ganancia del pillaje se vuelve atrayente para los funcionarios corruptos.
 
Aunque la bandera del operativo es “salvar vidas” sin lugar a dudas también es una apuesta a la recaudación, junto con las fotoinfracciones en el Periférico, éste será uno de los renglones más redituables para la Secretaría de Movilidad, pues cada multa puede pasar los 12 mil pesos. Simplemente si en una sola noche 10 por ciento de los detenidos son menores de edad, sus padres ya tendrían que pagar a las autoridades de Movilidad unos 360 mil pesos. Esto sin contar los pagos de la lluvia de amparos que traen consigo este tipo de programas. A ver qué tan transparentes serán las autoridades al destinar los recursos obtenidos en programas que realmente beneficien a la ciudadanía.
 
A partir de este fin de semana la frase de moda y los chistes entre la muchachada antrera (sic) serán “que no te agarren en la CURVA”.
 
* Es periodista multimedia
Twitter: @adrianalunacruz
adriana@notiemp.com