Portal informativo de análisis político y social

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL CON MÉXICO

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL CON MÉXICO

Jun 25, 2011

La actual situación del País hace urgente concientizar a la comunidad internacional de una amenazadora tendencia en la joven democracia mexicana: judicializar la política y politizar la justicia. Académicos, editorialistas y políticos de los más diversos signos han señalado que algunas instituciones encargadas de procurar justicia y de trabajar por la seguridad pública han sido manipuladas con intenciones electorales y partidistas. En todas las regiones del País se ha hablado del uso de las Fuerzas Armadas como una herramienta de legitimación política. También se ha denunciado la conducción de estrategias contra el crimen organizado con fines políticos y el arresto de personas durante momentos clave de campañas electorales.

 

Por haber presidido el Partido Acción Nacional (PAN) en momentos trascendentes para la democracia mexicana, me preocupa especialmente que hoy, cuando tiene la alta responsabilidad de gobernar a México, algunos de sus líderes acosen y persigan a quienes expresamos opiniones discrepantes, ejerciendo presión tanto desde organismos del partido como gubernamentales. En muchos casos, estos ataques a la libertad de expresión han tenido que litigarse en tribunales. En por lo menos la mitad de las entidades federativas que componen la República Mexicana ha habido persecución contra militantes del PAN, situación por demás lamentable en una institución que descolló en el paisaje político internacional como referente de lucha pacífica por la democracia. Entre los numerosos casos de acoso a militantes, se encuentra el mío, que puede considerarse ejemplar: se busca expulsarme del PAN porque me inconformé por acciones arbitrarias de algunos dirigentes, mismas que han dañado al sistema de partidos. Es significativo del clima de censura que existe en México que en el expediente que se armó ex profeso para expulsarme se afirme, literalmente, que incurrí en un “abuso de libertad de expresión”.

 

En México, la institución encargada de proteger los derechos político-electorales del ciudadano es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), ante el cual he interpuesto un juicio. Debo advertir, sin embargo, que el TEPJF con frecuencia es presionado desde el Gobierno Federal y otras instituciones del Estado para que tome sus decisiones con base en criterios políticos incompatibles con la justicia constitucional.

 

Ciertamente este alto Tribunal tiene un historial en el que destacan decisiones que protegen los derechos de los ciudadanos, plenas de imparcialidad y apego a la ley. No obstante, el clima político se ha descompuesto tanto y las acciones de coacción se han recrudecido a tal nivel que ya ninguna institución está a salvo de la pesada mano gubernamental. México está reescribiendo viejos capítulos del libro de su historia. Ya habíamos dejado atrás la persecución de las ideas; ya habíamos consolidado la libertad de pensamiento y expresión; ya nos habíamos acostumbrado a que nuestra voz política se alzara con la fuerza de la democracia. Confío en que el Poder Judicial, representado en este caso por el TEPJF, se erija en baluarte de defensa de la libertad de expresión, esencia de la democracia.

 

Alertar al mundo

Desde el movimiento nacional Volver a Empezar, ya comenzamos a tocar las puertas de organismos internacionales. Hemos acudido a la OEA y a la UNESCO. También solicitaremos a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, tres acciones. Una visita in situ que compruebe que ya ha iniciado un proceso de deterioro de las libertades cívicas y los derechos políticos en México; la emisión de una recomendación en materia de Derechos Humanos, enfocada a preservar las libertades que con tanto trabajo hemos conseguido. Y la toma de medidas cautelares para proteger estas libertades. También solicitaremos a organismos no gubernamentales que envíen observadores internacionales a verificar específicamente el estado que guarda la libertad de expresión en México.

 

Proteger la libertad de expresión en 2012

En las campañas electorales del 2012 seguramente habrá fuertes señalamientos, mismos que podrían ser perseguidos desde el Gobierno usando la consabida tesis del “abuso de la libertad de expresión”. Es urgente proteger el debate democrático y la difusión de las ideas. Ya hay señales de la represión que podría sobrevenir. Al recordar que la prensa libre fue esencial en la construcción de la alternancia pacífica, es previsible lo que sucederá en el actual ambiente de intolerancia: si de la libertad de expresión surgió la democracia, seguramente desde la censura se empoderará el autoritarismo. Por todo ello, hoy más que nunca tenemos la obligación de proteger el debate libre y abierto, pues hacerlo es salvaguardar nuestra democracia.

 

http://www.twitter.com/ManuelEspino

E-mail: manuespino@hotmail.com