Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: Ahogan la circulación de vehículos

Tercera Instancia: Ahogan la circulación de vehículos

Nov 12, 2017

Por Modesto Barros González //

Las autoridades locales y estatales en 25 meses se han dedicado a estrangular la libre circulación de vehículos y parece que poco les importan los congestionamientos que se producen, además de gastar varios millones de pesos en esas obras que denominan “mejoras” a la ciudad.

Si bien es cierto que hace un año el Gobierno Municipal de Guadalajara dio una manita de gato para tapar los baches en varias calles como en la colonia Moderna, por señalar alguna, ahora iniciaron el reencarpetado de calles y avenidas en la misma zona. Ese tipo de obras permiten mejoras en la circulación de automotores, pero las genialidades que han hecho y siguen haciendo provocan todo lo contrario.

Apenas el pasado miércoles 8 de los corrientes, una empresa contratada por el gobierno tapatío arrancó las obras en la zona de la Vieja Central Camionera, por la avenida 5 de Febrero, donde funcionaron por muchos años cinco carriles de circulación y ahora quedarán solamente dos, según declaró el encargado de la obra Elías Daniel Malecón, para quién además se trata de un trabajo de “paisajismo urbano”.

El constructor tuvo el descaro de decirle al reportero de Notisistema José Luis Jiménez Castro, que “tenemos que hacer que la ciudadanía se acostumbre a caminar un poquito más, este es el tráfico que se deriva por tanta ruta de camión urbano y además la llegada de los autobuses foráneos a la central, vamos a dejar dos carriles nada más”.

Es lógico que él y su empresa ganan con ese tipo de obras y tiene que defenderlas, pero seguramente llegó al punto donde fue entrevistado en una moderna y lujosa camioneta, no llegó caminando. Lo dice solamente para disculpar las molestias que provocará la obra a comerciantes, autobuses foráneos de pasajeros y los cientos de automotores que por ahí han transitado por tantos años.

Otra obra que ha provocado molestias, en este caso de la autoridad estatal, es la “flamante” y costosa que hizo la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) en la calle López Cotilla, donde dejaron dos carriles y colocaron muchos topes al gusto de algún experto, seguramente.

Que decir de la avenida México, con las “modernas” ciclovías” que en algunos de los puntos dejaron solamente dos carriles para los vehículos y uno muy ancho para las bicicletas que poco se usan.

Otra reducción de carriles se hace en la avenida Alcalde, a cargo del Gobierno del Estado en el llamado Paseo Alcalde. Los comerciantes que ya han sido afectados por la construcción de la Línea tres del Tren Eléctrico Urbano seguramente lo resentirán más con la disminución de carriles para automotores.

Por desgracia no hay quien o quienes logren o quieran defender a los usuarios y a quienes trabajan o viven por las calles y avenidas intervenidas con las arbitrarias obras.

Otra de esas arbitrariedades tuvo lugar hace unos días en avenida Chapultepec, la cual fue cerrada desde el monumento a los Niños Héroes hasta la avenida México, para que una empresa de radio realizara un evento.

Desde el pasado viernes se estranguló la zona de la colonia Americana y la Moderna, sin haber señalamientos ni mantas advirtiendo las desviaciones y el cierre de la importante avenida, lo cual debieron haber hecho desde varios días anteriores.

Es lógico que la autoridad municipal no se iba a negar a la petición de la radiodifusora, pues casi está en campaña y poco le debe haber importado las múltiples molestias que ocasionaron.

Todo demuestra que las autoridades municipales y estatales hacen lo que les pega en gana y en el caso de Enrique Alfaro posiblemente siga así de llegar a ser el gobernador de Jalisco.

¡TIENEN MÁS PODER LOS MENOS QUE LOS MÁS! 

En el conflicto que viven los propietarios de las tradicionales Calandrias en el Centro Histórico de Guadalajara, el tironeo sigue a todo lo que da, con la desventaja para ellos que el actual gobierno de la ciudad parece que está encaprichado en cambiar los vehículos de tiro por carros con motor que no se pueden llamar calandrias.

El pasado jueves el dirigente de los llamados “buenos”, o sea Calandrias con caballos, Rafael Méndez, explicó que ya cuentan con una amparo de la justicia federal y declaró: “Mira de antemano te digo que ya tenemos amparo, nosotros no vamos a permitir, o sea, nuestra postura es que no entren, verdad, y ya según lo que pase y si los meten a fuerza y por ley lo dejan pues ok, pero a nosotros que no nos muevan para nada… ¿habrá un momento en que trabajen calandrias con caballos y calandrias motorizadas?… no sabría decirte, nosotros vamos a tratar de impedirlo”.

Como era de suponerse el ayuntamiento de inmediato desmintió que lograron una suspensión o amparo.

Se ha informado que en total operan 55 calandrias debidamente autorizadas, pero una docena de propietarios han sido “convencidos” para cambiar al sistema de tracción por motor eléctrico y que los suministrará la empresa Kadled, la cual tendrá 20 años de concesión y podrá libremente colocar la publicidad que quiera en cada automotor, no calandria.

Los inconformes con el nuevo vehículo son los más, alrededor de 33, los cuales se están defendiendo como gatos panza arriba para que no les despoje el actual gobierno municipal su fuente de trabajo.

Cabe hacer mención que los modernos vehículos tienen un precio estimado de 500 mil pesos cada uno y que se entregarán en comodato a los actuales dueños de las calandrias tiradas por animales, y que el “benévolo” gobierno municipal pagara el costo del seguro de las unidades, según se ha informado.

El conflicto seguirá para varios meses y no se sabe si le alcanzará al presidente municipal Enrique Alfaro Ramírez dejarlo solucionado antes de pedir licencia al cargo para irse a su campaña política, así que dejará otro conflicto más.