Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: De luto

Tercera Instancia: De luto

Sep 9, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 81
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    81
    Shares

Por Modesto Barros González //

Después de siete meses de no participar en el Semanario Conciencia Pública de mi excelente amigo Gabriel Ibarra Bourjac, me permito y me permiten nuevamente y con mucha tristeza hacer un humilde reconocimiento a nuestro amigo José Antonio Fernández Salazar, quien el pasado miércoles 3 de septiembre dejó de existir luego de la tremenda lucha que libró con la terrible enfermedad del cáncer.

Pepe, como muchos le decíamos, aunque nunca le gustó que así le dijeran, siempre se caracterizó por tener un fuerte carácter y ser muy responsable en su trabajo.

Vivimos y convivimos más de 25 años, pero siempre tuvo la sonrisa en boca, era por demás alegre; aunque mucha gente lo calificaba como hosco y hasta creído era todo lo contrario y puedo decirles, porque lo conocí bien, que era hasta humilde, pero eso sí nunca dejado.

Siempre le molestó la injusticia y se enfrentaba a quien llegara a cometerla aunque le llevara a perder su amistad y hasta el habla, como los saben bien varias personas, principalmente políticos.

Respecto al programa de televisión en Canal 4 de Televisa Guadalajara (Foro al Tanto y después Foro GDL), que arrancó el domingo 20 de noviembre de 1996 y al cual me invitó a participar desde su inicio, siempre fue su decisión del tema a tratar aunque escuchaba sugerencias pero debía ser de actualidad e interés para el teleauditorio.

Así se desarrollaron programas muy exitosos y con una alta teleaudiencia como los que se hicieron con el también ya desaparecido Taurus do Brasil, los de Jaime Maussan y sus fenómenos extraterrestres, los de comediantes y muchos más.

En los más de 970 episodios y durante cada domingo por 21 años y varios meses se transmitieron más de 700 temas distintos, algunos de ellos se repitieron por la importancia de los mismos.

Vale reconocer que los temas de salud fueron muy aceptados por los televidentes y siempre con el gran apoyo de los respectivos directivos y cuerpo médico de los Hospitales Civiles de Guadalajara y de la Secretaría de Salud, y otros organismos del sector.

José Antonio con muy pocas personas tuvo conflicto, sin embargo fueron pocos sus amigos cercanos entre los que destacan los de su juventud como Luis Haro, Jorge González Castaños, Joaquín Jiménez, Salvador Verduzco, por señalar algunos y no tener en la memoria el nombre de otros más pero no eran muchos.

Otro grupo de amigos con los que convivió los viernes fueron en su mayoría periodistas que comenzaron a reunirse en el restaurante Arthurs, para luego ser acogidos en la casa de Rubén Bautista y después a la de Juan Montaño en la calle Santa Mónica, a la que apodaron “La Vecindad”.

A las agradables reuniones acudieron los amigos que ya en paz descansan: Héctor Morquecho Ibarra, Chema Pulido, Marco Antonio Nava y también los principales promotores y organizadores, los hermanos Rubén y Alberto Bautista Inocencio, así como la amiga y compañera de conducción de José Antonio, Claudia Rebeca Reynoso. Otros asistentes asiduos eran Gerardo Rico, Conny Ochoa, Perlita Rodríguez, José Luis Estrada, Gilberto Pérez Castillo, Ana Laura Chávez, por señalar algunos de ellos.

Es de justicia reconocer y José Antonio siempre lo haría, el estrecho lazo de amistad que tuvo en los últimos 20 años con Guillermo Otto Camarena Niehus, con Polín Rubio, Alfredo Barba Mariscal, Armando García Estrada, Arturo Zamora Jiménez, Jesús Casillas, Gabriel Ibarra Bourjac, Héctor Corona, y algunos más.

La gran mayoría de todos los anteriormente mencionados guardaremos la tristeza de su desaparición por muchos años y será el tiempo el que nos vaya dando la resignación de la tremenda pérdida del gran amigo que siempre fue.

Descanse en Paz José Antonio Fernández Salazar.


Compartir en redes sociales:
  • 81
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    81
    Shares
468 ad