Portal informativo de análisis político y social

SON REFLEXIONES: Trump y los grandes intereses gringos

SON REFLEXIONES: Trump y los grandes intereses gringos

Feb 25, 2017

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Sócrates Campos Lemus

Tratar con político bruto o brutal, necio, impositivo, con toda seguridad, es un verdadero “dolor de muelas”. Ya me puedo imaginar al presidente, Enrique Peña Nieto, que como todos los presidentes del país está acostumbrado a que todos le acepten sus dichos, sus hechos y sus intenciones o imposiciones con un: “Sí señor presidente”, cuando tiene que enfrentarse a otro presidente, como Donald Trump, que cree que porque es presidente de EU tiene la posibilidad de ejercer brutalmente el poder de tal forma que le aceptan o le aceptan lo que él quiere, cuando en la realidad sus querencias y sus intereses se encuentran en los grandes intereses internacionales de las corporaciones gringas y no son propiamente los intereses del pueblo norteamericano al que solamente utilizan para que vote.

Vea la televisión idiotizándose cada minuto, tome sus seis de cervezas y coma sus pizzas, trabaje, pague sus impuestos, vaya a matarse en las guerras que son impuestas por los políticos imperialistas y las empresas que sostienen la economía de guerra de su país, consuma, ahora, las drogas legalizadas que el gobierno promueve para mantenerlos en la pendeja, y en fin, mientras el pueblo gringo se mata, se idiotiza, trabaja y se droga, los grandes empresarios que comanda Donald Trump, se llevan los miles de millones de dólares a sus cuentas bancarias, y no conformes con ello, también, quieren todos los dólares que puedan arrancarnos a los mexicanos, total, para ello cuentan con la ayuda de muchos políticos cobardes, castrados y entreguistas. Y en tales condiciones pensamos que debe ser muy difícil para el presidente Peña Nieto tratar con otro orate norteamericano que, como Gabino Barrera: no entiende razones andando en la jodedera…

Ese juego que establece Donald Trump, de por un lado enviar a sus funcionario de poder para hablar con los funcionarios mexicanos, dizque para entenderse, y obligadamente los “traten bien”, mientras él, por otro lado, continua con sus amenazas aclarando ante los empresarios gringos de que, “con México si se puede tener una buen relación pues bien, si no, no”, él no cederá hasta que se impongan las condiciones que nos pretende imponer como si fuéramos una colonia más del imperialismo yanqui y… bueno, a lo mejor me acelero, pero la verdad es que no lo sabemos los mexicanos, pero el entreguismo de los políticos, empresarios y financieros mexicanos, ha sido tal que ellos nos consideran y tratan como si fuéramos una colonia del traspatio de su país.

Nos compran materias primas baratas y nos venden productos elaborados caros, nos obligaron a dejar la producción agroalimentaria, y ahora, dependemos de ellos, pagando precios enormes por sus productos…en fin, con una lógica perversa, Trump, sostiene que los mexicanos hemos abusado de su país y por esa razón trata de imponernos nuevas reglas como si fueran los amos y no los socios que suponemos somos en la vecindad y en la realidad.

Podemos entender que el orate de Donald Trump crea que puede hacer lo que se le pegue la gana, violando los acuerdos y las leyes internacionales, imponiendo caprichos y sus intereses por encima de los intereses de los países, cree que nos doblegará con la expulsión de miles de mexicanos que trabajan en EU y han hecho su vida allá, la verdad es que esa postura le estará generando serios conflictos y problemas en la zona sur de los Estados Unidos ya que el rescate de la crisis inmobiliaria que puso a EU en condiciones de crisis económica, fue salvada por los inversionistas mexicanos que compraron casas en la región y llevaron sus recursos a la inversión de la zona, hoy en día los núcleos inmobiliarios están preocupados porque la política de Donald está provocando una crisis en la compra y venta de bienes, los agricultores que imponían precios de venta a los granos que importamos están preocupados porque no son la única fuente de abastecimiento a nuestras necesidades y podríamos no comprarles, con lo que sus precios se vendrían abajo y a ver cómo se comen su maíz… la mano de obra barata que sostiene la limpieza de casas, fábricas, restaurantes y hoteles se ve afectada, y por tanto, tendrán que pagar más por esos servicios… y sí, la verdad jode mucho este orate, pero también lo podremos joder más. Recordemos que la pulga no mata al perro, pero no lo deja trabar, dormir, ni hacer el amor o jugar al golf como lo hace este president…


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad