Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: Cuidando la chuleta

Tercera Instancia: Cuidando la chuleta

Jul 15, 2017

Por Modesto Barros González //

Muy desafortunada la declaración de Margarita Sierra, flamante titular del Consejo Social de Participación Ciudadana del Gobierno Municipal de Guadalajara, quien defendió el gasto de tres millones de pesos del ayuntamiento para el proceso de ratificación de mandato.

Margarita Sierra, actual socia y directora de la Universidad de Medios Audiovisuales hace muchos años también fue la responsable de la Feria Internacional del Libro (FIL) de la Universidad de Guadalajara (de 1987 a 2001), donde por cierto se daba gusto gastando los recursos. Tan solo hay que recordar cuando fue de viaje a la Feria Internacional del Libro en Frankfurt, Alemania, a donde se llevó hasta el “perico”, a sus nietas y a las nanas de sus nietas en primera clase como seguro sentía que ella se merecía, sin importarle el oneroso gasto a cargo de la universidad pública. En ese entonces también le debe haber dado “flojera” que se le cuestionara.

La responsable del Consejo Social de Participación Ciudadana será la organizadora de todo el proceso para la ratificación de mandato de Enrique Alfaro Ramírez, quien ha dicho que en su momento respetará si la “sesuda encuesta” que realizarán el próximo 27 de agosto lo mantiene en el cargo o solicita la licencia de separación, como han anunciado algunos alcaldes de la zona metropolitana.

Aunque es casi seguro que no se irá a su casa, con todo y las múltiples críticas por el millonario gasto en la capital de Jalisco que de un plumazo fue elevado a tres millones de pesos, siendo que al principio se estimó en alrededor de 700 mil pesos. Nada más queda esperar los pormenores de la encuesta y recibir el resultado de cada boleta en las casillas que instalarán.

SIGUE MAL Y DE MALAS RUIZ ESPARZA

Una vez más del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien tiene la casa encendida y no sabe cómo controlar el siniestro. Como casi siempre su actuar ha sido evasivo y arrogante, muy mal se ha visto en el gravísimo accidente provocado por un socavón en las cercanías de Cuernavaca, Morelos.

En el percance perdieron la vida dos inocentes, padre e hijo, lo cual estremeció los sentimientos de la mayoría de la población local y nacional.

El presidente Enrique Peña Nieto ordenó el despido inmediato de quien fungía como delegado del Centro SCT de Morelos, y se iniciaron las investigaciones por la negligencia que tuvieron empleados de la dependencia al hacer caso omiso al oportuno aviso que varios días antes hicieron vecinos cercanos al lugar del socavón en la autopista.

En su momento entregaron fotografías de un ducto bajo la carretera que estaba deteriorado por el constante paso de agua pluvial. Las varillas del tubo de un metro de diámetro se apreciaron en dichas gráficas.

El agua ya estaba socavando debajo de la cinta asfáltica de la “nueva” carretera que costó un dineral y como era de suponerse no resistió el peso de los vehículos, por desgracia el de los dos hombres que perdieron la vida.

Todavía no se sabe qué le debe el presidente Peña Nieto a Gerardo Ruiz Esparza, quien está muy protegido y le ha perdonado todo. Se ha convertido en el funcionario intocable del Gobierno de la República.

Con la elevada protección que tiene el titular de la SCT, aunado a lo “sencillito” que es en su trato y la arrogancia que le caracteriza, la dependencia tiene la peor imagen, al no cumplir lo que ofrece en varios temas.

Ahora se dice que el peritaje que hacen en el “socavón de la muerte” tardará varios días, seguramente para enfriar el ánimo de la población indignada y molesta por lo ocurrido, ya que sí se pudo haber evitado. Por lo pronto el “poderoso” Ruiz Esparza, seguirá en el cargo sin que nada ni nadie le moleste, total “viva México”.

E-mail: mobago1948@gmail.com