Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA: HASTA AHORA SE ASUSTAN

TERCERA INSTANCIA: HASTA AHORA SE ASUSTAN

Dic 17, 2011

El artero asesinato e inhumación clandestina de cinco personas en las instalaciones de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG) han desatado una serie de declaraciones de funcionarios y la reprobación de la población en general. Con todo y que la dirigencia del grupo estudiantil se quiere lavar las manos, su probable responsabilidad de encubrimiento puede inculparlos.

 

¿Cómo es posible que no se hayan dado cuenta que habían privado de la vida a los cuatro jóvenes y al padre de uno de ellos? Cuando los hechos supuestamente ocurrieron la noche del pasado viernes 10 de los corrientes o la madrugada del sábado, pues además a tres los enterraron en la cancha de frontenis.

 

Si los dirigentes legistas llegaron hasta el lunes, debieron de haberse dado cuenta que en el cemento estaba fresco y por consiguiente debieron de haber preguntado qué había ocurrido, pues durante años estaba bien. Lo que también es sospechoso es que desaparecieron y nadie acudía a las instalaciones del grupo estudiantil hasta que llegaron las autoridades ministeriales y del Instituto de Medicina Forense.

 

Hasta el regidor de Tonalá, Mayo Ramírez, no se podía localizar hasta varios días después, seguramente para no meterse en el caso tan espinoso. Ahora, a río revuelto, salen voces que quieren sacar ventaja y pretenden apoderarse de esas instalaciones, hasta el propio gobernador Emilio González Márquez, dijo en la Ciudad de México que se los quitará.

 

Los políticos asombrados dicen que el edificio se le debe quitar a la FEG, por todo lo ocurrido. También se llaman a sorprendidos por haber salido a la luz pública que algunos miembros de la agrupación cobran cuotas a comerciantes que operan afuera de secundarias y algunos otros centros de estudios, lo cual no es nuevo y lo han practicado desde hace muchos años.

 

Hasta donde se sabe, también los de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) hacen lo mismo con los comerciantes en preparatorias y algunas facultades, con la complacencia de las autoridades municipales y de la misma Universidad de Guadalajara (UdeG), sin que nadie haya detenido ese tipo de cobros forzosos.

 

Por qué el mismo Gobernador del Estado cuando fue presidente municipal de Guadalajara, no exigió a la FEG que devolviera el edificio que es propiedad del Gobierno que entonces encabezaba y mucho menos suspendió el cobro de cuotas a comerciantes, como ya lo hacían y seguramente su cuerpo de inspección de espacios abiertos se lo hicieron saber.

 

Por lo que toca al rector general de la UdeG, Marco Antonio Cortés Guardado, ahora se quiere rasgar las vestiduras, hasta encabezó una manifestación contra los hechos en la FEG, mientras consciente lo que hacen los de la FEU, afines a sus intereses particulares. También ahora resulta que un sujeto identificado como “El Tatuado”, según datos proporcionados por el presidente de la FEG, Israel Mariscal, pudiera ser el responsable de los crímenes, como si fuera un supercriminal que pudo someter a las cinco personas y ocupaba el cargo de velador de ese edificio.

 

Las víctimas y dos más que los acompañaban pero se retiraron antes, no llegaron a hablar con “El Tatuado”, sino que algunos de los que dirigen la agrupación o por lo menos quienes se encargan de exigir las cuotas a los comerciantes, sin embargo tratan de culpar de todo al misterioso velador.

 

Después del niño ahogado ahora sí deben tapar bien el pozo y poner soluciones a la red de extorsión que opera contra los comerciantes que se encuentran fuera de secundarias, preparatorias y facultades, para que las cuotas que paguen llegue a las autoridades de cada municipio, no a grupos estudiantiles.

 

También es buen tiempo para que el Gobierno Municipal de Guadalajara, recupere el predio que ocupa la FEG y lo pueda utilizar mejor, mientras los de la agrupación estudiantil tendrán que buscar otro lugar para seguir con sus funciones que legalmente le deben de cumplir. Mientras tanto los familiares de los asesinados tendrán que pasar una muy triste Navidad y Año Nuevo, y que ojalá sean detenidos los arteros criminales.

 

E-mail: mobago1948@gmail.com